Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

China ya registró 26 muertes por coronavirus, informó este viernes la Comisión Nacional de Salud de ese país, mientras que las autoridades de la ciudad de Wuhan anunciaron la construcción express de un hospital con 1000 camas para tratar a los afectados por el virus. La obra se puso en marcha este jueves y la inauguración estaría prevista para principios de febrero.

En Argentina no se detectaron hasta el momento casos que podrían significar una amenaza. De todas formas, este jueves el Ministerio de Salud difundió un alerta epidemiológico y recomendaciones provisorias para evitar el contagio, dirigidas especialmente a quienes planean viajar al exterior.

La magnitud de la crisis desatada por la epidemia -por la que hay cerca de 35 millones de personas en cuarentena- afectó, inclusive, a los tradicionales festejos del año nuevo lunar chino, que debían comenzar este sábado y fueron suspendidos en ciudades como Pekín. Además, las autoridades cerraron de manera preventiva algunos de los sitios turísticos más populares, como el Templo de los Lamas, la Ciudad Prohibida y parte de la Muralla China.

Hasta el momento el gobierno chino decidió bloquear tres de las ciudades que presentan la mayor cantidad de casos de la enfermedad: Huanggang, Ezhou, y Wuhan. Fue en esta última donde se registró hace más de un mes el primer caso de la epidemia, detectado el 8 de diciembre, y que terminó con el fallecimiento del paciente, el 9 de enero.

De acuerdo con el reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que instó a China a mantenerse en alerta máxima aunque no declaró la emergencia sanitaria global, en total hay 887 personas diagnosticadas y afectadas.

Un hospital en tiempo record

Alrededor de cincuenta máquinas comenzaron las tareas para la construcción del nuevo hospital de Wuhan, la ciudad con 11 millones de habitantes que está en cuarentena desde este jueves. La obra para el establecimiento, que tendrá 25 mil metros cuadrados, se inspiró en el hospital que el gobierno chino construyó en 2003 en las afueras de Pekin, durante la epidemia del síndrome respiratorio agudo severo (SARS), que dejó en su momento más de 700 muertos. En esa ocasión, siete mil trabajadores levantaron y equiparon el edificio en una semana.

La ciudad de Wuhan planea imitar ese modelo y anunció que finalizará la obra dentro de diez días. El director del hospital será el médico Zhong Nanshan, destacado por su papel durante la epidemia del virus SARS. Para acelerar la obra y reducir los costos, el formato será el de los edificios prefabricados, según informó una de las empresas constructoras, que señaló que hay actualmente 100 obreros trabajando.

El gobierno toma medidas cada vez más estrictas

Según informó el canal estatal de televisión, el gobierno chino tomará medidas cada vez más estrictas. Además de las restricciones de transporte, que al momento afectan a 40 millones de personas en China, doce ciudades en los alrededores de Wuhan ya tomaron medidas de seguridad extremas y cerraron espacios de uso público. En las redes sociales, imágenes y videos compartidos por habitantes de las ciudades en cuarentena muestran hospitales con pasillos colapsados y salas de espera llenas.

Por su parte, el director del hospital de Hong Kong autorizado para tratar el virus, informó que el 97 por ciento de las camas del establecimiento están ocupadas y que se confirmaron dos casos de las 200 situaciones sospechosas, informó el medio internacional Al Jazeera.

Un año sin año nuevo lunar

Este sábado debían comenzar los festejos por el año nuevo lunar en China, que se celebra tradicionalmente durante quince días, con desfiles, ferias y espectáculos. Como medida de prevención, en Pekin así como en otras ciudades del país cancelaron los festejos. Las autoridades también cerraron dos de los sitios turísticos más populares de la región: el Templo de los Lamas y la Ciudad Prohibida. Otra de las atracciones que permanecerá cerrada es la Gran Muralla China, en sus secciones cercanas a Pekin y las zonas afectadas por el virus.

Controles y alerta alrededor del mundo

Si bien el virus todavía no está considerado por la OMS como emergencia sanitaria internacional, fuera de China se registraron casos y sospechas. El ministerio de salud del Reino Unido informó que de los 14 casos sospechosos, cinco fueron descartados pero aún hay nueve situaciones en observación. Todas las personas bajo estudio llegaron desde la ciudad de Wuhan, por lo que se sospecha que podrían haber contraído el virus.

Ante la amenaza de la enfermedad, el gobierno británico convocó a una reunión de emergencia para discutir sobre la propagación del coronavirus. El “Comité Cobra” será presidido por el ministro de salud, Matt Hancock. Por su parte, en Escocia, se creó un equipo médico especial que evaluó a cinco personas con síntomas sospechosos, como por ejemplo problemas respiratorios, que habían viajado desde Wuhan en las últimas dos semanas. Algunos de los síntomas que se manifiestan en las personas afectadas son parecidos a los de un resfrío: tos seca, dificultad para respirar, fiebre y fatiga.

Lejos de alcanzar el nivel de expansión que tiene el virus en China, en el resto del mundo se registraron casos y algunos gobiernos ya dieron su alerta epidemiológico. Cinco casos en Tailandia, tres en Singapur, y dos en Vietnam así como en Corea del Sur y en Japón, son algunos de los focos que aparecieron en estos últimos días. En Estados Unidos, al igual que en Taiwán, hay solo un caso al momento del que se confirmó el diagnóstico el lunes. Por su parte, el gobierno de Rusia canceló todos los vuelos hacia y desde Wuhan, tal como lo hizo una de las principales aerolíneas asiáticas.

Fuente: Página 12

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

El canto de las sirenas

Yo no sé, no. Pedro me cuenta que cuando era muy pibe jugaba a identificar las sirenas. Co