A Mauricio Macri le salió un grano en el lugar menos pensado. El ex primer ministro inglés Gordon Brown inició una campaña contra las guaridas fiscales, y pretende que el mandatario argentino se sume a esa lucha. ¿Lo hará?

El ex premier británico, quien supo lanzar desde el Grupo de los 20 (G-20), en 2009, una iniciativa para erradicar las guaridas fiscales, cosechó, desde el inicio de su campaña, nada menos que un millón de firmas.

Brown pretende entregarle su carta a Macri en mano, pero mientras tanto sentenció lo siguiente, en la declaración con la que dio inicio a su lucha: “El nivel de desigualdad global es espantoso. Ocho personas ostentan la misma riqueza que la mitad del planeta. Esa brecha no para de crecer, en parte, gracias al sombrío mundo de los paraísos fiscales que permiten canalizar de manera offshore billones de dólares fuera de nuestras economías”.

La Argentina será sede de la próxima reunión del G-20, por lo que la petición global está dirigida nada menos que a Macri, quien fue pescado in fraganti por la investigación denominada Panamá papers como titular de varias compañías offshore en esas cuevas financieras.

El ex primer ministro del Reino Unido, además, señala en el texto en el que presentó su iniciativa, que lanzó a través de la plataforma digital Avaaz, donde se puede firmar el petitorio: “Les exigimos que actúen de inmediato para acabar con los paraísos fiscales y garantizar que quienes los mantienen y los explotan rindan cuentas”.

Brown recordó: “Hace ocho años, cuando era Primer Ministro del Reino Unido y presidente del G-20, intenté poner fin a la injusticia de los paraísos fiscales”. Pero asimismo, le refrescó la memoria a quienes se hacen los desentendidos, aunque no citó ni a Macri ni a sus ministros: “Como demuestra la filtración de los «Papeles del paraíso», al día de hoy, varios billones se siguen desviando a los lugares más oscuros de la economía mundial a fin de evadir impuestos”. Cabe consignar que en esa investigación figuran los ministros de Energía y Finanzas, Juan José Aranguren y Luis Caputo, respectivamente.

El inglés Brown añadió: “Es una de las injusticias más grandes de nuestro tiempo, que permite a los ricos mantenerse al margen mientras todos los demás pagamos por un sistema de sanidad y de educación y por proteger a los más vulnerables. Hoy tenemos una oportunidad de ponerle freno mediante un acuerdo internacional que ilegalice los paraísos fiscales e imponga sanciones y penas de prisión a los evasores de impuestos”.

Informes que apabullan

Según precisan los expertos en los mercados financieros globales, la riqueza estacionada en paraísos fiscales ronda los 7,6 billones de dólares, y las pérdidas tributarias anuales por impuestos personales a nivel global llegan aproximadamente a los 189.000 millones de dólares, de los cuales 21 mil millones de dólares corresponden a pérdidas de contribuyentes latinoamericanos.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y el Desarrollo (Unctad) estiman que en 2014 la planificación de las empresas multinacionales generó pérdidas tributarias, a nivel global, de entre 100.000 y 240.000 millones de dólares.

Por otra parte, la Cepal estimó que en 2015 en América Latina la evasión de empresas y personas físicas al impuesto a la renta fue del orden de los 220 mil millones de dólares, lo que equivale al 4,3 por ciento del PBI de la región. Si se le agrega a ello la evasión del IVA, que alcanza a unos 120 mil millones de dólares, la cifra total de evasión impositiva llega a los 340.000 millones de dólares, equivalente a un monto cercano al 6,7 por ciento del PBI regional.

Asimismo, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito estima que el crimen organizado recauda ganancias por más de 82 billones de dólares, lo que equivale a un 3,6 por ciento de todo lo que se produce y consume en un año a nivel global.

Y aunque generalmente “crimen organizado” suele entenderse como sinónimo de narcotráfico, entre las actividades del rubro que más recaudan en el mundo, además del comercio de narcóticos, también está el lavado de dinero y el tráfico de petróleo.

Más del 70 por ciento de esas ganancias producidas por el crimen organizado son introducidas en actividades legales y terminan en guaridas fiscales.

Informes: Miguel Núñez

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Contundente rechazo de CFK a las reformas macristas

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner participó del Encuentro de Mujeres Peronis