educación

 

Hasta principios de octubre había unas 120 escuelas, de diferentes niveles y modalidades, pertenecientes al departamento Rosario que seguían dictando clases en burbujas. Esta semana volverán a relevar la situación, pero ya estiman que ese número se redujo considerablemente y que para noviembre no quedarán escuelas trabajando con este sistema. El dato lo aporta el director de la Regional VI de Educación, Osvaldo Biaggiotti, quien reconoce que los problemas de infraestructura escolar son un obstáculo para alcanzar la presencialidad plena, además de una de las mayores demandas que atienden.

Mientras la mayoría de los establecimientos educativos de la provincia regresó a la presencialidad total, aún hay jardines y escuelas primarias y secundarias que mantienen el sistema de trabajo en burbujas, dado que no cuentan con espacios suficientes para resguardar las normas de cuidados sanitarios.

El director regional explica que para revertir esa situación se trabaja para sumarlas a las categoría de “excepcionalidad” -acordada en el Consejo Federal de Educación- que permite achicar distancias permitidas pero a cambio intensificar los demás cuidados, en estos casos con testeos y la medición del monóxido de carbono.

Biaggiotti admite que hay casos puntuales que tienen que ver con resolver problemas de infraestructura relacionados con la construcción de nuevos espacios. Cita como ejemplos las escuelas Intercultural Bilingüe N°518 y la Técnica N°392 de Rosario. “Ya están relevadas y está el financiamiento”, señala y agrega que “falta concretar el inicio de las obras para poder llegar a febrero con las aulas listas”.

Los problemas de infraestructura, ya sea por arreglos, falta de aulas y hasta de escuelas, están en las demandas más reiteradas a la Regional VI. “Ya la situación era extrema cuando arrancamos (la gestión), cuando nos encontramos con muchas escuelas sobreexigidas con la matrícula”, advierte sobre la urgencia que se les planteó apenas asumieron.

Biaggiotti afirma que los pedidos de saneamiento nunca paran y que se les están dando mucha respuesta. “Estamos entregando a razón de siete u ocho Fani (Fondo de Asistencia de Necesidades Inmediatas) por semana para arreglar las escuelas. Las directoras nos dicen que hacía 6, 8 años que los habían pedido. Nos da satisfacción poder hacerlo”, expresa el director regional.

Incluye en los temas de infraestructura que preocupan al Ministerio de Educación el pedido de construcción de nuevos establecimientos educativos. “Diría que no hay presidente comunal que no las pida permanentemente”, advierte sobre la demanda creciente de construcción de jardines y escuelas, en particular en la zona sur de la provincia, donde se evidencia una clara explosión demográfica. En esa zona ya están licitadas o apunto de hacerlo unos 15 nuevos establecimientos educativos, en tanto que otros 10 están en análisis.

Escuela 801

A mediados de este año se conoció públicamente el reclamo de la comunidad educativa de la Escuela N°801 por el edificio propio. Es que hace 86 años que alquilan la casa de Viamonte al 1900 para el dictado de las clases, y este año los dueños habían decidido no renovar el alquiler.

“Logramos que los propietarios prorroguen un año más el alquiler. Nos da un respiro y tiempo”, dice Biaggiotti. Y afirma que están abocados a conseguir un nuevo inmueble en el barrio y hasta no descartan la alternativa de la construcción propia.

 

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Educación

Dejá un comentario

Sugerencia

Tras el reclamo del Instituto 22, Educación abrirá una mesa de diálogo

La subsecretaria de Educación Superior, Patricia Moscato, dijo que el pedido de esta comun