Desde este año funciona en Cabín 9 (Pérez) el Colegio Tesla, una institución creada por las Fundaciones de Promoción Educativa, María de Guadalupe y Active Learning. En 2018, una investigación del Instituto de Investigaciones Pedagógicas Marina Vilte, de la Ctera, advertía sobre el crecimiento del sector privado en las definiciones de las políticas educativas, a través de fundaciones, empresas y ONG´s, marcando una tendencia a la privatización de la educación argentina. 

Las clases en el Colegio Tesla de Cabín 9 comenzaron en marzo de este año, pero la inauguración oficial se dio el jueves 5 de mayo pasado. La noticia se publicó en el portal de la provincia de Santa Fe, donde se da cuenta de que el gobernador Omar Perotti y la ministra de Educación, Adriana Cantero, estuvieron presentes en ese acto.

La información difundida por la provincia describe que el Colegio Tesla cuenta con “un trayecto formativo en programación y oficios digitales, posee nivel primario y secundario y recibe a 130 estudiantes de zonas vulnerables”. También que “es producto de un trabajo conjunto de tres organizaciones: la Fundación de Promoción Educativa, la Fundación María de Guadalupe y Active Learning”.

Entre otras declaraciones, Perotti expresó que el nuevo colegio “seguramente va a generar una movida y un deseo de muchas otras escuelas de mejorar y tomar cosas que aquí están pasando”. La ministra Cantero también aseguró que “es un día de celebración para toda la sociedad”.

En el mismo acto inaugural, siempre según el sitio oficial de la provincia, el representante de la Fundación de Promoción Educativa, Jorge Chrestia, remarcó su aspiración: “Si esto logramos llevarlo a muchos lugares del país, vamos a tener una mejor Argentina para siempre. La educación es una solución, un proyecto a largo plazo muy sólido. Sin articulación entre el Estado y el tercer sector sería imposible poder llevar adelante el colegio”.

“Altísima calidad”

En Tesla acompañamos a cada uno de nuestros estudiantes a desarrollarse como seres humanos con sentido de propósito y herramientas para que sueñen y construyan su proyecto de vida”, se lee en la página web del establecimiento, y en referencia a la escuela inaugurada en Cabín 9. Agregan que ese acompañamiento se da con “educación de calidad, potenciando sus capacidades espirituales, emocionales, intelectuales y físicas”.

En el mismo sitio se mencionan las 16 empresas que a la fecha “forman parte” de este proyecto educativo. Entre otras, están la Universidad Austral, Integralis Educación On Line (una de las aliadas de la famosa Fundación Varkey que premia con un millón de dólares al mejor maestro), Educabot (se presenta como “Tecnología educativa para liderar la transformación digital en las aulas”), Debates sobre sexualidad; Viaedu, donde empieza tu futuro y Xubio (“el sistema de gestión y facturación que ayuda a potenciar tu empresa”, tal como se promociona), entre otras.

Un breve recorrido por las fundaciones que gestaron y acompañan a este colegio deja a la vista la alianza con otras ONGs y universidades privadas, lideradas en este caso por la Austral, que tiene una fuerte presencia en cada una de las fundaciones que intervienen en la creación y educación ofrecida por el Colegio Tesla. Y de su mano, la decidida presencia del Opus Dei. “Los valores de la Universidad Austral se desprenden de la visión cristiana de la cultura y del mundo. Para asegurar esta orientación cristiana, la Prelatura del Opus Dei brinda su asistencia a la Universidad. La comunidad educativa –integrada por el claustro de profesores, directivos, personal no docente, alumnos y graduados– promueve, comparte, o al menos respeta, los valores propios del quehacer educativo que responde a su misión” (austral.edu.ar/launiversidad/opusdei).

En una nota ofrecida a Cadena 3, en el día de la inauguración, el representante legal del Colegio Tesla de Cabín 9, Javier Geoghegan, aseguró que se trataba de “un sueño hecho realidad, pensado para dar educación de altísima calidad a chicos en situación de vulnerabilidad social”; que además permitirá romper “el círculo vicioso” que se repite en las familias más pobres. 

Geoghegan también celebró recibir apoyo del gobernador Perotti y la ministra Cantero, y la posibilidad de “traer” esta educación al barrio de Pérez: “Sabíamos que había necesidad y en Cabin 9 teníamos estos amigos de Cuatro Vientos que venían generando educación con talleres, con programas de contención, tenían el edificio hecho. Nosotros potenciamos a Cuatro Vientos y Cuatro Vientos nos genera la posibilidad de desembarcar en un trabajo prestigioso hecho con la comunidad. Se alinearon todos los planetas”.

En el edificio donde funciona el Colegio Tesla, desde 2005 lo hacía la Escuela (no formal, reconocida por el Ministerio de Educación de la provincia) Cuatro Vientos, de la Fundación Aras, otra pata de trabajo del Opus Dei.

El nombre del nuevo colegio de Cabín 9, Tesla, es otro dato significativo. Todo indicaría que remite a la empresa estadounidense Tesla que fabrica automóviles eléctricos y cuyo fundador es Elon Musk. El potencial es porque ese dato no está explicitado por la institución. La otra opción es que remita directamente al inventor Nikola Tesla, que entre otras invenciones creó un motor de inducción (o eléctrico) que funcionaba con corriente alterna.

Colegio Tesla
El Colegio Tesla posee nivel primario y secundario y recibe a 130 estudiantes. Foto: Imagen video Gobernación de Santa Fe.

