“Por el río Paraná/ pasan cosas muy curiosas/ un carpincho con su esposa/ han abierto un almacén. La otra vuelta un yacaré/ quiso quedarles debiendo/ y lo sacaron carpiendo/ no me pregunten por qué”. Suena la dulce galopa que cuenta historias que pasan Por el río Paraná, tal cual su nombre. La canción es parte del disco Tierragua, mundo de ensueño litoral, recientemente publicado por el Taller Ecologista y que ya disfrutan las infancias.

Son ocho canciones, una leyenda chaná y una fábula guaraní. Todas, una sucesión de palabras enlazadas con imágenes y sonidos del litoral. Pura poesía construida de manera colectiva y cuidada, interpretada en la dulce voz de Florencia Ruiz Ferretti.

La riqueza de los géneros musicales reunidos en Tierragua es otro hallazgo del disco destinado especialmente para las niñas y los niños, pero que se disfruta sin edad. De eso no hay duda. Como la chamarrita Abuela Paraná, cuya letra canta: “Abuela Paraná/ baja danzando/ con caderas anchas de barranca./ Sus manos acunan peces, / sol y luna se inclinan a besarla”. O el chamamé Camalote, que entre otras cosas expresa: “Sobre un tapiz de luna/ flor azul en el ombligo/ ya se viene un camalote/verde de luz encendido”.

Uno de los temas del disco también se aprecia en YouTube, con una animación stop motion sobre la ranchera Los secretos del barro. Las imágenes modelan la letra de esta canción, como cuando dice: “Sueña sueños marrones/ de rayas, pies y anguilas./ Se adormece con cantos/ de ranas y alquimias”.

Paisaje, territorio y cultura

El disco es un proyecto del Taller Ecologista, dentro del Programa Humedales sin Fronteras, y se lanzó en el marco del Día Mundial de los Humedales (2 de febrero). Se puede escuchar a través de las plataformas SoundCloud y Spotify. Y como bien se sintetiza en una nota publicada en el sitio del Taller, “a través de la poesía, la música, los paisajes sonoros del río y la isla, una leyenda chaná y una fábula guaraní, el disco describe un paisaje, un territorio, y su cultura”.

Tierragua se suma a las producciones del Taller Ecologista destinadas a concientizar sobre la vida en el humedal, y más que aprovechables en los espacios educativos como la escuela: el radioteatro infantil sobre humedales Araí y el Carpincho, los podcasts para la secundaria La voz del río y el video animación con títeres de papel del radioteatro Fábula del fuego y el río. A lo que se agregan las propuestas pedagógicas para docentes, diseñadas para sacarle provecho en el aula a tan valioso material.

Tanto el disco como las demás realizaciones tienen un sentido claramente de cuidado, ampliamente educativo. “En tiempos de globalización económica y cultural, la educación ambiental se orienta claramente a recuperar el sentido de arraigo. El lugar es un espacio productor de subjetividad. Desde este enfoque, una de las razones para la educación ambiental es territorializar la experiencia escolar, advirtiendo la inscripción de lo local en coordenadas globales”, dice la responsable del área Educación Socioambiental del Taller Ecologista, Claudia Costinovsky. Una reflexión que se destaca en el documento que acompaña el disco Tierragua.

Las letras de las canciones reafirman esa idea, hablan del río, de su flora, de su fauna, de la historia y de cada vida que se asienta en el humedal. Como los rasguidos dobles que cuentan de la belleza del Irupé (así se llama) o narran con humor la mezcolanza de animales que se armó por quien quiso ser Mago por un rato: “Yacarés muy azules,/ con plumas y seis patas,/ la tacuarita azul y el zorzal colorado/ nadaban por el río/ como si fueran dorados”.

O el chamamé que rescata Los yuyitos de la isla –tal cual su nombre– que curan “dolorcitos temblorosos en la pancita”. “Hojas de espinillo/ para desinfectar las heridas./ Jarabe de curupí y timbó/ para el resfriado y la congestión./ Y mirar la luna llena en el río,/ para seguir soñando./ Sí, la tierra nos regala/ toda su medicina con amor”.

Resistencia sonora y poética

Las propuestas artísticas de esta iniciativa ofrecen “un lugar importante a la escucha”, resalta la coordinadora general del proyecto Florencia Ruiz Ferretti. Y dice que Tierragua es “resistencia sonora y poética que busca transmitir un profundo amor por nuestros humedales, que logre movilizarnos hacia su cuidado”.

El nombre elegido para el disco –explican quienes lo concretaron– “se refiere al barro, a la arcilla, a los sedimentos que arrastra el río, a este medio típico de nuestros humedales en los cuales la tierra y el agua están íntimamente ligados, tejiendo lazos continuamente para conformarse como un solo elemento inseparable, mancomunado. Y es el barro –la tierragua– el elemento configurador del humedal, el material creativo y fundante de estos territorios, como lo han transmitido los pueblos chaná y guaraní en sus obras cerámicas tan representativas y virtuosas”.

Las canciones fueron escritas y compuestas por una diversidad de artistas del Paraná medio e inferior: Marta Petrich y Leonardo González de la ciudad de Paraná (Entre Ríos); Marcelo Coronel, Fabián González y Florencia Ruiz Ferretti de Rosario (Santa Fe); Fernando Lernoud de islas del Delta, Tigre (Buenos Aires) más Guillermo Lugrin, invitado desde el río Uruguay, de Concepción del Uruguay (Entre Ríos).

La interpretación de los temas estuvo a cargo de Marcelo Coronel (guitarras de seis y de siete cuerdas), Fabián González (guitarra), Andrés Dean (guitarra), Guillermo Lugrin (guitarrón), Juan Santiago Oliva (flauta traversa), Cecilia González (violoncello), Marcos Montes (bandoneón), Lucas Polichiso (acordeón), Diego Rada (contrabajo), Carlo Seminara (percusión), Florencia Ruiz Ferretti (voz principal y banjo), Maia López y Mirko Moskat (coros).

Los arreglos fueron realizados por Andrés Dean, Marcelo Coronel, Carlo Seminara y Florencia Ruiz Ferretti. La producción musical estuvo a cargo de Florencia Ruiz Ferretti. Y los cuentos sonoros contaron con la interpretación de Victoria Durand Mancilla y Luciano Temperini.

El disco se presenta como un trabajo colectivo y con una mirada ambiental fraterna y amorosa. Porque como marca el candombe del litoral Somos humedal (incluido en Tierragua): “Soy río, soy orilla,/ vivo en la isla, vivo en la ciudad./ Todos los seres somos hermanos/ todos somos humedal”.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
  • La ferocidad de un depredador herido

    Especialistas internacionales coinciden en que el poder hegemónico de EEUU “está en decliv
  • Educando al vigilante

    La capacitación a policías santafesinos en la facultad de Medicina de Rosario es un hito h
  • La nocturnidad del régimen

    En un expediente iniciado por una denuncia de Hijos Rosario, piden ampliar la indagatoria
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

Deuda histórica con Santa Fe: Perotti detalló el acuerdo con Nación

“Sin dudas es una señal positiva que los santafesinos, cuando nos unimos y le damos persev