El nuevo gobierno nacional genera grandes expectativas en empresas recuperadas y cooperativas de trabajo, que necesitan una reparación urgente del daño provocado por el macrismo para poder ser protagonistas de la lucha contra el hambre y la reactivación económica.

De aquí en más, cuando cualquier empresa recuperada o cooperativa de trabajo haga un repaso de los momentos más críticos de su historia, el período macrista se sumará a esa lista de recuerdos amargos a la misma altura que la hiperinflación del 89 o la recesión del 2001. Lo que habrá que ver ahora es si en la etapa que se inicia se cumplen todas las expectativas positivas generadas por el nuevo gobierno nacional en ese castigado sector de la autogestión. Las menciones de Alberto Fernández a las cooperativas y la economía social y popular en su primer discurso presidencial multiplicaron la esperanza; y estos son días de definiciones de políticas públicas y de nombramientos de quienes tendrán la responsabilidad de ejecutarlas. En cuanto a las prioridades que se deberán tomar, vale repasar la agenda que las distintas organizaciones de la autogestión fijaron en los últimos meses, cuando el olor a triunfo del Frente de Todos comenzó a sentirse con cada vez más intensidad: reparación urgente de la caída en los ingresos de trabajadores y trabajadoras a través de refuerzos directos en sus salarios, expropiaciones definitivas y efectivas de las empresas recuperadas, fortalecimiento y promoción de las cadenas productivas del sector, reconocimiento legal de derechos laborales, sociales y previsionales.

Estas cuestiones puntuales planteadas por los propios actores de la autogestión son claves para que el sector pueda asumir el protagonismo al que se lo convoca desde el gobierno nacional, con la mirada puesta en dos urgencias principales, como lo son parar el hambre y reactivar la economía y el trabajo. A eso apuntó Alberto en su discurso en el Congreso Nacional. A eso apuntan, hace años y gobierne quien gobierne, la enorme mayoría de las empresas recuperadas y cooperativas de trabajo.

Primeros interlocutores

En el inicio de la nueva gestión nacional, las primeras definiciones para el mundo de la economía social llegaron por el lado de la cartera que conduce Daniel Arroyo. El titular del Ministerio de Desarrollo Social ya puso en funciones a Mario Cafiero como nuevo presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes). Se trata del organismo de control y promoción del cooperativismo y el mutualismo, que cuenta con un directorio integrado por representantes de esos ámbitos y del Estado sobre cuya futura conformación aún no hay confirmaciones. Arroyo también designó a Emilio Pérsico como secretario de Economía Social, en un guiño a los llamados movimientos sociales, que encontraron en el cooperativismo una herramienta de organización acorde a sus necesidades. Junto con Pérsico, referente del Movimiento Evita y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep), llegan a subsecretarías y direcciones del Estado representantes de otras organizaciones como Daniel Menéndez, de Barrios de Pie y Rafael Klejzer, del Movimiento La Dignidad, también integrante de la Ctep. En el mismo ministerio, se creó además una Dirección de Empresas Recuperadas que estará a cargo de Eduardo Murúa, el Vasco, referente de uno de los varios movimientos y organizaciones que agrupan a la autogestión en el país.

Menos certezas hay, hasta ahora, en los otros dos ministerios nacionales que prevén políticas para empresas recuperadas y cooperativas de trabajo. Por el lado del Ministerio de Trabajo, a cargo de Claudio Moroni, lo que se espera es la reactivación del Programa de Trabajo Autogestionado, prácticamente vaciado durante el macrismo. Allí, varias sectores han expresado su respaldo a la actual coordinadora del programa, Franca Venturi, que sobrevivió en su puesto y apuesta a poder volver a dar respuestas. 

En el Ministerio de Producción, en tanto, se trabaja en la concreción de lo que dice el artículo 19 del flamante decreto que lo recreó: “Participar en la elaboración de políticas, objetivos y acciones atinentes al desarrollo y consolidación de las Cooperativas y Mutuales, así como también la actualización de la legislación aplicable con la participación de los sectores involucrados en el ámbito de su competencia”. 

Desde la cartera de Producción, el ministro Matías Kulfas apuesta al vínculo de varios años que sostiene con otros referentes como José Abelli –otro Vasco, en este caso rosarino– y Francisco Martínez, de la cooperativa Textiles Pigüé, un emblema de las empresas recuperadas.

