Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Y un día se pusieron a barrer el patio trasero. Se vive uno de los momentos más complicados de los últimos años en las relaciones entre Washington y Latinoamérica. 

 

Mientras que Bolivia expulsó al embajador estadounidense y lo acusó de estar tras las revueltas internas, que ya suman nueve muertos, la Casa Blanca le contestó con la misma moneda.

Por su lado, Chávez, se solidarizó con Morales y también echó al representante de EE.UU. en Venezuela. Además, denunció una nueva conspiracion en su contra, fogoneada desde el Norte .
En tanto, Argentina, que salió en defensa de Evo y mantiene excelentes relaciones con Venezuela, tiene lo suyo: sigue el oscuro juicio en Miami sobre las valijas de Antonini Wilson, cuyo fiscal pone bajo sospecha al gobierno argentino. La Cancillería calificó como "aseveraciones irresponsables producidas y armadas por el FBI y que implican el uso indebido de una causa judicial con fines políticos subalternos".

 

 

Bolivia. La ola de violencia que viven varias regiones de Bolivia por tercer día consecutivo se trasladó ayer a la región amazónica de Pando, donde esta madrugada se enfrentaron grupos de opositores autonomistas con seguidores del Gobierno de Evo Morales.

 

 

El Gobierno de Evo Morales confirmó hoy que al menos nueve personas murieron en los enfrentamientos armados entre oficialistas y opositores, cuatro de ellos cerca de la ciudad de Cobija, en el norte del país.

 

Desde el martes pasado vienen escalando las protestas en las ciudades autonomistas de Bolivia, cuando grupos de choque desataron tomas masivas de instituciones del Estado central en Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando, desbordaron a las fuerzas de seguridad encargadas de su custodia y las saquearon. En represalia, organizaciones campesinas que apoyan a Evo Morales bloquearon rutas y anunciaron un "cerco" a Santa Cruz.

 

El viceministro de Régimen Interior, Rubén Gamarra, había confirmado en una conferencia de prensa la muerte de un ingeniero de la Prefectura (Gobernación) de Pando y que dos campesinos y un concejal de la localidad de Porvenir también habían fallecido en los enfrentamientos. Horas más tarde, radio católica Fides y la agencia Télam informaron que una vocera del Ministerio de la Presidencia elevó a por lo menos 60 el número de heridos.

 

La ola de violencia que viven varias regiones de Bolivia por tercer día consecutivo se trasladó a Pando, donde esta madrugada se enfrentaron grupos de opositores autonomistas con seguidores del Gobierno de Evo Morales

 

El mandatario advirtió hoy que "la paciencia tiene un límite" en relación a la violencia desatada. "Vamos a tener paciencia, prudencia, como siempre tratar de evitar la confrontación, vamos a aguantar, pero la paciencia tiene un límite, de verdad", dijo en la entrega de una obra civil en La Paz.

 

En tanto, el ministro Gamarra precisó que uno solo de los fallecidos fue identificado y que se trata del ingeniero Pedro Oshiro, funcionario del gobierno local. Los otros tres serían un concejal y dos campesinos, uno de ellos, atropellado por un vehículo de la Prefectura y el otro, "apaleado".

Los choques se produjeron durante la madrugada argentina en la localidad de Porvenir cuando un grupo de campesinos seguidores del Gobierno intentaba trasladarse al municipio de Filadelfia para reunirse con sectores afines, pero fue bloqueado por opositores.

 

Venezuela. Por otro lado, el presidente venezolano Hugo Chávez decidió expulsar al embajador de Estados Unidos en Caracas, Patrick Duddy. Dijo que lo hizo en apoyo con el gobierno de Evo Morales, quien a su vez había adoptado la misma medida en Bolivia. Y denunció una conspiración en su contra. Y en ese sentido, afirmó: "Miren, pitiyanquis, no se les ocurra lanzar un golpe o una locura de éstas. Les aviso, yo no soy el Hugo Chávez del año 2002", en referencia al golpe de ese año.

 

"A partir de este momento tiene 72 horas el embajador yanqui en Caracas para salir de Venezuela, en solidaridad con Bolivia", indicó el mandatario. "Váyanse al carajo, yanquis de mierda", agregó en un acto de apoyo al candidato de su partido para las elecciones regionales de noviembre, celebrado en Puerto Cabello.

 

Horas antes, aunque en este caso por cadena nacional, Chávez había denunciado un complot militar en su país para derrocarlo y una ofensiva del "imperialismo" en la región a raíz de los enfrentamientos que se están produciendo en Bolivia.

