Bonfatti diserta en Harvard sobre sistemas de salud. (Prensa Gobernación)

Santa Fe pagará una cifra extra para las fiestas a los empleados públicos, después de los insistentes reclamos sindicales y advertencias de medidas de fuerza. Tras el alzamiento policial del año pasado, el gobernador Bonfatti busca que, al menos en el plano salarial, el último diciembre antes de las elecciones de 2015 transcurra sin mayores sobresaltos.

Después de rechazar una y otra vez la posibilidad de otorgar un plus salarial de fin de año al argumentar dificultades financieras para poder afrontar el reclamo, el gobierno de Antonio Bonfatti anunció finalmente que pagará una cifra extra a todos los empleados públicos activos, con la posibilidad de incluir a jubilados y pensionados. Así, Santa Fe se convierte en el cuarto distrito (después de San Luis, La Rioja y Córdoba) en acceder al pedido de un bono para las fiestas que compense el impacto inflacionario en el poder adquisitivo de los haberes. Si bien al cierre de esta edición no se conocía el monto y la forma de pago, la mayoría de los dirigentes sindicales recibieron con beneplácito la noticia, mientras otros, como los de las seccionales rosarinas de Amsafé y ATE, rechazaron el anuncio y exigieron la reapertura de las negociaciones paritarias.

El gobernador y los ministros Rubén Galassi (de Gobierno) y Ángel Sciara (Economía) diagnosticaron “complicaciones” para las cuentas provinciales, aunque destacaron el “esfuerzo” del Ejecutivo en “reconocimiento” a los trabajadores estatales, docentes, médicos y de fuerzas de seguridad al momento de confirmar el bono navideño, que será para todos igual más allá de las categorías salariales. Funcionarios provinciales planeaban reunirse con los representantes de los gremios a fin de definir la modalidad de la cifra extraordinaria, que podría ser desdoblada en noviembre y diciembre. Bonfatti dio algunos indicios por dónde pasará la oferta y calculó que un bono de mil pesos por empleado implicaría una erogación para las arcas del Estado de unos 240 millones de pesos.

En las últimas semanas desde los distintos gremios que nuclean a los agentes estatales y docentes venían pidiendo una respuesta oficial a sus demandas de conseguir un plus salarial o bien volverse a sentar a la mesa paritaria para discutir una recomposición en los sueldos antes de que expire el año 2014, cosa que el gobierno del Frente Progresista descartó por completo. El ministro Sciara dijo que las paritarias se abrirán en “febrero o marzo, como todos los años”. Desde ATE habían enviado una carta al gobernador con los reclamos, y mientras UPCN esperaba “definiciones” los docentes de Amsafé habían convocado a una asamblea de delegados para determinar las medidas ante la “falta de respuestas”. El anuncio del bono salarial, posibilidad que ya había dejado picando la semana pasada la ministra de Educación Claudia Balagué, descomprimió la situación.

Jorge Hoffmann, secretario general de ATE Santa Fe, expresó: “No nos sorprendió, porque en verdad varios funcionarios habían hecho mención a esta posibilidad. No es la primera vez que a fin de año el gobierno toma una decisión de este tipo y nos parece, además, que es una decisión absolutamente correcta”. En declaraciones radiales, el dirigente añadió: “Es una manera de morigerar la pérdida que hemos tenido en el poder adquisitivo por el proceso inflacionario, de manera de llegar con tranquilidad a la discusión salarial de los primeros meses del año que viene. Nos parece una buena noticia”.

Además del “reconocimiento” para “aliviar” los bolsillos de los empleados públicos, se puede deducir que la traumática experiencia de diciembre pasado con la revuelta policial, sumado a los problemas que acarrea en el tema seguridad, más el malhumor social que se aviva con el calor y los cortes de energía, llevaron al Ejecutivo santafesino a tomar la decisión de atender la demanda de los sindicatos estatales de obtener un bono salarial antes de las fiestas de Nochebuena y Año Nuevo y tratar así de quitarle presión al siempre agitado mes de diciembre, sobre todo pensando en el año electoral que se viene.

Inflación y recursos

El ministro Galassi hizo hincapié en el “gran esfuerzo” que tiene que hacer el gobierno a fin de año, ya que además del plus salarial debe abonar el sueldo de noviembre, el medio aguinaldo antes de Navidad y el sueldo de diciembre en los primeros días de enero. “Sumamos este bono para los 120 mil trabajadores activos –dijo Galassi–, y también vamos a tener en cuenta a jubilados y pensionados, que involucra a otras 75 mil personas. A eso se agregan otros 77 millones que se otorgarán en tres cuotas (noviembre, diciembre y enero) a los policías y agentes del Servicio Penitenciario para la compra de uniformes, además del bono que recibirán como el resto de los trabajadores”.

Según el Instituto de Programación Económica y Financiera de la Fundación para la Integración Federal (Funif), en el tercer trimestre de 2014 tanto los recursos que la Nación gira a la provincia Santa Fe como los recursos propios con los que la misma cuenta han mantenido una senda estable de crecimiento. Y si bien desde el gobierno santafesino nada se dijo de la maniobra de retención de la cosecha récord de soja 2013-14 por parte de grandes productores y compañías agroexportadoras, la mayoría instaladas en el cordón industrial de la provincia, los recursos que transfiere Nación podrían mejorar, ya que a través del Fondo Federal Solidario (fondo sojero) el gobierno central coparticipa a las provincias el 30 por ciento de lo recaudado por retenciones a la venta de granos al exterior.

