Una boca de expendio de zona oeste fue atacada a balazos este lunes por la noche, y se convirtió en la quita en padecer un episodio de similares características, y que llevó al sector a suspender el servicio nocturno el fin de semana.

La balacera se registró alrededor de las 21 de este lunes en la estación de servicio Dale Gas, ubicada en la esquina de Pellegrini al 4600, y Gutemberg, de la zona oeste de Rosario. Fuentes policiales y judiciales indicaron que dos personas dispararon desde una moto y escaparon sin llegar a herir a empleados ni al custodio de la policía, que no logró repeler la balacera.

No obstante, cuatro proyectiles alcanzaron a los vidrios del minimarket emplazado en el lugar, por lo que se registraron daños, de acuerdo a lo informado por las fuentes a la agencia estatal de noticias, Télam.

Los ataques a estaciones de servicio comenzaron el martes de la semana pasada con el cometido en el establecimiento ubicado entre las calles San Martín y Saavedra. Al día siguiente, el miércoles, fue atacada una estación de GNC ubicada en la calle Mendoza y la avenida Circunvalación.

El mismo día, pero en la localidad de Villa Gobernador Gálvez, fue baleada otra, mientras que el jueves se registró el cuarto episodio bajo la misma modalidad en la estación de servicio ubicada en la esquina de Ovidio Lagos y Gutiérrez, frente a la Jefatura de Policía II de Rosario.

A raíz de esos ataques, todos cometidos por personas que se movilizan en motos o autos, las autoridades del Ministerio de Seguridad decidieron reforzar la seguridad en alrededor 80 establecimientos del rubro en Rosario y alrededores, que desde el viernes último tienen asignada custodia policial.

La investigación se encuentra a cargo de la fiscal Valeria Haurigot, quien en declaraciones a la prensa había sostenido “que investiga otra forma delictiva de intimidación pública vinculada a demostrar cierto poderío”.

“En ninguno de los casos hubo pedido de dinero a cambio, que sería lo que configura el delito de extorsión”, explicó la fiscal de la Unidad de Balaceras del Ministerio Público Fiscal de Rosario.

La situación registrada la semana pasada precipitó la decisión de los dueños de estaciones de servicio nucleados en la Federación Argentina de Expendedores de Nafta del Interior (Faeni) a cerrar sus locales por la noche, y a exigir una “urgente” reunión con el gobernador Omar Perotti.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Caso Franco Casco: fuerte repudio a la consigna de los policías que son juzgados

Organismos de Derechos Humanos rechazaron enérgicamente la frase “30 mil razones para no v