Otro hecho político que tiene como protagonista a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner vino a conmocionar el escenario nacional: su presencia en la cumbre del PJ nacional, en la que habló durante 20 minutos.

Al tope de la agenda no podía haber otra cosa: la definición de un gran frente opositor. Y aunque había muchos rumores, la asistencia de Cristina se confirmó muy poco antes de que la Comisión Directiva y la Mesa de Acción Política del Partido Justicialista (PJ) comenzaran la reunión prevista para este martes a las 15.

Pero la esperada foto con la mayoría de los principales dirigentes de esa fuerza política se produjo, y se habló de mucho más que la definición de un gran frente opositor que venza al macrismo en octubre próximo.

En lo formal, el titular del PJ, José Luis Gioja, antes de ingresar a la sede partidaria, expresó: “Tenemos un extenso temario para tratar con los compañeros. Vamos a ver la convocatoria que hizo el presidente (Mauricio Macri), la decisión de no convocar a las elecciones el Parlasur, y la frustrada intención del voto por mail que para muchos se trataba de un fraude”.

Pero a nadie podía escapar que la cúpula del peronismo analizaría dos cuestiones clave: los resultados de las últimas elecciones provinciales –en particular la de este domingo pasado en Córdoba–, y la construcción de un “frente patriótico” que compita electoralmente con Cambiemos en las presidenciales de octubre. Gioja aclaró, como al pasar, a Página 12 que ese frente estará definido antes de que concluya este mes.

Cuando la ex mandataria arribó a las 15.20 a la sede del PJ, ya el hashtag #CristinaEnElPJ se había viralizado, una vez conocida la participación de CFK del encuentro de la plana mayor del peronismo nacional.

A lo largo del encuentro, Cristina hizo uso de la palabra unos 20 minutos, que aprovechó para brindar su mirada sobre la gestión de Cambiemos, así como también subrayó la cuestión de la deuda externa y escenario económico en la actual coyuntura.

CFK se mostró predispuesta para ayudar a construir un frente abarcativo si hacer mención alguna al lugar en el que vaya a participar del mismo, y reiteró algo que rozó en la presentación de su libro la semana pasada: ese frente debe armarse con miras que trasciendan una eventual victoria electoral, y proyectarse a cómo gobernar el país que deja Macri en 2020.

Según publicó Infobae, “la ex mandataria hizo referencia a «la destrucción de la economía», «un mercado interno roto» y «el poder adquisitivo aniquilado»”. y que en esa sintonía, ponderó diversas variables económicas que exhibe el gobierno de Mauricio Macri.

La ex presidenta se retiró alrededor de las 16.15 de la sede del PJ, en calle Matheu 130, un lugar que no visitaba desde 2003 –hace 16 años–, en oportunidad de acompañar a su esposo, el ex mandatario Néstor Kirchner.

La actual senadora nacional no dialogó con los numerosos noteros que la esperaban a las puertas, y salió en un automóvil de un encuentro en el que estuvieron presentes el líder de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky; uno de los jefes de la CGT; Héctor Daer; los integrantes de la Corriente Federal de Trabajadores Ricardo Pignanelli y el camionero Hugo Moyano; el líder de canillitas Omar Plaini; Daniel Scioli, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, el de Formosa, Gildo Insfrán, el riojano Luis Beder Herrera, la catamarqueña Lucía Corpacci, la mandataria fueguina Rosana Bertone y el ex secretario de la Presidencia y jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, los diputados Fernando Espinoza y Eduardo De Pedro; el sanitarista Ginés González García, el jefe del bloque del Frente para la Victoria Agustín Rossi; la diputada rionegrina María Emilia Soria, el precandidato presidencial de Red x Argentina, Felipe Solá; el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández, y el presidente del PJ bonaerense Fernando Gray, entre otras y otros.

Cabe destacar que ésta fue la primera cumbre luego del Congreso partidario que se realizò en el microestadio de Ferro, allá por marzo, cuando se anunció que comenzaría la etapa de construir en frente electoral.