Una vez definidos estructuras y nombres que faltan, habrá que ver cómo se coordinan las políticas de los tres ministerios para no desperdigar recursos y esfuerzos. Y para que los recursos y esfuerzos que pusieron trabajadoras y trabajadores autogestionados para sostener sus empresas y cooperativas estos últimos cuatro años no hayan sido en vano.

La agenda de las autogestionadas

De cara a los nuevos tiempos políticos, los medios de comunicación cooperativos nucleados en la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra) definieron prioridades de trabajo. “Reparación, igualdad, federalismo y reconversión tecnológica en la agenda”, son algunos de los principales ejes.

Las demandas centrales de un sector que atravesó con muchas dificultades los cuatro años de neoliberalismo macrista, pero que en base a solidaridad y compromiso sobrevivió para contarlo son recuperar con urgencia la caída de ingresos sufrida por los trabajadores y trabajadoras del sector en los últimos años, consolidar la labor iniciada respecto de la promoción de la igualdad de género, reactivar la tarea de conformación de una gran red federal de medios autogestionados y regionales y promover la reconversión tecnológica para la sustentabilidad de las empresas recuperadas y cooperativas dedicadas a la comunicación en sus diversos soportes.  

Las prioridades mencionadas fueron fijadas para la nueva etapa política nacional definidas por la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra) en una reciente reunión de Consejo Directivo ampliada realizada en la ciudad de Buenos Aires, en la sede de la cooperativa Eme Contenidos, editora de Oveja Negra. 

“Fijamos estos objetivos principales apreciando la realidad de los medios y del conjunto del sector de la comunicación, que es similar a la de los distintos rubros y actividades del movimiento de la autogestión”, indicó Julio Delgado, presidente de Fadiccra.

“Por ello en estos días en Buenos Aires continuamos el diálogo y la búsqueda de acuerdos con las distintas expresiones y organizaciones cooperativas y de empresas recuperadas, tal como lo venimos haciendo desde la fundación de nuestra organización hace una década”, añadió Delgado.

“En cuanto a la reparación por la caída de ingresos durante el gobierno de Macri, creemos que una de las grandes herramientas que hay que revitalizar es el Programa de Trabajo Autogestionado, dependiente del Ministerio de Trabajo de la Nación, que fue desfinanciado y acotado en estos últimos años”, añadió Delgado.

“Jerarquización y recursos es lo que esperamos para todas las áreas del Estado relacionadas con la autogestión, las cooperativas, la economía social, que a pesar de la debacle económica de estos últimos años privilegió y sostuvo los puestos de trabajo, aún a costa de sufrir una brusca caída de ingresos”, remarcó el dirigente cooperativista, quien remarcó que las nuevas autoridades “han expresado su voluntad de reactivar la economía, de generar trabajo; y en eso tenemos mucho para aportar, de forma muy dinámica, porque tiene que ver con nuestra concepción solidaria, con nuestra condición de empresas que buscamos ser eficientes y competitivas para incorporar más compañeras y compañeros, para mejorar la vida de nuestras comunidades”.

En cuanto a la promoción de la igualdad de género, en la reunión del Consejo se ratificó la decisión de incorporar a ese organismo de conducción un área dedicada específicamente a promover políticas tanto hacia adentro de la Federación como hacia afuera; a la vez que en la actividad periodística cotidiana, impulsando un tratamiento adecuado de la información con perspectiva de género, transversal en los medios de comunicación. 

Fadiccra integra a 30 cooperativas de prensa y comunicación de 17 provincias y actualmente su Consejo Directivo está integrado por representantes de las cooperativas Copegraf, de La Rioja; Eme Contenidos, de la ciudad de Buenos Aires; Comunicar, de Villa María; Ecomedios, de Bahía Blanca; La Masa, de Rosario y La Posta del Noroeste, de Lincoln. De la reciente reunión de Consejo Ampliada participaron también integrantes de las cooperativas La Qilqa, de Ituzaingó; La Prensa, de Resistencia y El Correo de Firmat.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Manolo Robles
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

Deuda externa: ¿paga Dios o se suspenden los pagos?

El ministro de Economía se cruzará por primera vez el 5 de febrero con la directora del FM