Este miércoles desde las 19 habrá una protesta en Plaza Pringles (Córdoba y Paraguay) de Inquilinos Agrupados Rosario, contra la reforma de la Ley de Alquileres que impulsan sectores de la oposición. Cinco mitos sobre esa norma, elaborados por la Mesa por los Derechos de los Inquilinos.

Inquilinos de la ciudad convocaron para este miércoles a organizaciones sociales, de derechos humanos, gremiales, culturales y políticas a participar del Inquilinazo que se realizará en plaza Pringles. “Traé silbato, matraca, pandereta, maraca o lo que tengas para hacer ruido. Viralizá, multiplicá, difundí, compartí la invitación en tus redes, historias y estado de whatsapp”, pidieron las y los organizadores.

“La situación es más que grave. La nueva ofensiva del mercado inmobiliario y la derecha política en el Congreso Nacional amenaza con empeorar la ya difícil realidad de los 9 millones de inquilinos que somos en el país”, alertaron desde Inquilinos Agrupados Rosario en un comunicado, en el que aseguran que “el proyecto acordado por la oposición es la reforma más regresiva en materia de acceso a la vivienda en alquiler desde la recuperación de la democracia”.

En ese sentido, afirmaron que las reformas propuestas “con la mirada sólo puesta en la rentabilidad de los propietarios y hecho a medida de la corporación inmobiliaria, no va a tener otro resultado que profundizar la crisis habitacional y la mercantilización de la vivienda”. Y añadieron: “La situación de la gran mayoría de los inquilinos es más que difícil. Cada vez se nos complica más sostener el pago del alquiler por los exorbitantes aumentos, ni hablar de encontrar un lugar donde alquilar”.

“Esta realidad –continuaron desde el sector– exige una política integral de acceso a la vivienda, que ponga freno a la especulación y empiece a hacer realidad el derecho a la vivienda y a alquilar de manera justa que todxs tenemos”. Pero sin embargo, “en vez de avanzar y profundizar el camino abierto por la nueva Ley de Alquileres, en el Congreso se está discutiendo retroceder y dejar el acceso a la vivienda en manos exclusivas del mercado, con las gravísimas consecuencias que esto tendría, más aún en un contexto social y económico tan delicado como el que vivimos”.

Hablemos sin saber de la Ley de Alquileres

La Mesa por los Derechos de les Inquilines elaboró un informe en el que desmiente la postura de distintos representantes del mercado inmobiliario sobre la norma que los regula, aprobada hace menos de 2 años.

Desde esos sectores señalaron a la normativa como la causante de los problemas habitacionales que afectan a más de 8 millones de personas que alquilan. “Sin argumentos basados en datos para sostener que la ley afectó negativamente al mercado, la alternativa que se propone es desproteger a quienes alquilan, retroceder en materia de derechos y darle más poder a quienes especulan con el derecho a la vivienda”, indicaron desde la Mesa.

Foto: Manuel Costa

Mito 1: “Por culpa de la Ley se retiraron propiedades del mercado”  

Los datos del propio mercado, por ejemplo para CABA, indican que la oferta de departamentos para alquiler viene en caída por lo menos desde 2019, es decir, antes de la ley.

Mito 2: “La ley impide la libre contratación de las partes”

La ley regula las actualizaciones, pero no los precios iniciales que siguen fijados por el mercado. Además, la idea de “libre contratación” presupone que tanto las personas que alquilan como las y los propietarios están en igualdad de condiciones en una negociación desregulada. En realidad, los primeros deben aceptar las condiciones de contratación de los segundos por la imperiosa necesidad de un techo, mientras que lo que está en juego para las y los propietarios es obtener una renta. 

Mito 3: “Hay que seducir a los y las propietarias, dando mejores condiciones, para que así quieran ofertar sus viviendas” 

Quienes ponen en alquiler sus viviendas por necesidad (por ejemplo, para completar una jubilación o un salario), lo van a seguir haciendo. Quienes retiran las viviendas del mercado son aquellas personas que las tienen como reserva de valor. No se puede priorizar la renta de las y los propietarios sobre el derecho a la vivienda de los hogares inquilinos.

Mito 4: “Por culpa de la Ley, las personas que alquilan sufren un aumento del 50% anual”  

El problema no es la existencia de la ley sino el contexto inflacionario de la economía en general y el aumento especulativo de los precios iniciales. Además, un acuerdo (no) libre entre partes no garantiza que los aumentos sean menores a los que pauta la ley actual. Es necesario disponer de un mecanismo público de actualización anual ajustado a la capacidad de pago de los hogares inquilinos.

Mito 5: “La ley de alquileres no beneficia a ninguna de las partes”

La renovación cada tres años da seguridad y arraigo a las personas que alquilan, además de ahorrar dinero por reducirse las renovaciones, por lo que es progresiva para la población inquilina.

Además, el Índice de Contrato de Locación implica aumentos anuales del precio a partir de un índice justo para ambas partes, promediando inflación y salarios

“La Ley Nacional de Alquileres aporta un nuevo marco de derechos habitacionales, pero si no hay Estado que regule, implemente políticas y genere incentivos, lo que gobierna es la ley del mercado inmobiliario”, indicaron desde este espacio nacional multisectorial integrado por el Cels, Ni Una Menos, Acij, Federación de Inquilinos Nacional, entre varias otras entidades.

Nota relacionada

Rosario tendrá su inquilinazo contra la reforma “regresiva y pro mercado”

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Denuncian que la aplicación de la ley de ESI es insuficiente y desigual

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito demanda a los gobier