Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

En Bombay, todo mal.
En Bombay, todo mal.

El primer ministro de la India dijo este jueves que el grupo islamista que ayer mató a 101 personas en ataques coordinados en Bombay, proviene del extranjero y "pagará un alto precio" por su acción. El premier Manmohan Singh llamó a la concordia pero a la vez lanzó la denuncia.

"Es evidente que el grupo que llevó a cabo estos ataques, que tiene su base fuera del país, vino con una firme determinación de crear caos y en la capital financiera del país", dijo el premier, sin especificar a qué grupos ni a qué país se refería, en un mensaje en cadena nacional mientras la policía combatía aún a milicianos atrincherados con rehenes en varios sitios de la ciudad.

"Pagarán un alto precio por estos ataques cobardes", advirtió. Singh describió los ataques como "bien planeados y bien coordinados" y aseguró que se tomarán "las medidas que sean necesarias para garantizar la seguridad e integridad de nuestros
ciudadanos", reportó la cadena de noticias CNN.

India, en el pasado, acusó reiteradamente a su vecino Pakistán de promover atentados no sólo en territorio indio, sino también contra intereses indios en el exterior.

Por ejemplo, señaló a los servicios secretos paquistaníes –el ISI– de estar implicado en la serie de ataques con bomba contra trenes suburbanos en Bombay, en julio de 2006, que causaron casi 200 muertos.

La India también atribuyó al servicio secreto paquistaní una participación en el devastador atentado contra la embajada india en Kabul, en julio de este año, que dejó 41 muertos.

Sin embargo, conocedor de que tras un hecho como el de estos ataques puede generar reacciones de venganza, el premier Singh llamó a la "unidad de todos los indios" para evitar que se extienda el derramamiento de sangre. Y desde Pakistán propusieron este jueves a la India establecer una "hotline" entre los servicios secretos de los dos países vecinos y potencias atómicas, para lograr un control más efectivo sobre el accionar del terrorismo.

Fue el ministro de Relaciones Exteriores de Pakistán, Shah Medmud Qureshi, quien reveló la propuesta al término de una reunión con su colega indio Pranab Mukherjee en Nueva Delhi. "Pakistán ofrece su total apoyo y cooperación para acabar con esta amenaza. Debemos luchar conjuntamente contra el extremismo y el terrorismo en todas sus modalidades y formas", afirmó el canciller, según informa la agencia de noticias DPA.

Se trataría de una coordinación entre el temible servicio secreto paquistaní ISI, y su similar indio RAW. Qureshi se encuentra en la India para participar en las conversaciones de paz iniciadas hace casi cinco años entre los dos países históricamente enemistados.

Previamente, la presidenta de la India, Pratibha Devisingh Patil, había condenado también en términos enérgicos los ataques terroristas perpetrados. "Estos ataques sin sentido fueron perpetrados por personas que no respetan la vida humana y que siguen el camino de la destrucción", declaró Patil en una conferencia de prensa brindada en Hanoi, donde se encuentra en visita oficial.

"Espero que este sufrimiento termine pronto y que los autores sean llevados ante la Justicia", afirmó la mandataria india, quien realiza una visita de Estado de cuatro días a Vietnam.

Mientras tanto, fuerzas de seguridad de la India cercaban y combatían este jueves a comandos islamistas atrincherados con decenas de rehenes indios y extranjeros en hoteles y otros sitios de Bombay, un día después de una ola coordinada de ataques que dejó al menos 101 muertos en la capital financiera del país.

La policía evacuó a huéspedes y liberó a rehenes retenidos en el blanco más notorio de los ataques, el hotel Taj Mahal, marca registrada del lujo de Bombay y lugar de reunión predilecto de la elite de la ciudad desde 1903. El operativo avanzaba lentamente y la policía buscaba a atacantes presuntamente ocultos en el hotel.

En el cercano hotel Trident (ex Oberoi), en el sur de Bombay, una fuerte explosión se escuchó después de que aproximadamente 100 miembros de una unidad especial de policía irrumpieron en el edificio para liberar a unos cuatro o cinco extranjeros mantenidos cautivos en el piso 19, según informó la cadena de noticias CNN.

El gobierno del estado de Maharashtra, cuya capital es Bombay, dijo este jueves que hubo 101 muertos y 314 heridos en los ataques coordinados con fusiles, bombas y granadas, que tuvieron como blanco los dos hoteles cinco estrellas, una estación de trenes, un restaurante, un centro judío y al menos otros cinco sitios.

El funcionario estatal Pradeep Indulkar dijo que entre los muertos había al menos seis extranjeros, pero no precisó sus nacionalidades. La Cancillería italiana informó que uno de sus ciudadanos murió en los ataques y que al menos otros nueve estaban de rehenes en los hoteles. Agencias de noticias indias afirmaron que entre los muertos había también un japonés y un australiano.

Un grupo islamista previamente desconocido y denominado Deccan Muyahidin reivindicó los ataques, que fueron los últimos de una sangrienta serie de atentados a nivel nacional que en los últimos tres años empañaron la imagen de la India como un país de industrialización creciente en camino a la prosperidad.

Al menos 14 policías y ocho atacantes murieron en los tiroteos, entre ellos el jefe de la unidad antiterrorista de Maharashtra. Los ataques comenzaron ayer a las 21.45 locales, y sembraron el terror durante toda la noche.

Testigos y víctimas de los ataques dijeron que los agresores parecían buscar específicamente a británicos y estadounidenses.

Atacantes también permanecían atrincherados con rehenes en la sede de Bombay del grupo judío ultraortodoxo Chabad Lubavitch, rodeada por policías que esporádicamente se tiroteaban con los militantes, informó CNN.

En el hotel Trident estaba la presidenta de la comunidad de Madrid y dirigente del Partido Popular (PP), Esperanza Aguirre, quien se vio sorprendida por un tiroteo y debió tirarse al suelo para salvar su vida. Aguirre, quien salió ilesa, fue evacuada y llegó hoy a España en un avión, informó el diario madrileño El País.

Más notas relacionadas
  • Es mentira

    La crónica exige narrar el final de su existencia temporal. Cuando esta noticia termine de
  • Perú: no es una generación cualquiera

    El periodista Alonso Mesía Macher, cuenta los sucesos recientes en Perú, tras la destituci
  • Dilemas de la paz albertista

    Acusado de timorato por algunos sectores de su coalición, el gobierno de Alberto Fernández
Más por Admin
  • Verdugos en el banquillo

    El ex director de Carabineros, Mario Rozas, declaró durante tres horas ante la Justicia. P
  • Meseta alta: Rosario 406 casos, la provincia 1.380

    Santa Fe sigue arriba en contagios, muy por encima de otras provincias y solo superada por
  • Helou Joe!

    El presidente Alberto Fernández tuvo el primer contacto con Biden, el líder demócrata y vi
Más en Mundo

Dejá un comentario

Sugerencia

Entrando en la recta final

El Concejo renovó autoridades y comisiones de trabajo mientras estudia proyectos sociales