La medida del gobierno nacional de no extender el congelamiento del precio de los alquileres y la suspensión de desalojos cayó mal en las entidades locales defensoras de inquilinos. Exigen que antes haya una solución sobre el endeudamiento del sector.

Desde la Asociación Inquilinos Rosario y la Consejalía Popular, entre otras entidades y referentes locales del sector, salieron al cruce del anuncio del ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, quien este martes adelantó que no habrá una nueva extensión del congelamiento de alquileres y suspensión de desalojos sino que se hará uso de las herramientas que generó la nueva Ley de Alquileres, mientras destacó los recursos que destina el Estado para generar soluciones habitacionales.

“La Ley de Alquileres se reglamentó y los desalojos tienen que pasar por el Ministerio de Justicia para mediación, ya no va a haber extensión del DNU”, dijo el funcionario en diálogo con Télam, en referencia a la medida adoptada por el Gobierno durante los meses de pandemia para proteger a los inquilinos.

El titular de la cartera de hábitat insistió en que “no hay extensión, lo más fuerte en la reglamentación de la Ley de Alquileres es la mediación de los desalojos y la inscripción en AFIP de los contratos”. Es que la Ley de Alquileres establece que el Ministerio de Justicia debe facilitar ámbitos de mediación y arbitraje gratuitos o de bajo costo para la resolución de conflictos derivados de los alquileres. De todas maneras, los argumentos no conformaron a los sectores defensores de los inquilinos.

Ariel D’Orazio, Coordinador del Consejo Asesor de Vivienda en la Oficina del Consumidor y referente de la Concejalía Popular, lamentó la medida: “El gobierno anuncia que la prohibición de desalojos finaliza el 31 de marzo, sin posibilidad de extensión y sin dar una solución al problema del Endeudamiento inquilino. ¿Alquilas? Que Dios te ayude a partir del 1 de abril”.

Por su parte, el titular de Asociación Inquilinos Rosario, Emmanuel Canelli se mostró con “mucha preocupación por varias cuestiones, primero por la manera en la cual se informó, por medios periodísticos”, ya que “nosotros siempre estuvimos a disposición para hablar con el Ministro, pero nunca pudimos concretar una reunión. Desde que asumió hasta la fecha hemos intentado por distintos mecanismos de generarla”.

“Estamos también preocupados –siguió Canelli en diálogo con el canal estatal santafesino 5RTV– porque sostiene algunos ejes como cuando dice que la Ley de Alquileres ya está implementada y nosotros vemos que va camino a implementarse pero hay cosas que aún no, como el tema del alquiler social, que sería fundamental para este esquema de salir del congelamiento”.

El referente de la entidad local recordó que “veníamos planteando desde septiembre que previo a salir de este congelamiento debíamos trazar una ruta en torno a una salida consensuada y trabajada en conjunto, entre inquilinos, propietarios, inmobiliarias”. Y agregó: “Vemos con buenos ojos las políticas de viviendas propias que se están estableciendo, pero creemos que no es la solución, y el Ministro hace hincapié en eso”.

“Nosotros vemos que hay que redistribuir de una manera equitativa las viviendas que ya hoy por hoy existen, y también estas nuevas que se construyan. Pero también plantea que el horizonte es de acá a tres años, y nosotros no sabemos si el 1º de abril tendremos el acceso a la vivienda garantizado”, expresó.

En tanto, desde el Frente de Inquilinos Nacional –que incluye a agrupaciones rosarinas de rubro– remarcaron que “las declaraciones del Ministro Ferraresi, son tristes y preocupantes”, al considerar que “anunciar que no se renovará el DNU que congela valores y prohíbe desalojos sin resolver el endeudamiento inquilino, es inentendible y repudiable”.

El decreto que congela alquileres y suspende desalojos finaliza el 31 de este mes, y a partir de ese momento los inquilinos que tuvieron dificultades durante la pandemia para cumplir con los contratos deberán comenzar a pagar en cuotas la diferencia acumulada.

Consultado sobre si se analizan mecanismos de ayuda para los inquilinos, Ferraresi señaló que cuando venza el congelamiento “podremos ver el universo de cuáles son las familias vulnerables y tendremos una política”, y destacó la importancia de “empezar a poner en función la Ley de Alquileres”.

Además, dijo que con el índice de actualización de los alquileres creado en la nueva ley “se va a poder generar condiciones económicas para ver cómo se ajustan los alquileres, y el Banco Central fija el índice que va a resguardar fundamentalmente que la evolución esté en línea con la posibilidad económica que tengan los inquilinos”.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Alberto Fernández: “La Argentina necesita que nos escuchemos”

El presidente entregó en la ciudad de General Roca la vivienda número 60.000 por parte del