Plantamos bandera. Paridad en los escenarios rosarinos, fue un conversatorio que se llevó a cabo este sábado 14 de noviembre con motivo del primer aniversario de la sanción en el Concejo Municipal de Rosario de la ordenanza 10.004 que establece fomentos para espacios equitativos de género entre las y los trabajadores compositores, intérpretes e instrumentistas de la música local. 

La charla virtual a través del dispositivo meet tuvo un alcance nacional, ya que además de la coordinación por parte del colectivo Mujeres Músicas Rosario, y el apoyo de organizaciones como El Qubil (Músicos Independientes de Rosario), Acmi (Asociación Civil de Músicos Independientes) y Mur (Músicos Unidos de Rosario), tuvo también la participaron de agrupación Sonar de Córdoba, Tipas de Tucumán, Asociación Civil de Músicas de Santiago del Estero, y referentes como Nancy Pedro de la región Noa del Instituto Nacional de la Música (Inamu), como así también el presidente de ese organismo, Diego Boris.  

Como parte del CMMR, la cantante Vicky Durand Mansilla, que ofició de moderadora, afirmó para dar pie al conversatorio “que estamos dando una batalla cultural”, y dió paso a las palabras de Majo Clutet, que recordó que la lucha por la equidad comenzó en 2018 cuando un grupo de mujeres se unieron en los denominados “martes verdes” para apoyar la ley de interrupción voluntaria del embarazo.

“Nos dimos cuenta que muchas de esas mujeres eran músicas, entonces nos juntamos en una casa y llegamos a ser como 30 personas”, recordó Majo y agregó que en ese momento, muchas de esas mujeres sostenían “Yo toco en mi casa” ya que no tenía espacios en los escenarios, y las que salían a tocar se encontraban con muchos problemas.

Además, contó que en el momento que salió la ley de cupo a nivel nacional, de 46 festivales a lo largo del país, de 1600 participantes, sólo 160 eran mujeres. De esta manera, la referente de MMR abogó por “la paridad por sobre el cupo”, y ponderó su iniciativa de fomento no punitivista.

Fifty-fifty

Julieta Tomeo explicó que la normativa de fomento local se consigue en los espacios públicos integrando un registro y gestionando un sello estatal y detalló que la paridad en caso de agrupaciones mixtas, por ejemplo de 3 integrantes, lo que se suma es la mitad más uno. Con respecto al fomento, para los privados que adhieran, se les exime de los impuestos a espectáculos públicos, y en el caso estatal, se garantiza la publicidad de los espectáculos en los canales públicos.

Julieta también se preguntó:  “¿Por qué no buscar la paridad nacional?” con respecto al dispositivo de cupo, que representa un 30 por ciento de mujeres en los escenarios, un modelo que prevé sanciones ante el incumplimiento. 

Celia Martínez puso en evidencia como mujeres músicas son el sostén de familias, que están a cargo de hijos e hijas. “No estamos en paridad en ningún ámbito, pero estamos pudiendo legitimar nuestra derecho, si se diera la situación inversa con los varones, lo plantearíamos como una injusticia. No es una lucha individualista, es una reparación colectiva histórica”.

Como partícipe del conversatorio, Diego Boris, presidente del Inamu,  celebró la ordenanza mencionada y recordó que viene participando de estas movidas desde el 2014, con eventos como Tango Hembra (festival internacional de tango feminista). 

“Valoro este tipo de iniciativas de gente que se junta para cambiar la realidad”, afirmó Boris y definió una posible ley de paridad nacional “como un escenario ideal”, además defendió la construcción que se da en lo “territorial asociativo”, en referencia a las discusiones en torno a los Consejos Regionales de Músicxs. “Hubo casos que se premiaron a todas las mujeres y no alcanzó al 18 por ciento del total de los proyectos entregados, por eso la ley de cupo es una base, una vidriera”. 

Movimientismo, una decisión política

Diego Boris también se animó a valorar las herramientas institucionales para la aplicación de las normas. “Con el movimientismo se puede ganar un derecho, una conquista, nosotros por ejemplo, con la Ley de la Música la empezamos a pelear como Músicos Argentinos Convocados pero cuando tuvimos que pelear el 30 por ciento de la música nacional y la música independiente lo hicimos con la Federación de Músicos Independientes”, para el representante del Instituto, cuando no se institucionalizan las demandas se corre el riesgo de que la aplicación de las leyes o normas la lleven adelante otras personas.

En este sentido, Majo Clotet explicó que “la decisión de no tener personería jurídica es una decisión política que no nos impide articular con el estado”.

Retomando la palabra en el foro, Julieta Tomeo, planteó nuevamente la paridad desde la  profesionalización. “Hay una desigualdad histórica que nos impide profesionalizarnos, cuando uno exige calidad artística exige que se garantice en estas regiones paridad en los fomentos para que haya proyectos más amplios, con mujeres y  disidencias, no sólo de proyectos de hombres que solo pueden dedicarse a la música, por qué no pensarlo de una manera más global”, se preguntó.

Sobre el final de la charla, Andrés Abramowski, de El Qubil, resumió: “Tomo la paridad como un concepto a militar”, el Polaco, que participa de los consejos regionales, defendió también las herramientas institucionales: “Nos comprometemos a pelear por la paridad también desde el lugar institucional que militamos y que creemos es un lugar a defender, creo que hay que mejorar el concepto de cupo y que ahora vamos a empezar a hablar de paridad, es fundamental, no sólo para la actividad musical”.

A modo de conclusión, el CMMR manifestó que esta conquista en los escenarios locales es un ejemplo de ciudadanía activa, una ordenanza que votada por concejales y concejalas se convirtió en una herramienta  pedagógica.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días en tu correo electrónico y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón. O comunicate al WhatsApp +54 9 341 6407379.

 

Más notas relacionadas
Más por Juan Pablo de la Vega
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Una semilla con Memoria, Verdad y Justicia

En La Toma, Claudia Flores coordina talleres para travestis y trans. Buscan formar microem