Macri exhibió una foto de poder, almorzando con el binomio Rosenkrantz-Highton, la minoría cortesana. Pero una instantánea estremeció al establishment: la del PJ unido e incorporando jugadores de fuste. En el Gabinete de Cambiemos se preguntan: ¿Hay vida después del G20?

Fue una semana de mensajes cruzados. Por un lado, el cada vez más desesperado elenco de alcahuetes disfrazados de asesores con que cuenta Mauricio Macri, consciente del deterioro de la imagen presidencial, busca que los dichos del mandatario en inauguraciones inauditas, actos forzados y apariciones virtuales generen agenda, incluso por vía del absurdo.

Así, la diatriba contra Aerolíneas Argentinas invocando las preguntas de su hija Antonia, la dificultosa conjugación del verbo adherir, y la referencia vikinga que le dedicó a un empleado danés, alimentaron las hogueras de Twitter y Facebook, pero no lograron tapar la ratificación ante la Justicia del periodista Hugo Alconada Mon, en torno al chantaje al que Macri sometió a sus pares para que aporten millones a su campaña presidencial.

Como demostración de que el poder se escabulle entre los dedos de las principales figuras de Cambiemos, y no sólo de Mauricio, las flechas judiciales hasta ahora desviadas por el viento de Comodoro PRO comienzan a dirigirse al corazón mismo de la coalición gobernante.

Como bien explica el sitio Política Argentina, “…Alconada Mon no sólo ratificó ante la Justicia que Mauricio Macri consiguió fondos ilegales de empresarios sino que, además, confirmó que en territorio de María Eugenia Vidal, 26 millones de pesos de esos recursos se distribuyeron a fiscales partidarios en «dos docenas de bolsos» negros que viajaron en «varias camionetas» a lo largo y ancho de la Provincia”. El Plan V también registra  temblores sísmicos.

Puede fallar

Lo que quiso ser una clara muestra de poder terminó siendo, como mínimo, un estruendoso acto fallido. La simultaneidad del encuentro entre la minoría cortesana y representantes del Poder Ejecutivo y el fallo que los tres restantes ministros del máximo tribunal firmaron ordenando que el Gobierno le devuelva fondos de coparticipación a La Pampa tiene al menos dos lecturas.

O bien –como casi todos interpretaron– se trató de un mensaje de la nueva mayoría integrada por Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda a los comensales, mostrando sus uñas, o tal vez –ya conocido el fallo–, se armó la mesaza del martes para intentar contrarrestar los efectos de tamaño desafío.

Como sea, del cruce de mensajes, el que salió más golpeado fue el Gobierno, que debió bancarse que por izquierda le endilgaran poco apego por la republicana división de poderes, y por derecha que destaquen a los tres ministros mosqueteros.

El sitio web La Política On Line (LPO), que abona la hipótesis del desplante de la mayoría cortesana, publicó lo que sería la interpretación del episodio puertas adentro del tribunal superior: “«Si el Gobierno creyó que con la designación de Rosenkrantz tenía la Corte en el bolsillo se equivocó»”.

Habría que agregar que del almuerzo en la Casa Rosada también participaron Marcos Peña y Germán Garavano. Si alguna mente afiebrada pensó que era la ocasión ideal para la reaparición del desdibujado jefe de Gabinete, y una forma de redoblar la confianza en el ministro de Justicia tras los embates de Lilita Carrió, todo le salió mal.

Para agregar a ese estado de cosas, Macri y su séquito ahora deberán ponderar durante el fin de semana el nivel de daño real que le produjo la pelea entre

los senadores peronistas Miguel Pichetto y José Mayans durante el debate en comisiones del Presupuesto 2019.

El formoseño se manifestó en contra de votar el adefesio desactualizado a que ha quedado reducida la iniciativa del Gobierno luego del último acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y el rionegrino chicaneó con una frase que quedará para los anales del macartismo: “Algunos gobernadores se compraron el traje cubano de la revolución”.

El problema para Cambiemos es que el bloque que preside Pichetto hasta ahora fungió como catalizador de sus deseos y ahora amenaza desgajarse, e incluso los senadores más enojados amagan con pasarse a la bancada de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner o crear un interbloque con Unidad Ciudadana.

Por lo pronto, LPO destacó que Mayans “recibe a díscolos en su despacho. Hablan de un interbloque para 2019 con el de Cristina, pampeanos, tucumanos y puntanos, entre otros. La sesión del 14 será la prueba de fuego”.

Los senadores que responden a los gobernadores de Salta, Juan Manuel Urtubey; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Córdoba, Juan Schiaretti, y de San Juan, Sergio Uñac, no parecen proclives a dejar el bloque de Pichetto.

Pero hay un grupo importante que ya estaría firmando la escisión: además de los formoseños de Mayans, se encuentran en esa línea la catamarqueña Inés Blas; el chubutense Mario País; los tucumanos Beatriz Mirkin y José Alperovich, y los pampeanos Norma Durango y Daniel Lovera.

Por ahora se desconoce lo que harán los senadores de Tierra del Fuego, Julio Catalán Magni y José Ojeda, pero se especula que la gobernadora Rosana Bertone se encuentra en medio de negociaciones con La Cámpora para conformar un frente en su provincia, así que podría descartarse que permanezcan al lado de Pichetto.

