El usurpador Juan Guaidó llamó a un golpe de Estado en Venezuela, que fracasó. El opositor Leopoldo López fue liberado de su prisión domiciliaria y asilado en la embajada de Chile en Caracas. Dura advertencia de Rusia a los EEUU.

Este martes por la madrugada un grupo de militares comandado por el diputado opositor Juan Guaidó sacó de su arresto domiciliario a Leopoldo López, quien había sido condenado a 13 años de cárcel por asociación para delinquir, instigación a delinquir, intimidación pública, incendio a edificio público, daños a la propiedad pública, lesiones graves, homicidio y terrorismo.

Guiadó, en compañía de los sublevados, hizo un llamado al pueblo y a los militares a sumarse a un golpe de Estado contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a quien llama “usurpador”, precisamente él, que se autoproclamó en una plaza pública como mandatario “encargado” el pasado 23 de enero, y desde entonces ha emprendido una campaña internacional para desconocer al Gobierno electo y constitucional.

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello Rondón, denunció que se trata de un grupo de sargentos que se levantaron en los alrededores de la base militar de La Carlota, en Caracas. El chavismo, en tanto, se movilizó al Palacio de Miraflores para defender al gobierno de Nicolás Maduro.

Luego de la convocatoria golpista de Guaidó, un grupo de sargentos se apostó en las inmediaciones de la base militar de La Carlota, en el distribuidor Altamira, donde ocurrieron choques con la fuerza pública.

Esta acaudalada zona de la capital es un bastión tradicional de la oposición, por lo que se han hecho presentes simpatizantes del antichavismo para apoyar la sublevación.

Según Diosdado Cabello, el grupo está integrado solo por 60 efectivos, entre militares y funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

A través de la red Twitter, el usurpador Guaidó dijo que “los 24 estados del país han asumido el camino: calle sin retorno” y según él “el cese de la usurpación es irreversible”, en relación a lo que asegura es la salida del Gobierno de Maduro. Sin embargo, el gobierno permanece en manos del mandatario electo por la mayoría venezolana, y las calles repletas de militantes chavistas.

Maduro: “Nervios de acero”

Por su parte, el presidente Maduro pidió mantener “nervios de acero”, a través de su cuenta de Twitter, e informó que todos los comandantes del “Comando Estratégico Operacional de la Fanb”, conocida como Redi, y de las “Zonas de Defensa Integral” (Zodi) manifestaron su lealtad “al pueblo, a la Constitución y a la patria”.

Brasil neutral y asilo chileno

Mientras unos 25 militares venezolanos de bajo rango pidieron asilo en la embajada de Brasil en Caracas, según informó el portavoz presidencial Otávio do Rêgo Barros, jefe del Gabinete de Seguridad Institucional de ese país, Augusto Heleno, aseguró que Brasil no intervendrá en la situación de Venezuela.

El condenado opositor Leopoldo López, quien recientemente recibió el permiso del gobierno de Maduro para gozar de la prisión domiciliaria, y fue liberado este martes por militares de baja graduación, se encuentra refugiados en la Embajada de Chile en Venezuela junto a su familia.

Así lo confirmó el ministro de Relaciones Exteriores chileno, Roberto Ampuero, quien a través de Twitter informó que Lilian Tintori, esposa de López, y su hija ingresaron como “huéspedes a la residencia de nuestra misión diplomática en Caracas”.

El mensaje textual señala: “Lilian Tintori y su hija ingresaron como huéspedes a residencia de nuestra misión diplomática en Caracas. Hace minutos se sumó su cónyuge, Leopoldo López, que permanece junto a su familia en dicho lugar. Chile reafirma compromiso con demócratas venezolanos”.

Repercusiones internacionales

El embajador de Venezuela en la Organización de Naciones Unidas (ONU), Samuel Moncada, destacó que el Gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro derrotó un nuevo intento por “por crear una guerra civil en Venezuela”.

Mientras tanto, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, anunció que “si Washington no deja de interferir en los asuntos de Venezuela, esto llevará al colapso de la situación”.

La vocera dijo que “en Washington, algunos políticos no ven lo destructivo de este camino. Esto es extraño, porque todos ya lo ven”.

Zajárova se pronunció luego que el el asesor de Seguridad Nacional de EEUU, John Bolton, llamara a un “cambio de régimen” en Venezuela.

En efecto, Bolton, asesor de Seguridad Nacional de los EEUU, llamó a un “cambio de régimen” en Venezuela, y dijo además que hay “bastante asistencia” para garantizar la “reconstrucción” del país caribeño.

