Funcionarios de Ucrania partieron este jueves a Bielorrusia para una segunda ronda de conversaciones de paz con Rusia, que se manifestó lista para dialogar pero dijo que continuará con su ofensiva en ese país hasta que deje de ser una amenaza.

Con señales de pocas probabilidades de un pronto acuerdo de tregua a una semana del ingreso de las tropas rusas en territorio ucraniano, la delegación ucraniana señaló que quería acordar, “al menos, corredores humanitarios” para la huida de civiles de los combates.

Por su parte, en Moscú, el canciller ruso Serguei Lavrov dijo que ya entregó a la delegación ucraniana sus exigencias en la primera reunión de hace tres días y que en la de esta jornada espera respuestas. El funcionario ruso dijo que Moscú estaba listo para retomar el diálogo pero que, mientras tanto, continuará con su ofensiva en Ucrania a fin de destruir infraestructura que Rusia considera una amenaza.

“Estamos dispuestos a negociar, pero continuaremos nuestra operación porque no podemos permitir que se mantenga en Ucrania una infraestructura que amenace la seguridad rusa”, dijo Lavrov, informó la agencia de noticias rusa Sputnik.

Rusia pretende el reconocimiento de Crimea, la península ucraniana que se anexionó en 2014, como territorio ruso y la desmilitarización, la “desnazificación” de Ucrania y la promesa de un estatuto de país neutro que frene su ingreso a la OTAN.

Además, el jefe de la delegación negociadora rusa, Vladimir Medinski, que es asesor del Kremlin, dijo este miércoles que una propuesta de cese del fuego estaba en la mesa de negociaciones y que aún era una opción viable, aunque las partes mantenían sus diferencias.

En ese sentido, el canciller de Ucrania, Dmytro Kuleba, dijo el miércoles que su país estaba listo para nuevas conversaciones con Rusia, pero que no aceptará “ningún ultimátum”. La reunión se realizará después de la caída en poder de Rusia de la sureña ciudad portuaria de Jerson, de 290.000 habitantes, situada a orillas del mar Negro. Se trata de la principal victoria hasta ahora de las fuerzas rusas, que prosiguen su ofensiva en ciudades orientales, como Jarkov o Mariupol.

Un millón de refugiados

El recuento de 1 millón de huidos de Ucrania del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) representa un éxodo a un ritmo sin precedentes en lo que va del siglo y equivale a más del 2% de la población de 44 millones de personas del país europeo, dijo el organismo, que predice hasta 4 millones de refugiados por la guerra, o incluso más.

La evacuación masiva podía verse claramente en la oriental Jarkov, la segunda mayor ciudad de Ucrania, donde residentes desesperados por escapar de las bombas y los ataques de artillería desbordaban la estación central de trenes y abordaban formaciones, a veces sin saber adónde se dirigían, informó la cadena BBC.

Tras una semana de combates, ya hay 1 millón de refugiados. Foto: (AFP)

Por su parte, la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos dijo este jueves que 227 civiles murieron y 525 resultaron heridos en Ucrania en la primera semana de combates, pero dijo estar convencida de que la cifra real es mucho mayor.

Por último, cabe recordar que este miércoles, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó por aplastante mayoría (141 votos a favor, 5 en contra y 35 abstenciones) una resolución no vinculante para exigir a Rusia la retirada de sus tropas de Ucrania y “deplorar su invasión”.

Fuente: Télam

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Deuda histórica con Santa Fe: Perotti anunció el acuerdo de pago de Nación

El gobernador y el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, firmaron el convenio