Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Central y Newell’s se sumaron a la campaña nacional impulsada por Abuelas de Plaza de Mayo y plantaron árboles en sus instalaciones para recordar a los desaparecidos y mantener viva la Memoria.

El fútbol volvió a demostrar que tiene bien puesta la camiseta de los derechos humanos. En el marco de la movida Plantemos Memoria, impulsada por Abuelas, los clubes grandes de la ciudad realizaron sendas actividades en sus predios homenajeando a sus socios y socias víctimas del terrorismo de Estado y, en sus nombres, también a los 30 mil. En el acto de la institución rojinegra, además, gritó presente –desde una bandera con su rostro– el fundador de este periódico y fanático de la Lepra, Juane Basso, recientemente fallecido.

En Central, los familiares recibieron un carnet simbólico y cargado de emotividad. En Newell’s se llevaron el compromiso del vicepresidente Cristian D’Amico de abrir los padrones para iniciar una búsqueda con el mismo objetivo.

Reverdece la Memoria

El domingo 28, en una jornada gris y por momentos regada por una persistente llovizna, hinchas de Rosario Central se trasladaron al predio que el club posee en Arroyo Seco para acompañar la actividad organizada por la Subcomisión de Derechos Humanos de la institución auriazul. Allí se plantaron 11 árboles en recordación de la misma cantidad de desaparecidos a los que, en 2020, se les restituyó la condición de socios que nunca debieron haber perdido. “A mí me viene pasando algo, ahora de grande, que cuando iba a las marchas o actividades de pendejo no me pasaba, y es que me agarra una emoción muy grande y me quiebro”, confiesa Sebastián Francesio, hijo de Jorge Luis, uno de los canallas homenajeados, y agregó: “Fui con mis hijos, Ana y Santiago, vino mi hermana Soledad desde Buenos Aires, plantamos los árboles, que es algo simbólico pero que para nosotros significa muchísimo porque es una campaña de las Abuelas”.

El Seba Franchi, como le dicen los que lo quieren, indica que “nosotros lo que reivindicamos siempre es la militancia, pero los compañeros también le daban lugar a la pasión, en este caso por Central, así que contento por el hecho de que el club hace unos años participe de las marchas y tenga actitudes como esta, o como cuando pusieron los nombres de los socios desaparecidos en las camisetas con las que los jugadores salieron a jugar un partido”, y admite: “Y lo del carnet, que lo miro todos los días y no lo puedo creer. Aparte porque la foto que pusieron es de mi viejo con una camiseta original de Bóveda (Ramón, campeón con Central en 1971). Esa foto me la arrimó un compañero de mi viejo, Roberto Mac Laughlin, hace unos años, y la atesoro con mucho orgullo”. 

“Siempre supe que mi viejo era súper fanático de Central, pero no sabía que había sido socio. De eso me enteré a partir de la investigación que hicieron los compañeros. Todavía me acuerdo del día que Mai Di Pato me mandó la foto de los libros de actas señalando el nombre de mi viejo. Son esas sorpresas que te sigue regalando la vida”, rememora. 

Este heredero de la pasión por los azules y amarillos, reivindica que el planeta fútbol se haya comprometido en los últimos tiempos con las causas nobles. “Ver las banderas de Central en las marchas de los 24 de marzo, ver que los clubes se organicen y aporten su granito de arena en la construcción de Memoria, es un verdadero golazo”.

De esta manera, los once que se plantaron en el verde césped del campo de entrenamiento auriazul, además de Jorge Luis Francesio, fueron Felipe Rodriguez Araya, Carlos Alberto Belmont, Juan José Funes, Juan Carlos Gauseño, Miguel Ángel Gauseño, Miguel Ángel Labrador, Palmiro Labrador, Ángela Noemí Ponce, Antonio Tovo y Osvaldo Vermeulen. “Esto es una demostración de que Central no se olvida de ellos/as”, resaltaron desde la entidad de Arroyito luego del acto en el que estuvieron presentes el Prosecretario, Sebastián Martini; el Vocal, Cristian Marí, más integrantes de la Subcomisión de Derechos Humanos perteneciente al Área Social y referentes y militantes de la agrupación Hijos. 