Además de los ataques especulativos, la embestida de los fondos buitre, la crisis regional, la caída de la actividad y la retracción del consumo que cebaron la turbulencia económica del año, hubo sectores concentrados formadores de precios que empujaron la inflación, sobre todo después de la devaluación de enero. La suba desproporcionada de valores de productos básicos hará, como señaló el titular de la CTA oficialista Hugo Yasky, que este año “la inflación le gane a los aumentos salariales” obtenidos en paritarias. El gobierno nacional aplicó medidas para mitigar el impacto, como Precios Cuidados, aunque en la provincia las iniciativas no siempre encontraron un respaldo explícito.
“Vamos a ver cómo llegamos con el presupuesto, pero es intención que todos los trabajadores tengan un reconocimiento porque sabemos que ha sido un año duro”, dijo Bonfatti al anunciar el bono de fin de año. “La inflación ha ido creciendo y, lamentablemente, las finanzas del gobierno y de todos los Estados también están sufriendo las consecuencias de esa inflación”, agregó en declaraciones a la prensa. La inflación no afecta a todos por igual y cada familia tiene sus propias pautas de consumo.

Al discutir en la mesa paritaria de comienzos de 2014 con el Ejecutivo santafesino, los gremios recordaron que la “indiscriminada” política de suba de impuestos y tarifas en servicios básicos también genera inflación.

Cuando la Legislatura analizó el Presupuesto 2014 se debatió en torno a la propuesta del gobierno provincial de aumentar impuestos. Desde el arco opositor la rechazaron y criticaron que la obra pública estaba prácticamente paralizada y los servicios eran cada vez más caros y más deficientes. También cuestionaron “la lógica de hacer caja a costa del esfuerzo de la gente y no tocar a los sectores que más tienen”. Seguramente la discusión se reeditará en los próximos días cuando ingrese el Presupuesto 2015, ya que el ministro Sciara deslizó que el proyecto contemplaría la posibilidad de “retocar” impuestos para mejorar la recaudación.

En igual sentido, la Municipalidad de Rosario supeditó el pago de un bono de fin de año para los trabajadores de la repartición pública a la aprobación en el Concejo del Presupuesto 2015, que traería un posible aumento de la tasa general de inmueble (TGI). Ediles de la oposición y ex aliados del socialismo en el Palacio Vasallo coincidieron en que ligar el plus salarial al visto bueno para una nueva suba de la TGI era un “mensaje poco saludable”.

Municipales y médicos quieren paritarias

La Festram, federación que agrupa a sindicatos municipales de la provincia, realizó un plenario en la ciudad de Santa Fe donde resolvió reclamar la reapertura de paritarias para discutir una recomposición en los haberes. “Se hace necesario evaluar la situación salarial de los trabajadores municipales y comunales, a la luz del deterioro producido en el poder adquisitivo desde el último acuerdo firmado en marzo de este año”, señaló Antonio Ratner, secretario general del Sindicato Municipal de Rosario, al tiempo que pidió consensuar un nuevo convenio colectivo de trabajo para el sector.

En tanto, la seccional Santa Fe de la Asociación Médica de la República Argentina (Amra) reclamó la apertura de la mesa paritaria 2015 para noviembre. Desde el sindicato médico recordaron que en la negociación pasada “las partes acordaron el monitoreo permanente del mantenimiento del poder adquisitivo de los salarios y la apertura de la discusión en el ámbito de la paritaria a pedido de cualquiera de ellas en caso de considerarlo necesario”. En un comunicado, Amra indicó: “Otros gremios han denunciado tanto el incumplimiento de esos acuerdos como la evidente pérdida del poder adquisitivo de los salarios. Y en respuesta a dichos requerimientos laborales, la provincia, arbitraria e inconsultamente, no ha accedido a sentarse a discutir las justas pretensiones gremiales”.

Policías rebeldes al banquillo

Luego de los reiterados pedidos realizados por el titular de la Fiscalía Federal N°1 de Santa Fe, Walter Rodríguez, el juez federal Reinaldo Rodríguez ordenó la declaración indagatoria del secretario general de la Asociación de Profesionales Policiales de Santa Fe (Apropol), Alberto Martínez, y de los oficiales Fabricio Abasto, Oscar Aguirres, Mauricio Pagani, Claudio Patiño y Alejandro Zamaro, investigados por sedición e instigación a cometer delitos durante el levantamiento policial en la provincia ocurrido entre el 9 y el 18 de diciembre de 2013. La investigación se inició el 5 de diciembre pasado cuando a pedido del gobernador Antonio Bonfatti el fiscal de Estado Pablo Saccone denunció a Apropol como responsable de incitar los acuartelamientos de los uniformados santafesinos y favorecer los saqueos que se suscitaron en distintos puntos de la provincia, publicó el sitio fiscales.gov. El fiscal Rodríguez solicitó que la investigación por amenazas dirigidas al gobernador se acumule a la pesquisa por sedición, aunque se espera que la Corte Suprema de la Nación defina la viabilidad del pedido.

Artículo publicado en la edición 167 del semanario El Eslabón

Más notas relacionadas
  • El peso de la economía

    En contexto de crisis pandémica, los problemas socioeconómicos vinculados a salario, preci
  • Un timón estatal por el río Paraná

    Tras 26 años, con bajante histórica, el Estado reasumió la gestión de la hidrovía por un a
  • El 22 también está cargado

    Este 2 de septiembre es un aniversario especial para las y los que hacemos El Eslabón. Hac
Más por Guillermo Griecco
Más en Región

Dejá un comentario

Sugerencia

Viva el mexicano, cabrones: agónico triunfo Canaya con gol de Dupuy

A cinco del final, Luca Martínez Dupuy –que había ingresado en el primer tiempo por el les