El ministro de Salud, Luiz Mandetta, fustigó públicamente al presidente Jair Bolsonaro y lo desafió. “La gente duda si hacerle caso” al mandatario, afirmó el funcionario en referencia a las medidas de protección frente a la pandemia.

“Espero que tengamos modelos de trabajo unificados. Porque lo que pasa es que el brasileño está en dudas: no se sabe si escuchar al ministro o al presidente”, disparó Mandetta, en un nuevo capítulo de enfrentamiento con el presidente Bolsonaro a raíz de las visiones contrapuestas sobre la necesidad de implementar cuarentena y aislamientos social por la crisis sanitaria.

Las críticas de Mandetta fueron realizadas en el programa Fantástico, de la TV Globo, en medio de la tensión entre el ministro y el mandatario, que también confrontó con gobernadores e intendentes que ordenaron medidas, aunque ninguno de ellos optó por hacer obligatorio el aislamiento.

Este lunes por la mañana, al salir del Palacio de la Alvorada –la residencia presidencial en Brasilia– Bolsonaro fue consultado sobre las declaraciones del ministro. Y respondió: “No miro la TV Globo”.

Mandetta, del partido conservador Demócratas, sumó así un nuevo choque con el presidente, que hace una semana estuvo a punto de echarlo de su cargo por las diferencias en el abordaje de la pandemia, motivo por el cual intervino el ala militar del gobierno, encabezada por el jefe de Gabinete, general Walter Braga Netto.

Como para mostrar la contracara a los innumerables repudios al ultraderechista mandatario, este fin de semana, activistas bolsonaristas salieron a las calles en las principales ciudades para protestar contra las cuarentenas ordenadas por diferentes gobernadores.

En la entrevista con Globo, Mandetta, sin embargo, aclaró que en el gobierno “no hay nadie a favor o en contra de nada. Nuestro enemigo es el coronavirus, este es nuestro adversario, el enemigo, soy ministro por obra del presidente, que mira por el lado de la economía, pero en el Ministerio tenemos que ver la economía, la cultura, a educación y el equilibrio de la protección”.

El ministro adelantó que para Brasil los peores meses serán mayo y junio, otra diferencia con Bolsonaro que este fin de semana, durante una teleconferencia con pastores evangelistas, dijo que la enfermedad “se está yendo, dejando al desempleo”.

El sábado Mandetta y Bolsonaro se mostraron juntos en la inauguración de la obra de inicio de la construcción de un hospital de campaña en el estado de Goiás, centro-oeste. Allí, contra la recomendación del ministro, Bolsonaro rompió el protocolo y fue a abrazar a personas, tal como lo viene haciendo todos los fines de semana desde que en marzo los gobernadores comenzaron a restringir actividades y determinar cuarentenas.

Según la última información oficial, publicada este domingo, Brasil tiene 22.169 casos confirmados de infectados por coronavirus y 1.223 muertes. San Pablo, epicentro del Covid-19 en el país, registró el 55 por ciento de aislamiento el sábado, en base a su sistema de inteligencia artificial realizado en acuerdo con las operadoras telefónicas, para determinar el movimiento de la población.

“El ideal es el 70 por ciento para no colapsar el sistema”, dijo el infectólogo David Uip, responsable de la campaña contra el coronavirus en el estado de San Pablo.

Pese a las medidas, bolsonaristas marcharon el domingo contra la cuarentena y para pedir la renuncia del gobernador Joao Doria, un ultraliberal del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) que se eligió en alianza con Bolsonaro en 2018 y ahora se pasó a la oposición.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tus dispositivos y los sábados, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Rosario registró 470 nuevos casos de coronavirus

El Ministerio de Salud santafesino informó, además, que este miércoles hubo 1.468 contagio