Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Un valioso documento elaborado por investigadoras de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA) realiza un recorrido histórico y analiza qué pasa hoy con en esta enseñanza en la Argentina. En particular, tras la movida de sectores conservadores, de derecha y religiosos cuyas acciones se sintetizan en consignas como “¡Con mis hijos no te metas!” y “En contra de la ideología de género”.

El documento se llama “Doce años de la ley de educación sexual integral. Las políticas, el movimiento pedagógico y el discurso anti ESI recargado”, y fue escrito por el colectivo de docencia, investigación y extensión de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA). La decana de esta facultad es la educadora Graciela Morgade, una de las referentes más importantes del país en materia de ESI. La especialista participó en los debates del Programa Nacional de ESI (aprobado en 2008) y cuenta con una amplia trayectoria de investigación y trabajo en este terreno, volcado en una rica bibliografía. “Va un aporte para los debates que intentan confundir y desvirtuar a la ESI. Es un documento largo y sesudo. Lo escribimos desde nuestro colectivo de docencia, investigación y extensión en FILO:UBA (Mariposas Mirabal), poniendo en juego nuestra experiencia y nuestro compromiso políticos”, expresó Morgade al compartir el material en las redes sociales.

“¿Por qué volver a debatir cuestiones incluidas en la Constitución y en las leyes en un contexto de hegemonía neoliberal? ¿A qué proyecto beneficia? En este artículo nos proponemos desplegar un sintético inventario de los caminos que condujeron al estado de situación actual, plantear algunas alertas y esbozar pistas para acumular legitimidad en la profundización de la ESI”, señalan respecto de los motivos que llevaron a la elaboración de este trabajo y a modo de presentación. Un informe de lectura indispensable para quienes educan y comunican, en particular cuando en Santa Fe una vez más los senadores provinciales se alinean con la jerarquía eclesiástica contra la ESI.

El documento analiza la relación Estado-Iglesia, los movimientos feministas, las luchas de los colectivos LGBTTTIQA+i y la aprobación de leyes históricas para la Argentina que avanzaron en conquistas de derechos y de igualdad; el movimiento Ni Una Menos y desde ya lo generado por la Campaña Nacional por el Aborto legal, seguro y gratuito, y los debates dados en el Congreso de la Nación por la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Y cómo esto repercutió en las aulas. Además de un repaso sobre la aprobación histórica de la ley de ESI, en 2006 y su posterior Programa de ESI en 2008. Una norma que es obligatoria desde el nivel inicial hasta la formación del profesorado.

La investigación pone el alerta en lo que “empieza a suceder en la vida cotidiana de las escuelas: un corrimiento para atrás en la legitimidad que había conquistado la ESI”. “Además de la severa crisis educativa –se lee– y la devaluación de las condiciones de vida de nuestrxs docentes, los sindicatos comenzaron a recibir consultas de modo inédito sobre cómo actuar ante las quejas de actores de la comunidad educativa por uso de pañuelos verdes y/o lenguaje inclusivo, y ante las cartas de familias que prohíben enseñarles ESI a sus hijxs, bajo el supuesto de que esto significa promover la promiscuidad, entre otras. En el terreno simbólico se había ganado un gran consenso –la gran mayoría de las familias apoya que se enseña ESI en las escuelas– pero nuevas voces se ven ‘autorizadas’ por dichas campañas a manifestar su oposición, generalmente acompañada de prejuicios, ignorancia, temor, desprecio, impunidad o todas a la vez”.

El equipo autor de este documento concluye en una mirada constructiva, democrática, ante el avasallamiento de derechos, además de alertar en la necesidad de no caer en divisiones que solo favorecen a los más poderosos: “Continuemos luchando para ganar legitimidad social exigiendo presupuesto para la educación y para más y mejor ESI entendiendo en perspectiva histórica que la ESI y su reglamentación son un proceso en construcción permanente. No permitamos que grupos interesados dividan al campo popular en momentos en que necesitamos unirnos contra el neoliberalismo ajustador que nos ha entregado al Fondo Monetario Internacional. Defendamos la ESI con más organización y más política”.

Integran el equipo Mariposas Mirabal – FILO:UBA: Graciela Morgade, Andrés Malizia, Catalina González del Cerro, Cecilia Ortmann, Eugenia Grotz, Gabi Díaz Villa, Jésica Baez, José Scaserra, Paula Fainsod, Soledad Malnis Lauro, Susana Zattara, Virgina Cano, Carolina Sokolowicz, Graciela Raele, Luis Di Marino, Natasha Zaiat, Sonia Lescano y Anush Toufeksian.

Para leer el documento: http://iice.institutos.filo.uba.ar/webfm_send/102

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Coronavirus en Argentina: murieron 537 personas en las últimas 24 horas

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó este jueves que se trata de la cifra más alta