Hiroshima

 

1. Al cumplirse el 6 de agosto un nuevo aniversario de la explosión atómica que cortó la vida de cientos de miles de niños, mujeres y hombres japoneses, queremos hacer referencia a la actual situación de esta tremenda problemática mundial.

“El mundo está a un error de cálculo de la aniquilación nuclear” advierte el Secretario General de las Naciones Unidas (ONU) António Guterres. Esta afirmación, formulada el pasado 1ro. de agosto al comenzar la 10ª Conferencia de Revisión del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), refleja el riesgo que significa el enfrentamiento de Rusia con Ucrania, país, este último, apoyado por los países de la OTAN, poseedores muchos de ellos, al igual que Rusia, de poderosas Armas Nucleares.

A pesar de que la discusión lleva décadas, desde 1968 no se han logrado medidas efectivas para detener la fabricación y posesión de esas armas colocadas en lugares estratégicos para su utilización.

2. Cinco países, los mayores poseedores de armas nucleares, integran permanentemente el Consejo de Seguridad con poder de veto: EEUU, Rusia, Francia, Reino Unido y China.

Otros cuatro países también las poseen: India, Pakistán, Israel y Corea del Norte. Se estima que al día de hoy existen unas 13 mil armas nucleares y/o atómicas entre los 9 países, muchas menos, pero mucho más poderosas que las aproximadamente 60 mil que se almacenaban en la década de 1990.

3. Promovida por cuatro grandes organizaciones internacionales pacifistas:  IPB- Buró Internacional por la Paz (IPB), Parlamentarios por la No Proliferación Nuclear (PNND), No First Use (NFU) – No Primer Golpe,  Global Security Initiative  (GSI), en sus múltiples acciones, podemos resumir una propuesta global:

.No al primer golpe (compromiso de No primer uso).

.Compromiso de no fabricar más armas nucleares en el futuro.

.Eliminación de todas las armas de este tipo en los próximos 10 años.

4. Reiteramos una vez más: La paz es una necesidad suprema de la humanidad. La familia, la escuela, toda la sociedad, deben actuar en favor de la paz. Es necesaria una acción conjunta, permanente, constante, globalizante.

5. El espíritu de Hiroshima nos obliga a pensar no solo en el momento en que se vivió la tragedia sino al día de hoy, y mirar nuestro presente y nuestro futuro, para decir que debemos levantar nuestras voces y acciones para defender un mundo sin armas y guerras.

*Maestro uruguayo, referente del Movimiento de Educadores por la Paz (Montevideo, República Oriental del Uruguay).

 

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

 

Más notas relacionadas
Más por Víctor Brindisi *
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

La UNR abre una nueva escuela secundaria

Es con orientación en ciencias sociales y humanísticas. La inscripción se realiza desde es