Paton, Jere, Mono

Paton, Jere, Mono

El Ministerio de Seguridad de la provincia de Santa Fe se comprometió este miércoles a reforzar la custodia de los familiares de las víctimas del triple crimen ocurrido en Rosario la madrugada del 1º de enero pasado, luego de que el Movimiento 26 de Junio, donde militaban los tres jóvenes asesinados, denunciara una serie de amenazas sufridas por los parientes de las víctimas.

Así lo anunció el referente del Movimiento 26 de Junio, Pedro Salinas, tras reunirse en la sede Rosario de la Gobernación santafesina con el secretario de Seguridad Comunitaria, Ángel Ruani, y el subsecretario de Coordinación de Proyectos, Osvaldo Laffatigue, áreas dependientes de la cartera de Seguridad provincial.

Según explicó a la agencia Télam el militante, durante la reunión se acordó la intervención de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) para el resguardo de familiares y testigos de la causa por el triple crimen.

También se avanzó en la intervención de las TOE en dispositivos de seguridad barrial y se acordó una nueva reunión, esta vez con el ministro de Seguridad de Santa Fe, Leandro Corti, para el próximo viernes.

El encuentro se produjo luego de que la Agrupación 26 de Junio, perteneciente al Frente Darío Santillán, denunciará que familiares de las víctimas del triple crimen recibieron amenazas directas de parientes de uno de los imputados, Ezequiel Negro Villalba, quien la semana pasada se entregó a la Justicia luego de permanecer casi tres meses prófugo.

“Los que amenazan a los familiares son los hermanos del Negro Villalba, con la complicidad de la comisaría 15ª”, acusó Salinas.

En esa línea, explicó que en la reunión de este miércoles pidió a las autoridades de Seguridad “la intervención de la comisaría 15ª” y reclamó remover de la misma “desde el comisario hasta el último sumariante”.

Los familiares y amigos de Jeremías Trasante, Claudio Suárez y Adrián Rodríguez, también les solicitaron a los funcionarios que “para el viernes la familia de Villalba esté fuera del barrio, que la relocalicen en oto lado y refuercen la protección de los familiares”, dijo Salinas.

Trasante, Suárez y Rodríguez fueron acribillados a balazos en la madrugada de Año Nuevo mientras esperaban a unos amigos en un canchita de fútbol de la Agrupación Deportiva Dorrego, en el barrio Moreno de esta ciudad, situado en la zona sur.

Según la investigación judicial que lleva adelante el juez Juan Andrés Donnola, los tres jóvenes fueron víctimas equivocadas de una venganza pergeñada por Sergio Quemado Rodríguez, cuyo hijo Maximiliano fue atacado a balazos unas horas antes del triple crimen, presuntamente por personas vinculadas a Ezequiel Villalba.

Donnola instruye la causa por el triple crimen así como la que se inició por la agresión a tiros a Maximiliano Rodríguez, en la que Villalba es uno de los principales imputados.

Fuente: Télam

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Servicios rápidos, menos para el pago de sueldos

Desde el Sindicato de Pasteleros de Rosario, denunciaron que las empresas Mac Donald`s, Bu