La situación del ingenio Las Toscas volvió a cobrar visibilidad a partir del corte de la ruta 11 que realizaron los trabajadores durante las primeras jornadas de esta semana. El panorama de las familias queda atrapado en un marco de incertidumbre donde la viabilidad de la producción se ve afectada por un proceso de deterioro que lleva varios años.

En ese sentido, el ministro de Producción, Daniel Costamagna, declaró a Redacción Rosario que a esta gestión se le “está tirando con mala fe un problema del gobierno anterior, porque sinceramente perder una cuenca cañera en tres gestiones es lamentable”. Al respecto, el ministro detalló que, al terminar la gestión de Jorge Obeid en 2007, había alrededor de 10 mil hectáreas de producción de caña e investigaciones en desarrollo para aumentar la producción y mejorar las técnicas aplicadas. Sin embargo, actualmente quedan 400 hectáreas y con rendimientos de baja calidad.

“Ante esta situación nos parece prudente acompañar la reconversión de los productores y buscar un esquema de contención de los trabajadores. Hoy se están atendiendo las cuestiones sociales desde las áreas de Desarrollo Social y de Trabajo, pero desde el ministerio de Producción trabajamos para buscar alternativas que sean viables”, aclaro el ministro.

Sobre las opciones para desarrollar en la región, Costamagna señaló primeramente que “por más que lo intentemos, no va a haber caña ahora, porque son procesos biológicos lentos” y planteó que “se están evaluando alternativas para replantear el esquema productivo”. Entre las producciones que pueden llegar a desplegarse en la zona mencionó la cría de cerdo y de pollos, la producción frutihortícola, apícola y la ganadería intensiva. En lo referido a la continuidad de la producción de caña, el ministro afirmó que los productores “no están convencidos” ya que hubo “quebrantos y desaliento” durante los últimos años.

“No le estamos cerrando la puerta a la producción de caña, pero la verdad es que muchos productores se reconvirtieron y la caña que nos queda no es de buena calidad”, expresó Costamagna, quien afirmó que la posibilidad de avanzar en la producción de bioetanol y producción de carne por derivados, una de las opciones de inversión más fuertes que surgieron en los últimos meses, no es “una locura ni una utopía” y que “puede ser una salida para lo cual necesitamos producir mayor cantidad de caña. Nosotros podemos acompañar, pero no podemos decirle a la gente lo que tiene que hacer”.

En cuanto a la salida a través de una expropiación tal como había sido sancionado en la Legislatura, Costamagna adujo que se trataba de una “simplificación del problema” ya que “no era viable ni desde lo jurídico” traspasarle el ingenio a la Comuna. “Nosotros hemos acompañado los procesos productivos, pero no podemos vender humo. No hay suficiente responsabilidad en cuanto a las propuestas”, remató el ministro.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por $300  por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tus dispositivos, y los sábados, en tu casa, el semanario de papel El Eslabón.
Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
  • La construcción del personaje

    Un día Santa Fe despertó y entendió, por fin, su desorden. El principio ordenador de la po
  • La canción del Elegido

    ¿Por qué todo este dolor que parece será infinito? ¿Cómo es que todo un pueblo llora porqu
  • Licitar hasta vencer

    El gobierno busca fondos para enfrentar el asedio financiero al que viene siendo sometido.
Más por Lucas Paulinovich
Más en Política

Dejá un comentario

Sugerencia

La inflación de 2021 en Santa Fe acumuló un 50,7%

De acuerdo al registro del Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec), en diciemb