Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Una bicicleta fugitiva, las andanzas de tres ratoncitos repugnantes, el señor de los regalos equivocados (bastante mal llevado), una reina mandona que tiene unos zapatos muy rebeldes (para peor, son sus preferidos) y hasta un glosario con derivados de la papa para que no se pierdan en el olvido nobles palabras como paparulo o papamoscas, porque más allá de los usos y significados, lo importante es que sigan sonando por ahí. Esto y mucho más viene envuelto y revuelto en el libro de Laura Vilche (Rosario, 1965) Cuentos rayados, editado por el sello rosarino Libros Silvestres. La autora, que además de narradora tiene una larga trayectoria como periodista en la ciudad, advirtió que “lo rayado” de los cuentos “no tiene que ver con las rayas literales sino a cuando uno se raya, está pirucho, atribulado, es decir, cuando uno no está dentro de la norma”. En una entrevista que dio al programa radial Poné la Pava, Vilche explicó que los 15 cuentos que integran el flamante libro no tienen intenciones moralizantes ni pedagógicas. “No son textos para hacer algo, no son textos para la escuela”, por el contrario, afirmó que “tratan de descontracturar, de romper con cierto dogmatismo”, y aclaró que “no dejan mensaje” a priori. Sin dudas, los personajes de Vilche enamoran, enganchan y provocan reacciones de todo tipo. ¿Acaso no se puede hablar de la caca, de los chismes y las peleas? Pues claro que sí. Y entre el batifondo que producen estos personajes, el humor está a la orden del día. Como un guiño medio canchero y cómplice, en la contratapa se avisa que estos relatos no “van en busca de niños buenos”. El tono desprejuiciado, poco solemne y hasta dicharachero (atenti lectores adultos, insistimos con esto porque hay todo un repertorio de palabras que creíamos perdidas y vuelven en avalancha. Incluso muchas que no están dichas en el libro, por arte de magia aparecen lo mismo) deja flotando en el aire preguntas y mucha risa.

Hasta ahora, Vilche sólo había publicado Gato enojado no caza ratones, el cuento en formato fanzine que abrió la colección Tarumba, del mismo sello. Con Cuentos rayados, la periodista que también trabajó como maestra de grado, se larga como contadora de historias tanto para chicos como para grandes. “Yo vengo escribiendo para las infancias pero también para los adultos que leen con los chicos. No es nada fácil llegar a los niños”, explicó la autora sobre este público en particular. “No hay que subestimarlos, son lectores a los que hay que tratar con respeto como a cualquier otro”, aclaró. En el reportaje, Vilche también se refirió a la presunta competencia entre el libro de papel y las pantallas, que por estos días parecieran acaparar el interés (¡de todos!) en especial el de los más chicos. “Yo tengo muchos sobrinos, biológicos y postizos, y también tengo amigos niños, y cuando me acerco a ellos con un cuento, con una buena historia detrás, los chicos están prestos a escucharla. Digo que el soporte, si es papel o es virtual, es importante, pero lo que prima es que haya una buena historia y que esté bien contada”. Entre la pandemia y el Día de las Infancias, la editorial resolvió lanzar este nuevo título (que junto a Los raros Vol II fueron realizados con el apoyo del Ministerio de Cultura de Santa Fe. Convocatoria 2019) con una preventa a un precio promocional. Los libros serán entregados puerta a puerta durante la segunda semana de agosto y sólo rige para Rosario. De este modo, Cuentos rayados ya forma parte del catálogo de Libros Silvestres, la editorial rosarina que comenzó a funcionar en 2014 abocándose a las infancias, pero apostando a libros que puedan ser disfrutados por lectores curiosos de todas las edades: “Textos desafiantes, actuales en su contenido, que esquivan la ingenuidad”. Por ahí vienen los Cuentos rayados, ¡Chapeu!

 

Fuente: El Eslabón

 

Más notas relacionadas
  • Poesía alucinada

    En agosto se publicó, al menos en esta partecita del mundo, el libro más lindo del 2020. Y
  • Las desigualdades al borde de la ficción

    Hace algunas semanas, la editorial Casagrande sacó de imprenta Memoria del polvo, del rosa
  • Tan lejos, tan cerca

    Una vez un escritor rosarino, seguramente haya sido Marcelo Britos, en una entrevista que
Más por Eugenia Arpesella
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Reforzarán los controles para evitar aglomeración de gente

Desde la Municipalidad recordaron que está permitido solamente realizar caminatas breves