Nacion clandestina edit
Nación clandestina, de Sanjinés, película significativa del cine boliviano.

El festival de video de Rosario mostrará trabajos locales y de la región. El cine boliviano y la película de Messi, de Álex de la Iglesia, son algunos de los puntos altos del evento que se extenderá durante diez días.

Esta semana se pusieron en marcha los proyectores del Festival Latinoamericano de Video y Artes Audiovisuales (FLVR), que en su edición 22°, exhibirá doscientas películas elaboradas en la ciudad, en territorio argentino y en la región.

La película del rosarino Lionel Messi, del director vasco Álex de la Iglesia, se verá por primera vez en la ciudad. El cine boliviano, invitado especial en esta oportunidad, aportará seis producciones significativas de su cinematografía. Además, participarán producciones de Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Cuba, entre otras naciones.

Las producciones locales tendrán su propio espacio, y engrosan la diversidad de temáticas, estilos narrativos y formatos.

El festival tuvo su apertura este jueves 4, y se extenderá hasta el 13 de septiembre en distintos espacios de proyección: El Teatro La Comedia, cine El Cairo, Museo de la Memoria, el Centro Cultural Parque de España y los centros municipales de distrito, entre otros.

La Pulga se hizo grande

La película sobre el rosarino Lionel Messi, que filmó el director Alex de la Iglesia, tendrá sus primeras tres proyecciones en el marco del festival latinoamericano de video. El habilidoso jugador del Barcelona y la Selección Nacional y crack del fútbol mundial es foco de un relato que repasa su vida deportiva y personal. Sus primeros años desparramando rivales en el césped del Complejo Malvinas Argentinas, del Club Atlético Newell´s Old Boys; sus problemas de crecimiento, y su posterior exilio futbolístico en España.

El documental de De la Iglesia, autor de filmes como El día de la bestia; La comunidad y Crimen Ferpecto, reúne en esta oportunidad testimonios de personalidades del deporte como Valdano (asesor del filme); Menotti; Maradona y Mascherano, entre otras figuras de la redonda, mixturado con material personal de su niñez, cedido por la familia Messi. La película de Lio se proyectará el jueves 10, en la escuela Las Heras, donde cursó sus primeros años el futbolista; en la plaza José Hernández, situada en Buenos Aires al 4800; y en el centro de la ciudad, y como cierre del festival, el sábado 12, en  una función en el cine El Cairo.

Mirada boliviana.

El Estado Plurinacional de Bolivia es el invitado especial de esta edición, como ocurrió durante otros festivales con Colombia; Uruguay; Brasil, México y Chile.

La selección incluyó trabajos estrenados el año pasado como Los Olvidados, de Carlos Bolado, que relata historias en torno a las operaciones desplegadas por el Plan Cóndor en Latinoamérica (sábado 5 a las 22, El Cairo); Eco del Humo, ficción dirigida por Juan Álvarez Durán (Sábado 5 a las 20, sala La Capital); y Norte estrecho, de Omar Villaroel, sobre la inmigración de latinos a los Estados Unidos (viernes 11 a las 18, El Cairo).

Como una suerte de retrospectiva del cine boliviano, se exhibirán dos filmes de un referente insoslayable del cine social y político, Jorge Sanjinés, autor de Ukamau, de 1966, la primera película hablada en aymara (martes 8 a las 20, sala La Capital), y Nación clandestina, de 1989 (jueves 10 a las 17.30, El Cairo)

Entrevista con el realizador boliviano, Marcos Loayza
La otra película que completa esta saga es Cuestión de Fe (miércoles 9 a las 22, El Cairo), ópera prima del cineasta Marcos Loayza, estrenada en 1995. El autor nacido en La Paz en 1959, estará presente en la proyección y será jurado en la segunda parte del festival.

Desde su ciudad natal, y antes de arribar a Rosario, Loayza dialogó con el eslabón y manifestó la importancia que significa la invitación especial que tiene su país en esta edición del festival local.

