En siete días de enero, siete crímenes. El último fue la noche de este lunes cuando un hombre de 34 años fue asesinado en la zona noroeste.

De acuerdo a las primeras investigaciones policiales difundidas este martes, el séptimo homicidio en lo que va del año se produjo en Oncativo al 2900, frente a la casa de la víctima, entre Cristalería y la zona Cero.

El fallecido fue identificado como Leonardo P. que al parecer celebraba una reunión, cuando recibió una llamada telefónica, salió a la calle y una o más personas lo abordaron y lo atacaron a tiros. Interviene la Unidad de Homicidios Dolosos en turno.

El anterior homicidio fue el domingo por la noche, en la zona de Racedo al 4400, al oeste de la ciudad, cuando una balacera se cobró la vida de un adolescente de 17 años que recibió un disparo en la cabeza y falleció en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) por la mañana del lunes. El adolescente fue identificado como Kevin Osvaldo García.

El quinto caso fue en Río de Janeiro y Gaboto, cerca de las 5.30 del domingo 5 de enero. Según testimonios uno de los hombres quiso sacarle el celular a su vecino, hecho que desató la discusión y derivó en el desenlace fatal. La víctima recibió una herida de arma blanca en la zona de tórax y terminó falleciendo en el lugar. Fue identificado como Lucas Velasco de 26 años.

En tanto, el cuarto y el tercer caso se sucedieron el viernes 3 de enero pasado, cuando un gendarme y un hombre que habría intentado robarle murieron por heridas de armas de fuego al caer la noche durante un aparente intento de robo.

El agente estaba en su auto con su esposa en el Parque Acceso Sur de Granadero Baigorria, lindero a la cabecera del Puente Rosario-Victoria. El gendarme era Rubén Darío Soto y al atacante fue identificado como Emanuel Chazarreta.

El primer y segundo homicidio del año llegaron el mismo 1º de enero. En Rodríguez al 4000, en el Barrio Itatí, recibió un puntazo fatal el changarín Raúl «Changa» Orellano, 32 años, quien al parecer según primeras versiones, defendió a su hermana en una gresca, durante los festejos de Año Nuevo. Dos primos de 23 y 27 años que se ganan la vida como cuidacoches fueron imputados. 

La otra muerte fue la de un muchacho de 23 años asesinado en la en Villa La Paloma, en un descampado en inmediaciones de pasaje 503 y Pavón, Ayacucho al 6500. Tras resultar herido de bala en la zona lumbar y en uno de sus brazos, allegados lo trasladaron al hospital Roque Sáenz Peña y de allí fue derivado al Heca donde los médicos informaron que había fallecido a las 8.30 como consecuencia de las heridas sufridas. La víctima fue identificada como Jonatan Ezequiel Ancherama.

Fuentes: El Ciudadano y La Capital

Pimienta y sal

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Para despegar del subsuelo

Avanza el proyecto por un salario básico universal a trabajadores de bajos ingresos, para