 

El gobierno venezolano presentó pruebas y denunció un intento de "magnicidio" y golpe de Estado contra Chávez, que estaría siendo planeado por militares en activo y retirados, con el visto bueno de "la administración estadounidense" del presidente George W. Bush.

Chávez difundió las grabaciones de conversaciones de militares retirados y algunos en actividad en las cuales se hablaba de un plan para asaltar el palacio de gobierno de Miraflores. Según el presidente venezolano, detrás de este intento está la "oposición política desesperada" y detrás de ellos, la "oligarquía" y "el imperio norteamericano".

 

"Tenemos un grupo de oficiales retirados y activos que están siendo interrogados. No vamos a iniciar una cacería de brujas, pero tienen que venir a explicar esto y el que haya que remover será removido, para garantizar que haya oficiales patriotas al frente de los mandos militares", señaló.

 

Con respecto a Latinoamérica, dijo que "estamos ante una nuestra ofensiva imperialista, una ofensiva continental, en el Caribe, en Bolivia y en Venezuela". Y si en el caso de Bolivia es derrocado Evo Morales, saldrá "armado" en su defensa.

 

"Si la oligarquía y los ‘pitiyanquis’ financiados por el imperio derrocaran algún Gobierno nuestro (en Latinoamérica), tendríamos luz verde para iniciar operaciones de cualquier tipo para restituir el poder popular", aseguró.

 

En la misma línea, y con todo dramático, agregó: "Si tuviéramos que crear un Vietnam, dos Vietnam o tres Vietnam, aquí estamos dispuestos".

 

Argentina. A través de un comunicado, el ministerio que conduce Jorge Taiana criticó ayer "el llamativo silencio de las autoridades judiciales de los Estados Unidos ante los reiterados pedidos de la Argentina" para que Antonini Wilson "sea extraditado y juzgado por la justicia argentina por haber violado la ley en nuestro país donde en su oportunidad fue detenido por autoridades argentinas", cuando intentó ingresar una valija con 800 mil dólares.

 

El texto oficial agrega que "ante la difusión de informaciones relativas a una causa judicial que tiene lugar en Miami y que son de conocimiento público, el Gobierno de Argentina a través de su Cancillería, señala que "en cumplimiento de una orden judicial, el gobierno argentino solicitó a las autoridades competentes de los Estados Unidos la extradición de Guido Antonini Wilson".

 

"Este pedido -recordó la Cancillería- fue realizado el 31 de agosto de 2007 y reiterado el 28 de diciembre de ese mismo año", y agregó que "la Embajada argentina en Estados Unidos requirió información del estado del trámite el 28 de febrero de 2008 y el 14 de abril de este año".

 

El texto indica luego que "a pesar de haber transcurrido más de un año desde la solicitud, no se ha recibido respuesta alguna a ese pedido de extradición" del empresario venezolano.

 

En otro punto de los cuatro que tiene la comunicación se sostiene que "es altamente llamativo este silencio, atento a que la justicia argentina es el órgano naturalmente competente para juzgar a las personas imputadas de la comisión de ilícitos en nuestro país, máxime cuando fueron descubiertos por las propias autoridades argentinas". "Además cuando se trata de quienes han reconocido su responsabilidad de esos hechos", agrega el texto.

 

En el tercer punto la Cancillería subraya "las aseveraciones irresponsables efectuadas por la Fiscalía en base a material armado y producido por el FBI, es decir con conocimiento de autoridades políticas de los Estados Unidos". "Al mismo tiempo se niega a nuestro país la posibilidad de juzgar a los responsables y esclarecer los hechos ocurridos en nuestro territorio, afectan de manera inaceptable la potestad jurisdiccional de nuestro país e implican el uso indebido de una causa judicial con fines políticos subalternos", sostiene el comunicado dado a conocer esta tarde.

 

La Cancillería señaló que "las relaciones maduras que deben existir entre Estados, no pueden verse sino afectadas a instancias de operaciones con finalidades políticas de este tipo". Además, denuncia que "se manipulan dichos de la persona que ante todas las autoridades argentinas reclamó la propiedad de la valija de dinero, y ante autoridades estadounidenses ahora lo niega y que en otras informaciones aparece como también sospechado de cometer otros ilícitos en terceros países".

 

Finalmente, el texto sostiene que "claramente se intenta hacer aparecer como culpables a las autoridades que evitaron el ingreso ilegal de divisas a la República Argentina y hacer a aparecer como inocentes a quines violaron las leyes".