El asesor de Donald Trump instó al ministro de Defensa de Venezuela Vladimir Padrino López; al comandante de la Guardia de Honor Presidencial y director de Contrainteligencia Militar, Iván Hernández, y al titular del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, a aceptar la amnistía de Guaidó y derrocar a Maduro.

«Se acabó su tiempo. Esta es su última oportunidad», amenazó el funcionario estadounidense, quien añadió que si se suman a Guaidó les quitarán las sanciones impuestas en EEUU, pero que, en caso contrario, se “hundirán con la nave” de Maduro.

En ese marco, el presidente estadounidense, Donald Trump, a través de su cuenta en Twitter, publicó: “Estoy monitoreando la situación en Venezuela muy de cerca. ¡EEUU está con el pueblo de Venezuela y su libertad!», escribió.

Padrino López: “A Miraflores no se llega por la violencia”

La respuesta no se hizo esperar. El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, advirtió este martes que “a Miraflores (Palacio de Gobierno venezolano) no se llega por la violencia”, en referencia a la intentona golpista que lideran Guaidó y López, este último después de haber violado su arresto domiciliario.

“El que llegue a Miraflores por la violencia será derrocado por la violencia y entonces entraremos en un juego perverso, porque hay un toque de perversidad en la oposición política de hoy en día”, manifestó Padrino en declaraciones públicas.

El militar responsabilizó a los opositores por la violencia que se pueda generar en el país, luego de las acciones de este martes: “Hacemos responsable de la violencia, muerte y derramamiento de sangre a toda esta dirigencia fascista, antipatriotica, que no merece el respeto de los venezolanos”.

Guaidó: “Estamos en un proceso que es indetenible”

Guaidó, mientras tanto, escribió un nuevo mensaje en su cuenta en Twitter, donde señaló que tienen “el poder de lograr el cese definitivo de la usurpación”, en referencia a la salida del Gobierno constitucional del presidente Maduro.

“Estamos en un proceso que es indetenible”, manifestó el verdadero usurpador, quien agregó: “Tenemos el respaldo firme de nuestra gente y del mundo para lograr el restablecimiento de nuestra democracia”.

El usurpador Juan Guaidó, de fracaso en fracaso en su intento destituyente. Foto Manaure Quintero | Reuters

Militares sublevados se repliegan

Los militares sublevados finalmente se replegaron en un bastión opositor y abandonaron el sitio donde estaban concentrados, al tiempo que el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, aseguró que el 80 por ciento de los efectivos que participaron en el levantamiento fueron “engañados”.

Padrino López afirmó este martes que la mayoría de los militares que se encontraban sublevados en el Distribuidor Altamira, en las cercanías de la Base Aérea La Carlota, en Caracas, abandonó el lugar y se dirigieron a la Plaza Altamira, bastión de la oposición.

Padrino expresó que el Gobierno venezolano no permitirá agresiones contra las leyes, las instituciones, la democracia y la Constitución. “Están derrotados”, afirmó.

Por otro lado, responsabilizó a la dirigencia opositora de “cualquier derramamiento de sangre” y hechos de violencia que puedan suscitarse luego de que un “reducido grupo de militares y funcionarios policiales”, liderado por el diputado Juan Guaidó, sacara a Leopoldo López de su casa, donde cumplía arresto domiciliario.

“Este es un acto cobarde, terrorista y un intento de golpe de Estado”, aseveró en un contacto televisivo desde la capital venezolana.

El titular castrense informó que la facción sublevada se llevó algunos vehículos militares, armamento y municiones para apostarse en el Distribuidor Altamira, desde donde Guaidó envió un mensaje a través de las redes sociales, para que los venezolanos se sumaran a su acción, algo que no sucedió.

“Llevados bajo engaño”

El ministro de Defensa aseveró que, aunque el 80 por ciento de los militares que participaron en este intento de golpe de Estado fueron “llevados bajo engaño” a esa importante arteria vial, ubicada en el municipio Chacao, zona pudiente del este de Caracas, al percatarse de la situación, se retiraron del lugar y se reportaron con sus mandos naturales.

Calificó el “intento de golpe de Estado” como de “magnitud muy pequeña e insignificante” y expresó que todos los comandos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) “han dado una respuesta inmediata”, se han reportado a sus autoridades y han manifestado su respaldo al presidente Nicolás Maduro.

Por último, aseguró que “todo el país se encuentra en normalidad” y que “cada acción contra la patria” fortalece a las Fanb.

 

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario | Informe: Horacio Çaró
Más en Mundo

Un comentario

  1. Avatar

    Neri Ramón

    30/04/2019 en 18:59

    Me gusta comentarios sobre Venezuela!

    Responder

Dejá un comentario

Sugerencia

Dale arranque, Alberto

Tras la asunción presidencial y los festejos populares, el Frente de Todos empezó a despun