Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

“Queremos una escuela de todos y con todos”, expresa el profesor Juan Farina sobre uno de los puntos clave con los que se postula para ser director del Instituto Politécnico Superior, de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Farina encabeza una de las dos listas que se presentan este miércoles 6, en lo que será una elección histórica: por primera vez esta máxima autoridad será elegida por docentes, estudiantes, no docentes y graduados de la institución. Hasta entonces la designaba el rector de la universidad.

“Nuestra propuesta se inscribe en la misma línea de hacer una universidad pública popular, feminista, de excelencia y comprometida con el medio”, destaca Farina sobre los principios en los que se apoya su lista Democracia y Soberanía Politécnica. Son dos las propuestas que se presentan para presidir el Poli: una la encabeza Farina, la otra el profesor Flavio Pricco.

En charla con Redacción Rosario, Farina define un lugar relevante en su proyecto para la educación sexual integral (ESI), sobre la que considera necesario aplicar en forma transversal a todas las materias, además de sumar una secretaría que atienda las problemáticas y temas propios que derivan de esta educación.
Farina marca también la importancia de diseñar planes de estudio que atiendan a un “proyecto dinámico, flexible, que permita pensar en una educación técnica que responda a la actualidad”. “Valoramos la educación técnica y de excelencia”, subraya sobre los pilares determinantes en su plan de trabajo.

Entre otros aspectos que hacen a una futura gestión está el ingreso. Analiza la posibilidad de extender a un año la duración los cursillos de nivelación para quienes quieren hacer el secundario en el Poli. “Es importante que la universidad tome la posta y ofrezca esta posibilidad, sino la mayoría termina preparándose en forma particular”, dice en plan de igualar en oportunidades y no limitar así el ingreso a quienes pueden prepararse en forma privada.

Algo urgente a atender –señala– es validar los títulos secundarios, que por falta de gestión no han sido articulados a nivel oficial y este año (2019) hará que los estudiantes egresen sin contar con los títulos reconocidos a nivel nacional. También apunta sobre la importancia de trazar un acompañamiento en los trayectos profesionales propios de la formación técnica.

No quedan fuera de estas iniciativas –repasa Farina– atender el anexo del Politécnico que funciona en Granadero Baigorria, para mejorarlo y sumar tecnicaturas.

Juan Farina reivindica la participación de las y los adolescentes en el centro de estudiantes. “Hay que escuchar sus reclamos”, dice de este compromiso que asume el estudiantado organizado, y que estima hay que potenciar a través de la Secretaría Estudiantil. “Nuestra idea –continúa– es pensar en una escuela de todos y con todos. Por eso para elaborar el proyecto (de la lista que encabeza) hablé con los jefes de los distintos departamentos, para sumar cómo pensaban a la escuela. Lo mismo, con las y los estudiantes”.

También figuran en la agenda de las urgencias a atender la infraestructura escolar, a través de un plan que señale las prioridades. “Arreglar de manera urgente los baños que están en estado catastrófico” es una de las emergencias. También responder a la falta de agua, entre otros ejemplos que urgen.

La revalorización del trabajo del personal no docente es también parte de este proyecto. Este sector ejerce una labor –dice el profesor– de apoyo decisivo al proceso de enseñanza. “No está solo para limpiar la escuela”, observa.

La dirección del Politécnico tiene a su cargo, además de la escuela secundaria, el terciario donde se dictan carreras técnicas universitarias. Aquí también Farina apunta a un proyecto que pondere esta oferta académica y la salida laboral de los títulos.

En el proyecto que encabeza Farina está potenciar un plan de capacitación docente y de vinculación con las distintas facultades de la UNR. Además de promover acuerdos –en este mismo sentido de formación– con las graduadas y los graduados que participan en distintas universidades.

Juan Farina es el jefe del departamento de física del Politécnico, docente de la institución. Es ingeniero electricista (orientación electrónica) y magíster en docencia universitaria, ambos títulos de la universidad pública. Hasta este año –y durante dos períodos consecutivos por estatuto– presidió la Asociación de Profesores de Física de la Argentina.

Es conocido públicamente por haber entusiasmado a cientos de chicas y chicos a sumarse a las olimpíadas nacionales e internacionales que promueven el conocimiento científico. Y más allá que el motivo principal de estas participaciones haya sido conocer, disfrutar haciendo ciencia, las chicas y chicos formados en la educación pública siempre han vuelto con medallas.

Elección histórica

La decisión de elegir al director o directora del Poli por el voto directo de los cuatro claustros es una resolución del rector de la UNR, Franco Bartolacci, de septiembre de este año. A partir de la jubilación de la actual directora del Politécnico decide establecer un “procedimiento que se enmarque en criterios de democratización” para designar al nuevo director o nueva directora. De allí que, de ahora en más, esta designación se realizará “por el sistema de voto directo, ponderado, presencial y por boleta única”. La ponderación se refiere a las siguientes proporciones de votos: un 50% del voto docente, el 30% de los estudiantes, un 15% del personal no docente y el otro 15 por ciento de los graduados.

Este miércoles 6 de noviembre, desde las 8 de la mañana y hasta las 21, será la primera vez que se ponga en práctica la designación por la vía democrática del voto. La decisión fija un antecedente importantísimo para el resto de las escuelas preuniversitarias de la UNR. También para la aprobación de la Ciudadanía Universitaria para estas instituciones, que aspiran se trate y defina durante la Asamblea Universitaria de la UNR.

El Instituto Politécnico Superior “General San Martín” –se lee en el sitio ips.edu.ar– nació como Escuela Industrial de la Nación, creada por ley en 1906. Comenzó a dictar clases en 1907 y en 1920, pasó a depender de la Universidad Nacional del Litoral, como anexa a la Facultad de Ciencias Matemáticas, Físico-Químicas y Naturales aplicadas a la Industria. Por Decreto Nacional del 25 de junio de 1970, el Instituto Politécnico pasó a ser dependencia directa de la Universidad Nacional de Rosario.

Más notas relacionadas
  • César Oxley

    Pasión por la escuela

    “Si pretende ser un buen gremialista, sea un buen docente”, decía y defendía el maestro C
  • La orquesta va a la radio

    En tiempo de pandemia, la sinfónica infantil y juvenil de barrio Tablada dice presente a t
  • Tema del día: Nunca Más

    El Museo de la Memoria ofreció un curso en Derechos Humanos a la docente que posteó la fig
Más por Marcela Isaías
Más en Ciudad

Un comentario

  1. Avatar

    Raul Lito

    06/11/2019 en 12:14

    Me extraña que la suma de los porcentajes de ponderación de votos dá 110 %, que mal está el Poli

    Responder

Dejá un comentario

Sugerencia

Piden “botón rojo intermitente y planificado”

Según la Asamblea de Trabajadorxs por la Salud Colectiva, con menos casos en el sur provin