Donaciones en dólares y subsidio estatal

La inauguración del Colegio Tesla en Cabín 9 también es celebrada por HelpArgentina, “una organización sin fines de lucro que desde 2002 busca promover la inversión social extranjera en Argentina”. En su presentación se asegura que la meta que persiguen “es fortalecer a las organizaciones sociales argentinas que trabajan para realizar un cambio en el país, fomentando la confianza en el sector social argentino y promoviendo la cultura del dar entre los habitantes de nuestra nación”.

HelpArgentina es el capítulo Pilas para la Argentina (Portal for Investment in the Latin American Social Sector, en sus siglas en inglés). Está “registrada en Nueva York como una organización sin fines de lucro conforme al artículo 501(c)(3) del código impositivo de EEUU con el EIN 550790450 lo cual permite que las donaciones realizadas por los contribuyentes de ese país sean deducibles de impuestos”, se aclara en el mismo portal.

Desde HelpArgentina se celebra la creación de Tesla en Cabín 9, como “la primera escuela en Argentina que propone implementar un bachiller de terminalidad digital en barrios vulnerables, comenzando por Cabín 9 en Rosario, Santa Fe”. (No es Rosario, es Pérez, pero así lo cita la página).

La ONG asegura que “la nueva era de la educación no sólo nos va a acercar al futuro, sino que nos va a dar soluciones a problemas como la desigualdad de oportunidades laborales”. Además que “con nuestra primaria enfocada en lecto-escritura y robótica, y nuestra secundaria enfocada en desarrollo Full Stack, vamos a cambiar la realidad de cientos de familias”; en tanto que anuncia que “el material educativo va a ser proporcionado por Digital House”.

HelpArgentina también anticipa que “el gobierno de Santa Fe se va a hacer cargo de los sueldos docentes desde el segundo año de funcionamiento de la escuela”. Además de recibir el aporte de fundaciones, el Colegio Tesla será, desde el 2023, una escuela subsidiada por el Estado provincial. En el caso de que la provincia abone la totalidad de los salarios docentes, será un establecimiento escolar subsidiado ciento por ciento del aporte estatal.

Al final de la descripción de la escuela y los valores que promueve para educar a las familias más pobres, la ONG HelpArgentina invita a colaborar con el proyecto educativo con esta pregunta: “¿Cuánto le gustaría donar en U$S?”.

Help Argentina

Mercantilizar la educación

En septiembre de 2018, el Instituto de Investigaciones Pedagógicas Marina Vilte, de la Secretaría de Educación de la Ctera, presentó el informe La privatización educativa en Argentina, preparado por Myriam Feldfeber, Adriana Puiggrós, Susan Robertson y Miguel Duhalde.

En el estudio –indispensable conocer y repasar– se alerta sobre las tendencias privatizadoras y mercantilizadoras del sistema educativo argentino que se venían dando desde hacía un tiempo y terminaban de fortalecer “de la mano del giro conservador”, dado con la llegada de Cambiemos al poder (2015). “Organizaciones del sector privado y grupos empresariales nacionales, regionales y multinacionales, orientan y buscan legitimar procesos de privatización y mercantilización de la educación mediante una poderosa y extensa formación discursiva que ejerce diferentes influencias sobre los procesos de reforma impulsados desde el Estado”.

El tercer capítulo del estudio de la Ctera está dedicado a La presencia del sector privado en la definición e implementación de la política educativa: fundaciones, empresas y ONG´s en la educación argentina. El análisis es acompañado por datos de acuerdos entre estas organizaciones y el Estado, además de una descripción de diferentes fundaciones y ONGs que operan en el país, y buscan orientar “un modelo educativo sustentado en la lógica del mercado”.

En la investigación se resalta que las alianzas público-privadas que se dan en el campo educativo “se proponen como herramientas para resolver los problemas de calidad del sistema y generar un ambiente más propicio para la aparición de nuevos actores y atraer a los empresarios al sector educación”.

Se describe la existencia de “una industria especializada” que se ha generado en torno a estas alianzas, “que incluye un número creciente de consultores de educación operando globalmente y organizaciones que se ocupan de la gestión educativa así como fundaciones y filántropos interesados en orientar las políticas y prácticas educativas”. 

Además, explica cómo las políticas públicas en materia educativa son influidas “por los intereses privados de la industria global de la educación en la medida en que buscan fijar las agendas, enmarcar los problemas de política y modificar los regímenes regulatorios en su beneficio”.

El problema –avisa el informe– es común a América Latina, donde “han proliferado las organizaciones civiles ligadas a grupos empresariales que buscan incidir en políticas públicas de educación, con el objetivo de cambiar el rumbo de la educación bajo la premisa de alcanzar una formación de calidad para todos”. 

En la Argentina, “estas organizaciones y fundaciones nuclean a emprendedores exitosos, grandes empresas industriales y de servicios, bancos, referentes del tema educativo y comunicadores. En muchos casos, las personas o las empresas se repiten en directorios o consejos asesores, y varias de estas organizaciones actúan como promotoras o asesoras de otras organizaciones, conformando de este modo redes políticas en creciente expansión”.

Con esta lógica de alianzas que describe el informe de Ctera, redes entre fundaciones y referentes de las empresas que lo sostienen, se levanta el Colegio Tesla en Cabín 9.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Educación

Dejá un comentario

Sugerencia

Deuda histórica con Santa Fe: Perotti detalló el acuerdo con Nación

“Sin dudas es una señal positiva que los santafesinos, cuando nos unimos y le damos persev