Con Paso o sin ellas, lo que resulta insoslayable es que sin todo el peronismo unido se corre el riesgo de no ganar en primera vuelta, y repetir el balotaje de 2015, con sus terribles consecuencias.

Voces de una cumbre inusual

Entre quienes hicieron una lectura política antes y después de la cumbre, también hizo su aporte el diputado nacional Agustín Rossi, antes de ingresar al PJ, señaló: “Hay que construir un gran frente de unidad opositora y este es el camino. Cristina tiene un rol insustituible porque es la que tiene mayor nivel de consenso en amplios sectores de la oposición”.

El jefe del bloque FpV-PJ agregó: “Si la oposición se une tiene posibilidades de ganar en primera vuelta. Esperemos que venga Cristina y diga lo que tenga que decir para después analizarlo”.

El líder camionero Hugo Moyano no dudó cuando le preguntaron por CFK: “Cristina puede ser una buena candidata y la acompañaría”. Y explicó: “Pasaron tantas cosas. Los peronistas somo así, un día decimos una cosa y después otra, pero lo importante es que cuando los laburantes nos necesitan estamos. La necesidad del pueblo nos une”.

Por su parte, Daniel Scioli reclamó que “haya una gran Paso”, y que “sea la gente la que ordene el arco opositor”. El último candidato a presidente peronista añadió: “Esperemos que a partir de estos resultados electorales y de esta realidad agobiante se empiece a poner atención. El partido tiene abiertas sus puertas. Esto sale adelante con lo mejor de cada uno”.

Pero Gioja, luego del encuentro, fue quien más abundó: “Necesitamos un frente electoral con el acuerdo de 15 o 20 puntos básicos. Si esto no sucede, el mecanismo será ir a las Paso, como es por ley, con todos los que quieran ser candidatos”.

Gioja agregó: “Tuvimos la más que grata visita de la ex Presidenta de la Nación que quería venir a conversar con los compañeros de la conducción formal del PJ en el país. La escuchamos, charlamos durante 50 minutos, trazó un panorama muy interesante sobre la situación del país y hablamos del contrato social que ella propone”.

El sanjuanino, en otro tramo de sus declaraciones, afirmó: “Este partido va a estar a la cabeza del frente patriótico opositor que tenemos que conformar antes de que finalice mayo”.

Respecto de Cristina, el titular del PJ sostuvo que la encontró “muy clara, muy precisa, muy serena, muy estadista diría, no dejó tema de actualidad sin tocar y todos coincidimos en el análisis que hace Cristina de la realidad argentina”.

Para Gioja, la osa es simple: “Tenemos que unir al peronismo primero y a la oposición después para poder dar la batalla y derrotar a este gobierno que ha fracasado gobernando la Argentina”. Y no dejó de convocar a todos, pero en especial “a (Sergio) Massa, a todos los compañeros que están en su misma situación, necesitamos de la unidad”.

Alrededor de la decisión o no de CFK de ser candidata a presidenta, opinó: “Si Cristina se presenta o no como candidata lo resolverá ella en el momento que desee, pero sí va a tener un rol más que trascendente para ganar la elección y seguir gobernando después”. Por si cupiera alguna duda, remarcó: “No sé si Cristina va a ser o no candidata, lo que sí es seguro es que va a jugar un rol central en todo”.

Por último, Alberto Fernández aludió a los “gobernadores muy importantes” con quienes todavía falta dialogar hacia las Paso, y opinó: “Todos los gobernadores nuestros hace falta que estén aquí, como hace falta que Sergio Massa, que es alguien que tiene votos, esté acá también”.

El ex funcionario de Néstor y Cristina, cuando le preguntaron por la candidatura de la última, respondió corto, al pie, y la dejó picando: “¿Qué se yo? Preguntale a Cristina. Pero cada día estamos más cerca”.

Más notas relacionadas
Más por Horacio Çaró
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

La sangre guaraní de San Martín no se rinde ante el racismo liberal

El libro Mestizo, del investigador Víctor Hugo Torres, desafía a la discriminación impuest