De la tribuna para adentro

La movida rojinegra en el marco del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia estuvo comandada por la Peña Leprosa 17 de Octubre, que el pasado sábado pintó de blanco el emblemático pañuelo de las Madres en las paredes del mismísimo Coloso Marcelo Bielsa, luego de plantar el árbol en el Centro de Entrenamiento Jorge B. Griffa, que homenajea a aquellos socios y socias de Newell’s asesinados o desaparecidos por la más atroz de las dictaduras cívico militar que tuvo el país.

“Ellos le solicitaron al club hacer la plantación, le dijeron que sí, y la verdad que está bueno que los clubes aporten a reconstruir la historia de los compañeros”, dice Pablo Basso al resaltar el laburo del espacio leproso-peronista. “Después de que plantamos el arbolito habló Marianela (Sorrequieta), que es la presidenta de la peña, y contó un poco la historia de los compañeros, que algunos eran hinchas y otros también socios”, resaltó este militante político y hermano del entrañable Juane Basso, que también dijo presente –a través de una bandera con su imagen– durante la jornada. 

Del acto en el predio antes llamado Bella Vista participó el vicepresidente Cristian D’Amico, máximo referente del oficialismo. “Se le solicitó el acceso al listado de asociados para recuperar a los compañeros que fueron socios de Newell’s. Él asumió el compromiso de facilitar los padrones para identificar a los compañeros desaparecidos hinchas y socios, y se planteó esto de hacer el carnet, de reivindicar su vínculo como socio del club y su historia como militante desaparecido”, relató Pablo.

Sobre la importancia de que la pelota ruede también en campos como el de la Memoria y el de las causas justas, el hincha de la Lepra reflexiona que “el fútbol es parte del mismo proceso y es consecuencia de una lucha de muchos años, desde los compañeros que fueron víctimas, los organismos de derechos humanos, las Madres, las Abuelas, los Hijos. Todo eso, de alguna forma, empezó a sumar a un pedacito más de pueblo, hasta institucionalizarlo de alguna forma, ya que los clubes forman parte de las organizaciones de nuestro pueblo”.

En ese sentido, Basso apunta que “los sindicatos, los partidos políticos, todos en algún momento fueron sumándose a esta pelea que arrancaron las compañeras dando vueltas en la Plaza de Mayo”, y añadió al respecto: “Se dio de la tribuna para adentro, como se dan las conquistas del pueblo, que son de afuera para adentro, desde la calle hacia los palacios, de la calle hacia las instituciones. Esto está bastante instalado. Le falta, como le falta a todas nuestras reivindicaciones, pero creo que se avanzó un montón”.

Bandera en tu corazón

Entre las banderas rojas y negras que acompañaron a la Peña Leprosa 17 de Octubre, flameó en lo alto una con la figura de Juan Emilio Basso Feresín, conocido popularmente como Juane, co-fundador de este periódico y de la cooperativa La Masa –que lo edita– y referente ineludible de los organismos de derechos humanos de la ciudad, por su militancia en Hijos. “Apenas el Juane se nos fue, muchos de los primeros que se comunicaron conmigo fueron los pibes de Newell’s”, recuerda con un dejo de tristeza su hermano Pablo. “Porque ellos –sigue–, gracias al Juane, encontraron un espacio más cómodo en el club, en donde poder hablar y discutir sobre cosas que los clubes por ahí no tenían esa apertura”.

Y como los marzos ya no serán lo mismo sin el Juane, Pablo celebra los distintos homenajes hacia la figura de su hermano: “Se lo recordó, con su lucha, su militancia y en su vínculo con los clubes, porque ahí, sobre todo en Newell’s, afianzó un vínculo grande”. Y cierra: “Todo lo que tiene que ver con el Juane, o todo lo que se enmarca en el 24 de marzo y todos los días desde que el Juane se fue, para mí tienen que ver un poco con él. Siempre hay un rato para el Juane, todos los días. Y por supuesto que en ese momento, cuando vi la bandera, también”.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Santiago Garat y Facundo Paredes
Más en Deportes

Dejá un comentario

Sugerencia

Coronavirus en Argentina: murieron 537 personas en las últimas 24 horas

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó este jueves que se trata de la cifra más alta