Para seguir reclamando justicia por Bocacha Orellano, el pibe que apareció flotando sin vida en el Paraná tras ser visto por última vez en un boliche de La Fluvial, este domingo habrá un festival de bandas en vivo y bufet a precios populares.

Carlos Bocacha Orellano tenía 23 años cuando cayó al río en la madrugada del 24 de febrero de 2020, después de que lo echaran del boliche Ming River de la zona de la fluvial. Luego de que su cuerpo sin vida apareciera flotando en las aguas del Paraná, el caso se enmarcó bajo la figura de violencia institucional y hay dos policías y dos patovicas imputados y detenidos por su muerte. Este domingo, familiares y amigos de Bocacha realizarán un festival para renovar el pedido de justicia y “seguir transformando el dolor en lucha, y con alegría”, según adelantó su primo Juan Pablo Alancay.

“El domingo, con la Asociación Civil Carlos Bocacha Orellano vamos a hacer una nueva movida y esta vez la diferencia es que pudimos aunar fuerzas con las familias de Gerardo Pichón Escobar y de Franco Casco, que son casos emblemáticos de violencia institucional”, señaló Alancay, y agregó: “Arranca a las 12 del mediodía, en calle Garzón al 1300 bis de Empalme Graneros y se va a realizar durante todo el día, hasta las 19 aproximadamente.

A Bocacha le encantaba la música, tocaba el bombo en muchas peñas de folklore y también con los chicos de Central, por eso la música no puede faltar, y la cancha donde se hace el festival es la canchita del barrio donde Bocacha jugaba a la pelota, entonces es un lugar muy significativo para nosotros, para la familia y para el barrio que lo vio criarse ahí”.

“Bocacha era una persona muy alegre y eso se nota en lo que ha dejado. Sus amigos y toda la gente que lo conoció tiene un buen recuerdo de él, estaba siempre alegre y viendo lo que necesitaba el otro, por eso queremos mantener ese recuerdo alegre y seguir luchando por él y todos los casos de violencia institucional que pasaron en Rosario”.

Avance en la causa

“En la causa hoy hay cuatro personas detenidas, son dos policías que estaban haciendo adicionales en el boliche Ming y dos patovicas que son los que están más involucrados por parte de las declaraciones testimoniales sobre lo que ocurrió con Carlos esa noche”, detalló Juan Pablo Alancay, y agregó: “Estas cuatro personas están en prisión preventiva y esperando que se terminen algunos peritajes y reconstrucción del hecho. Faltan un montón de pruebas y por cuestiones burocráticas están demoradas”.

El primo de Bocacha reconoció que “si no fuera porque nosotros nos mantenemos activos y haciendo quilombo, no se hubiera avanzado” en el esclarecimiento del trágico episodio. “Así que seguimos esperando y nos mantenemos en movimiento para que esta causa no se olvide y no se pase de agenda como se pasan un montón de cosas en la agenda de la ciudad”, cerró.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Tras el reclamo del Instituto 22, Educación abrirá una mesa de diálogo

La subsecretaria de Educación Superior, Patricia Moscato, dijo que el pedido de esta comun