La construcción de 3 mil jardines de infantes es una de las promesas de campaña de Cambiemos más conocidas. Por no haberse cumplido, claro. Ahora Macri anuncia que se enseñará inglés en todas las escuelas estatales del país desde el jardín de infantes. No hay salitas pero anuncia inglés y por videoconferencia.

Inglés desde el jardín de infantes en todas las escuelas estatales. Abarcará todo el país, hasta las localidades más remotas. Las clases se darán con videoconferencias de docentes con conocimientos avanzados en el idioma, además de la asistencia presencial del docente del aula”, escribió el presidente Macri en su cuenta de Twitter el 3 de octubre pasado.

El anuncio –otra vez de campaña- se explaya en la página de Juntos por el Cambio: “Necesitamos que todos los chicos del país tengan herramientas para su futuro. Por eso, vamos a ofrecer inglés desde jardín de infantes a todos los alumnos de escuelas estatales y vamos conectar a Internet el 100% de las escuelas públicas”, arranca lo que llaman #Propuesta4 de la “Nueva etapa”, donde se afirma que estas medidas “van a beneficiar a más de siete millones de alumnos de todos los niveles educativos, desde el jardín de infantes a la secundaria”. Y sin el menor pudor, la propuesta señala que “estas promesas son posibles gracias a todo lo que hicimos durante estos años para transformar la educación pública”.

La realidad indica otra cosa. Un informe realizado por el Instituto “Marina Vilte” de Ctera –presentado el 31 de marzo de este año- repasa que en 2016 “el Presidente Mauricio Macri anunció el lanzamiento de Plan Nacional 3.000 Jardines de Infantes, asumiendo el compromiso de construir en los cuatro años de su gestión un total de 3.000 instituciones educativas de nivel inicial”. Al año siguiente, esos jardines se convirtieron en salas: “En el año 2017, el ministro de Educación Alejandro Finocchiaro anunció la reconversión del plan, diciendo que en lugar de 3.000 jardines, se construirían 10.000 aulas. Los motivos esgrimidos: falta de previsión para contar con terrenos para la construcción de edificios y para calcular el incremento del ‘gasto corriente’ que implicaría el plan (salarios, equipamiento, mantenimiento, etc.)”.

Lo que sigue para 2018 y 2019 son mayor subejecución y desfinanciamiento en lo destinado para cumplir con lo anunciado.

Los indicadores que se presentan en este informe a escala nacional dan cuenta claramente que la promesa electoral de construir 3.000 jardines de infantes fue incumplida, privando del derecho social a la educación a más de 600.000 niños y niñas en edad de acceder a la educación inicial”, se advierte en el informe del Instituto Marina Vilte que puede leerse completo en el sitio: mediateca.ctera.org.ar

Entre otros datos que arroja el estudio de Ctera, se muestra que “para 2019 el presupuesto para el Plan 3.000 Jardines, en línea con el ajuste acordado con el FMI, se redujo 58 % en términos nominales y 68 % en términos reales con respecto al presupuesto inicial de 2018”.

Ese ajuste y promesa no cumplida significan para la provincia de Santa Fe que de los 21 jardines proyectados en ese Plan Nacional de Cambiemos, “sólo 8 iniciaron su construcción y 0 (ninguno) fue terminado. De estos 8 iniciados sólo 3 llegaron al 50% de ejecución, 1 al 30% y los otros 4 prácticamente no tienen más que los cimientos. Para 2019 se han dejado 13 obras sin presupuesto”. Estos datos fueron aportados por Amsafé provincial al informe de la Ctera.

El nivel inicial abarca –por ley de educación nacional- desde los 45 días a los 5 años inclusive. Es obligatorio desde la sala de cuatro años. Y tal como se expresa en la ley nacional representa una etapa clave para “promover el aprendizaje y desarrollo” de las niñas y los niños, “como sujetos de derechos y partícipes activos/as de un proceso de formación integral, miembros de una familia y de una comunidad”. También para alentar los valores de solidaridad, confianza, cuidado, amistad y respeto a sí mismo y a los demás. Además, de desarrollar su capacidad creativa y dar lugar al juego como el mejor motor para el aprendizaje.

En otras palabras, el jardín de infantes iguala en derechos. Y de eso –negar ese derecho- se trata el daño que Cambiemos le hace a las infancias.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes, y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

La ciencia, Macri y más mentiras de campaña

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Alberto Fernández: “Tenemos que construir un país que contenga a todos los argentinos”

El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, sostuvo este jueves que