La galería Estudio G inauguró la instalación Lectura de baño, del estudio de arquitectura integrado por Ezequiel Manasserí y María Sol Depetris. La exposición contó con la colaboración del artista y arquitecto Pablo Boffelli. 

Lectura de baño fue pensada para la presentación del libro No haremos ninguna arquitectura aburrida, una publicación que dio inicio a todo el proyecto y que en un principio se pensó como un fanzine de unas pocas páginas. La publicación terminó convertida en un grueso volumen que reúne un trabajo de varios años, abarcando el periodo que va de 2015 a 2020.

Con la idea de ampliar el concepto de arquitectura en su acepción habitual, tanto el libro como la muestra se nutren de un rico cruce de disciplinas. Planos, dibujos, objetos e intervenciones sobre el espacio se conjugan en esta muestra que mezcla arte, diseño y arquitectura.

Lectura de baño es una instalación cuyo montaje exquisito recrea un baño con sus dimensiones y elementos habituales. Sobre una cortina brillante de color plateado hay dispuestas dos obras de mediano formato. Son dibujos realizados por Manasserí Depetris pero intervenidos por Pablo Boffelli. Otro de estos dibujos se encuentra justo encima de una pileta instalada específicamente para la ocasión, en este caso ocupando el lugar del espejo de un baño.

Las sustituciones se suceden y se multiplican y generan todo tipo de sorpresas al espectador. En lugar de una columna, hay una altísima pila de libros. Son ejemplares de No haremos ninguna arquitectura aburrida que, uno encima del otro, forman un prisma que alcanza el techo. Sobre las paredes, justo detrás de la cortina de baño, se despliega otro conjunto de obras. Ocupan el lugar de los azulejos de un baño corriente. Se trata de todas y cada una de las páginas que componen el libro y que el espectador puede recorrer como si de un escondite se tratara. Están ordenadas de manera octogonal ocupando todo el alto de la pared. Son fotografías que señalan espacios y objetos, planos en axonometría y detalles de estructuras. Cada una de estas imágenes tan variadas tiene su pequeño atractivo y van llevando la mirada de un lugar hacia el otro. El libro pasa así de ser un simple objeto más a convertirse en un elemento constructivo. Un elemento que va tomando el espacio relacionándose con el de las formas menos esperadas.

Lectura de baño se puede visitar hasta el 15 de enero en Estudio G (Catamarca 1427, locales 12-24 de Galería Dominicis) de martes a viernes de 17 a 20.30. No haremos ninguna arquitectura aburrida, puede comprarse en la galería.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Gabriel G. Fernández
  • Al ritmo de los deseos

    Yo no sé, no. “Seguro que el tiempo va a cambiar”, se decía Pedro mientras miraba unas nub
  • Patio trasero y petróleo

    La reunión entre Washington y Caracas mostró a un Maduro firme, que dejó al descubierto la
  • Salarios sin sal, inflación picante

    Entre la interna del FdT y un crecimiento económico desigual, los ingresos se actualizan c
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Alberto pide más retenciones para separar precios internos de los internacionales

“Tenemos que hacer algo para que los precios internos se desacoplen de los internacionales