Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Una cámara de seguridad permitió a los investigadores determinar quienes mataron a Eduardo Trasante estuvieron seis minutos en su casa. Secuestraron un auto que habría sido utilizado para el homicidio.

Las declaraciones de la pareja y de una de las hijas de Eduardo Trasante, el ex concejal asesinado este martes, conforman los ejes de la investigación del crimen, por el que este miércoles fue secuestrado un Peugeot 308 blanco que habría sido utilizado por los asesinos.

Una cámara de seguridad ubicada frente al domicilio que el pastor evangelista compartía con su pareja, Carolina L, permitió a los investigadores establecer que los dos hombres que lo mataron estuvieron seis minutos en la vivienda de San Nicolás 3638.

Voceros del caso indicaron a Redacción Rosario que los dos asesinos llegaron al lugar a las 14.47 del martes y salieron a las 14.53.

Según la investigación, los dos hombres golpearon a la puerta de la casa de Trasante a las 14.47 y fueron atendidos por una niña de 11 años, hija de su pareja Carolina.

“La nena fue a buscar a su madre y cuando los atiende la reducen y la hacen entrar”, confió una fuente del caso.

Los investigadores intentan establecer qué ocurrió durante esos seis minutos en que los asesinos estuvieron en la casa y mataron a Trasante de un disparo en la cabeza con una pistola calibre 9mm.

El tiro atravesó la mano derecha de la víctima, quien murió en el acto al recibir el impacto de bala en la cabeza.

El fiscal Patricio Saldutti ordenó este miércoles secuestrar un Peugeot 308 blanco que fue abandonado en avenida Uruburu y Barcalá, en la zona sur.

Vecinos del barrio Alvear, donde fue asesinado el pastor, señalaron la presencia de un automóvil blanco, que también fue tomado por algunas de las 13 cámaras de seguridad que el fiscal pidió relevar en procura de pruebas.

La pareja de Trasante, Carolina, declaró este miércoles durante varias horas en la Fiscalía de Saldutti y también lo hizo una hija de la víctima, Ana Luz, que estaba en la casa cuando su padre fue asesinado.

Voceros judiciales indicaron que esos testimonios serán centrales para avanzar en el móvil del crimen que sacudió a Rosario, por tratarse de un ex concejal de la ciudad que, además, perdió a dos hijos víctimas de la violencia.

Tras declarar, ambas mujeres fueron incorporadas al Programa de Protección de Testigos de Santa Fe y reubicadas en nuevos domicilios.

Eduardo Trasante perdió a su hijo Jeremías en el triple crimen de Villa Moreno. Por ese hecho, en el que también murieron los militantes del Movimiento 26 de Junio Claudio “Mono” Suárez y Adrián “Patom” Rodríguez, fueron condenados tres narcos de la zona, quienes confundieron a los jóvenes con “soldaditos” de otro “transa” con el que mantenían una disputa.

Dos años después fue asesinado otro de sus siete hijos, Jairo, al salir de un boliche del centro en el que había tenido una pelea con otras personas. Iba en moto con un amigo cuando le dispararon desde un auto y lo mataron.

Por las características del crimen del ex concejal, la hipótesis de robo fue descartada y los investigadores trabajan “en un par de líneas” vinculadas a una presunta venganza, sobre la que aún no existe “mucha claridad”, dijeron fuentes judiciales a este medio.

Para el bloque de concejales de Ciudad Futura, al que perteneció Trasante antes de dejar del cuerpo deliberativo por un presunto caso de acoso sexual, el crimen tiene características “políticas”.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí todos los días  info destacada de Redacción Rosario en tus dispositivos por mail, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

 

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Otra cifra máxima de fallecidos por Covid-19 en el país

Otras 470 personas murieron este martes y 12.027 fueron diagnosticados con coronavirus. Es