El jefe de bloque, entonces, quedaría con pocas espadas, y según LPO cuenta con las lealtades “del cordobés Carlos Caserio, el salteño Rodolfo Urtubey, el catamarqueño Dalmacio Mera, el correntino Carlos Espínola (aunque hay quienes lo ponen en duda), el chaqueño Eduardo Aguilar; y suelen acompañarlo los entrerrianos Pedro Guastavino y Sigrid Kunath”.

El medio citado agrega dos párrafos que deberían preocupar, y mucho, al ex hombre fuerte del peronismo en el Senado:

“Omar Perotti, Alfredo Luenzo y Guillermo Snopek eran de ir a sus mini cumbres, pero ya no le rinden pleitesía (al rionegrino). Y los sanjuaninos José Uñac y Cristina Valverde, como su jefe, no hablan de Cristina pero no avalaron sus allanamientos y levantan el discurso de la unidad peronista.

El otro botín en juego son los bloques provinciales y Cristina ya coordina su agenda con los dos puntanos, Adolfo Rodríguez Saá y María Eugenia Catalfamo. El Frente Cívico de Santiago del Estero tiene 2 senadores y un aliado fijo, y Pichetto y Mayans se los disputan en el poroteo que iniciaron para quedarse con dos sillones de la Magistratura, pelea que servirá para escanear el posible hemiciclo del Senado en 2019. Un año en que nada puede ser igual”.

Un equipo con refuerzos

El jueves, apenas 48 horas después de la fracasada “power pic” de Macri, la Mesa de Acción Política del Partido Justicialista se reunió en pleno, e incorporó a ese ámbito de decisión a los dirigentes gremiales Hugo Moyano y Héctor Daer, y al ex gobernador bonaerense Felipe Solá.

Con cada vez más sectores adentro, el PJ ya motoriza “un gran frente patriótico contra el neoliberalismo”, y mostró en público su propia foto de poder, en este caso  real y con perspectivas incluso de mayor crecimiento.

Así, el titular del PJ, José Luis Gioja, se mostró junto con un conjunto de dirigentes de primer nivel: Daniel Scioli, Fernando Espinoza, Felipe Solá, Héctor Daer, Cristina Alvarez Rodríguez, José Mayans, Fernando Chino Navarro, Leonardo Nardini, Julián Dominguez, Hugo Moyano, Ricardo Pignanelli, Eduardo de Pedro, Agustín Rossi y Víctor Santamaría, entre otros.

Gioja, a través de su cuenta de Twitter, publicó junto a la imagen de esa mesa bien grande, un claro mensaje: “En la Mesa de Acción Política todos tenemos el mismo objetivo: formar un gran frente patriótico que acabe democráticamente con el neoliberalismo que hoy nos gobierna. Tenemos madurez política para formar un gran movimiento nacional y popular, y así, construir un PAÍS PARA TODOS”. Así, con mayúsculas.

Esta es la tercera reunión del órgano partidario desde que se le arrebató el PJ a Luis Barrionuevo, que encabezó la polémica y vergonzosa intervención que dictaminó la Justicia a instancias de los deseos de Macri y secuaces.

El eje fue el armado de un frente electoral amplio con un candidato o con varios que compitan en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso) del año próximo.

El jefe del bloque en Diputados del Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi, dijo que en en el cónclave “se dio otro paso en la construcción de la unidad del campo popular”, y destacó que “hay una mayoría en la Argentina que nos exige reconstruir el empleo, el crecimiento, las instituciones democráticas y la justicia social”.

Felipe Solá, a quien se vio contento como perro con dos colas, expresó: “Tenemos que dejar de hablar de la unidad y empezar a hacer la unidad. Hoy dimos un primer paso. El requisito es defender el trabajo argentino”.

Otro que se mostró optimista por medio de la red del pajarito fue el referente del Movimiento Evita, Fernando Chino Navarro: “En el Partido Justicialista, aportando a la construcción de la unidad. El pueblo está sufriendo y es nuestra obligación frenar las nefastas políticas de ajuste de Mauricio Macri”.

La bonaerense Cristina Álvarez Rodríguez también celebró la reunión en las redes sociales: “La crisis del modelo que propone Cambiemos nos encuentra trabajando por la unidad en la Mesa de Acción Política del Partido Justicialista. Hay otro camino y todo el campo nacional y popular lo entiende. Sigamos trabajando para encontrar esa unidad dentro de la diversidad”.

No hubo documento. No hizo falta. Las declaraciones posteriores, con una sintonía que por estas horas Cambiemos envidia, y la contundente foto, alcanzaron y por ahora representan un cross que impactó en el hígado de un contrincante poderoso pero no invencible.

Más notas relacionadas
Más por Horacio Çaró
  • Velocidad y resistencia

    Las leyes de reforma policial, ralentizadas en debates de intrascendentes foros ciudadanos
  • Nacer y empoderar

    La Semana Mundial del Parto Respetado se celebró en medio de la pandemia por el coronaviru
  • El diálogo ausente

    Los sindicatos docentes de la provincia de Santa Fe reclaman la reapertura de las negociac
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

Rosario tuvo su pequeña pausa al aislamiento

Se cumplió este domingo la primera jornada de caminatas recreativas permitidas y no se inf