 

Por su parte, el ministro del Interior Florencio Randazzo, dijo que todo el caso "fue una operación armada por el FBI".

Randazzo desacreditó a los testigos, al afirmar que "es lamentable que en nuestro país se tome como verdadera la declaración de tres delincuentes, uno de los cuales intentó ingresar dinero de manera ilegal a la Argentina, y sobre quien existen tres pedidos de extradición, y que finalmente terminan actuando como testigos protegidos en otro país".

 

 

"Acabo de escuchar al doctor (Guillermo) Ledesma, sindicado como uno de los involucrados en las grabaciones realizadas en Miami, quien no solamente puso en duda gran parte de esas presuntas conversaciones que hoy son reproducidas por algunos medios argentinos como si fueran una verdad revelada, sino que además reconoció que Antonini había arreglado con el FBI lo que debía decir para que se pudiera armar una causa que lo dejara a salvo", agregó el ministro al diario mendocino Los Andes.

 

 

Asimismo, el funcionario reivindicó que " este tema tiene que ser aclarado en la justicia argentina, ya que se trata de una persona que quiso burlar un control en un aeropuerto de nuestro país, y que lo que debe hacer es rendir cuentas en un tribunal local".

Randazzo pidió "responsabilidad, tanto a los medios de comunicación como a dirigentes opositores, a la hora de tomar como válidas versiones que dan quienes deberían estar imputados en la causa y responder ante la justicia argentina en lugar de ser tomados como testigos protegidos ante un tribunal extranjero".

 

 

Instó asimismo a los argentinos a "no dar crédito a versiones deliberadamente armadas en el exterior que sólo buscan perjudicar al Gobierno en un tema sobre el cual nada tiene que ver", y recordó que "el propio Antonini firmó un acta en la que reconoce que la valija era de él".

 

 

Por su parte, el jefe de Gabinete Sergio Massa también salió al cruce de Antonini Wilson, de quien dijo que es "un delincuente con tres pedidos de extradición en la Argentina". Anunció también que la Cancillería emitirá un comunicado sobre las acusaciones del venezolano, por considerar que es un "tema realmente grave". Massa aseguró que los 800 mil dólares que Antonini Wilson traía en su valija "todavía están en Ezeiza", por lo cual "es improbable pensar que era para financiar una campaña" política, como se indicó", según declaró a la agencia de noticias DyN.

 

 

En una reunión con periodistas de la agencia oficial Télam, el Ministro del Interior denunció que el caso está relacionado con "una operación muy fuerte que está vinculada a la pelea del gobierno de Estados Unidos con el de Venezuela", según dijo a l a revista digital La Página de Tucumán. "Nos parece mucha casualidad que el 4 de agosto ingrese un avión fletado por ENARSA, que es el error que se cometió trayendo a un pasajero a pedido del vicepresidente de PDVSA como era el señor Antonini Wilson, quien reconoce que su valija traía dinero y que era de él, y al otro día, estando en condición de ciudadano venezolano, sale de la Argentina en condición de americano y se va a Florida", sostuvo Randazzo.

 

 

El funcionario recordó que "al (día) otro venía Chávez en misión oficial", por lo que "si hubieran querido traer dinero, hubieran podido traerlo sin ningún tipo de problemas, pensando mal, porque por convenios multilaterales no hay ninguna posibilidad de interceder en la revisión del equipaje", dijo a los periodistas reunidos en Casa Rosada. "Es como si mañana detienen al gordo Valor, lo agarran con dinero y dice que en realidad la valija era para la campaña de Bush", concluyó Randazzo.

 

 

 "Que se plantee esto es torpe, es casi un episodio de Maxwell Smart", afirmó a Radio 10 el ministro de Justicia Aníbal Fernández. "Una operación de estas características no hay otra cosa que denunciarla, y contarla con todas las luces porque sino nos quedamos con la pelota en nuestra cancha, como si tuviéramos cosas por decir", completó el funcionario.

 

Más notas relacionadas
  • Es mentira

    La crónica exige narrar el final de su existencia temporal. Cuando esta noticia termine de
  • Perú: no es una generación cualquiera

    El periodista Alonso Mesía Macher, cuenta los sucesos recientes en Perú, tras la destituci
  • Dilemas de la paz albertista

    Acusado de timorato por algunos sectores de su coalición, el gobierno de Alberto Fernández
Más por Admin
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Newell’s perdió con Boca y fue eliminado de la Fase Campeonato

El Xeneize superó a la Lepra por 2-0 con goles de Cardona. En el palco de la Bombonera es