Educación

 

Catorce escuelas primarias de Rosario arrancan desde este lunes con la implementación de la extensión horaria, lo que representa una hora cátedra más para la jornada escolar tradicional. El subsecretario de Educación Primaria de la provincia, Ubaldo López, aseguró a Redacción Rosario que la totalidad de los establecimientos educativos rurales santafesinos de este nivel ya aplican la medida, y que también que pronto se sumarán escuelas privadas.

Las escuelas primarias de Rosario que comienzan este lunes con la extensión horaria son las N° 57 Juana Elena Blanco, 58 Juan Bautista Alberdi, 524 Estanislao Luis Pando, 134 Cornelio Saavedra, 135 Coronel Manuel Dorrego, 61 Juan Galo Lavalle, 81 Doctor Juan José Paso, 85 Esteban Echeverría, 1.390 María Elena Walsh, 6.383 Brigadier Estanislao López, 1.315 Itatí de Corrientes, 1.319 José Ortolani, 1.326 Maestro Sergio del Coro y 1.331 Vicente López y Planes.

El programa se aplica en algunas escuelas que ya contaban con jornada extendida pero no para todos los cursos. Ahora, el Plan 25 -como lo denomina la provincia- será para las secciones que no estaban incluidas en ese mayor tiempo escolar.

El subsecretario repasó que se comenzó a aplicar la extensión horaria en la provincia el 1° de octubre pasado y en las escuelas rurales: 679 en total. Y desde noviembre en aquellas urbanas de los pequeños pueblos y de los centros urbanos “que no tienen la complejidad de compartir edificios (con distintos niveles educativos), son de un solo turno y donde hay predisposición de los directivos para arrancar con la prueba piloto”. En este caso, en total son 143 escuelas (14 de Rosario).

Según López, la intención del Ministerio de Educación de la provincia era comenzar antes con este plan, pero debió postergarse la aplicación por las medidas de fuerza de los gremios docentes: “La idea era implementarlo antes, pero por los paros se postergó. Lo pensaban para los primeros días de agosto o septiembre, nos fuimos hasta octubre cuando arrancaron todas las rurales y ahora estamos trabajando con las 143 primarias de la segunda etapa”.

El funcionario destacó que la meta del Plan 25 es llegar a todas las escuelas primarias de la provincia, de manera progresiva (la meta es alcanzar a todas las primarias santafesinas), con un criterio de universalidad y de manera integral. Para lo cual -afirmó a este medio- se han venido manteniendo reuniones con las directivas de las diferentes escuelas, y se han acercado documentos pedagógicos.

La extensión horaria busca que todas las escuelas primarias pasen de tener 20 a 25 horas semanales de clases o bien, dicho de otra manera, de 255 minutos diarios a 300 minutos (por lo que se agregan 45 minutos diarios). Este tiempo escolar está regido por el Reglamento General de Escuelas de Santa Fe 4720/61.

El subsecretario López detalló que ese tiempo mayor de clase será distribuido en una hora más de taller de lectura, otra de escritura, una tercera para pensamiento científico y computacional, y otra de matemática. La quinta hora de la semana será para lo que decida cada escuela priorizar. Así -especificó López- algunas instituciones optaron por música, otras por educación física o bien una hora más de lengua o matemática.

Respecto de cómo se modificará el horario de clases, de entrada y salida, López afirmó que “las escuelas lo flexibilizan, algunas adelantando la entrada y atrasando la salida unos minutos, no es que cambian antes o después” el horario tradicional.

A las 1.440 escuelas primarias públicas en total que suman (o sumarán) horas de clases -detalló López- hay que agregar las 61 que son de jornada completa y las más de 200 que ya vienen trabajando con la jornada extendida.

Además adelantó que el Plan 25 tiene previsto sumar a 303 escuelas primarias privadas, que pertenecen “a barrios más complejos”, por la situación social; y que “un universo de escuelas 50 o 60 de esa gestión serán incorporadas en breve”.

La prioridad para dictar esa hora cátedra más la tienen las maestras que ya están frente al aula. Y en caso de no tomar ese tiempo se llamará por escalafón. “La idea es que estas horas tengan continuidad y pedagógicamente relación con las demás horas de clases”, dijo López, quien califica al programa como “un cambio histórico”.

El subsecretario también marcó que la aplicación de este plan “es una oportunidad para discutir el diseño curricular para la educación primaria”, una discusión pendiente, además “de una nueva normativa (para este nivel) que seguro se aprobará el año que viene”.

El financiamiento para aplicar la extensión horaria en Santa Fe corresponde en un 80% del Estado nacional y en un 20% de la provincia. López repasó que eso está establecido en la resolución 426 que se firmó el 22 de junio pasado en Rosario, en el marco de la reunión del Consejo Federal de Educación.

Ese acuerdo tiene una vigencia de 5 años. A partir de entonces, la provincia irá absorbiendo esta carga horaria. Otros convenios firmados entre Nación y provincia dieron el marco legal y el aporte en dinero para la aplicación de este plan. Uno el que firmó el gobernador Omar Perotti en julio pasado con el ministro Jaime Perczyk y el otro el rubricado a fines de octubre último entre la ministra Adriana Cantero y su par de Nación, en Arroyo Aguiar.

 

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 700 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

 

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Educación

Dejá un comentario

Sugerencia

Organizaciones sociales comienzan el relevamiento de “Precios Justos”

El Movimiento Popular la Dignidad controlará a partir de este lunes el cumplimiento del pr