«Es un buen pantallazo del cine que se ha hecho en Bolivia, De Sanjinés, un maestro de los setenta, a los valores de la nueva generación. Viendo estas películas se puede saber mucho de lo que se hizo y se hace en Bolivia», aseguró el director.

Consultado por las impresiones del cine boliviano de ayer y de hoy, Loayza marca sus puntos de encuentro y sus diferencias: «Para mí fue una referencia Sanjinés, nos hemos nutrido de él y de otros autores, pero con los años el cine ha dejado de ser un instrumento político para ser un medio en sí mismo y eso es muy importante también».

Y agregó: «Los cineastas como Sanjinés, en aquella época, concibieron el arte como instrumento para la revolución, para el cambio y la justicia. Creo que actualmente el cineasta tiene una responsabilidad social que es hacer una gran película. En la década del setenta se denunciaba, se concientizaba; en el cine contemporáneo son importantes las historias en sí mismas. El cine, además, te permite hablar de la realidad de las cosas de otra manera; de la sociología, la ciencia, la economía, la política y la psicología. Se acerca a la realidad de otra manera, como lo hace la poesía».

Cuestión de fe, su primera película, fue filmada en 1995. La historia de un artesano, su compinche y el oportunista chofer de «La Ramona», una chata que lleva a este trío que vive en la urgencia, por los caminos del oriente boliviano, y con una virgen tamaño natural a bordo, como encargo y extorsión de un rufián de la zona de San Telmo.

«Por aquellos años iba a filmar un cuento de Gabriel García Márquez, porque había un fondo de fomento español para representar su obra en varios países de la región, pero luego decidí hacer mis propias historias y escribí Cuestión de fe. La figura y el significado de la virgen me disparó muchas cosas», contó el autor.

Loayza, que filmó otra de sus producciones, Escrito en el agua, en Argentina, en 1998, será parte del jurado en la segunda parte del FLVR. “He participado en varios festivales como el Bafici, es parte de mi trabajo mirar otros trabajos, desde la poética que uno adscribe. Es fuerte porque uno tiene que ver muchas horas de trabajo. En el festival hay buenas producciones y un buen nivel” afirmó.

El vigésimo segundo Festival Latinoamericano de Video y Arte de Rosario recibirá también al cineasta chileno Miguel Littin, que viene a la ciudad a mostrar Allende y su laberinto, sobre las últimas horas de Salvador Allende (viernes 11 a las 20, Museo de la Memoria).

Durante diez días se proyectarán, como cada año, las competencias oficiales de trabajos audiovisuales en sus múltiples formatos; la de realizadores de rúbrica local, y las competencias de escuelas de cine de Cuba, Chile, Brasil y Venezuela, entre otras casas de estudio.

Habrá un ciclo dedicado al cine Vasco, una capacitación a cargo de Néstor Montalbano, que alguna vez fue socio televisivo de Diego Capusotto, y la película brasileña El último cine, que se exhibirá al aire libre, el domingo 7 a las 10, en el Parque Scalibrini Ortiz. Para ver la grilla completa. http://flvr.centroaudiovisual.gov.ar/

Septiembre es un festival

Pero no sólo de la producción audiovisual vivirá la ciudad durante el noveno mes del año. Además del Festival Latinoamericano de Video y Arte de Rosario, durante septiembre también se llevarán a cabo los festivales de teatro, poesía y guitarra.

El décimo Festival Internacional de Teatro, se va realizará del 16 al 20 de este mes, y participarán dramaturgias de la Argentina, Canadá, Francia, Chile, España y México, en escenarios locales como el teatro El Rayo, La Comedia y Plataforma Lavardén. Para más información del festival de Teatro.

Del 24 al 26 de septiembre, el Festival Internacional de Poesía de Rosario hará su vigésima tercera edición. Abordará en esta oportunidad los años 70. Estarán invitados poetas como Elvio Gandolfo, Hugo Diz y Eduardo D’Anna para leer poemas de esa década, y se presentará el libro 53.70, una antología de 53 poetas argentinos nacidos en los 70, entre otras actividades.
Más información del festival de poesía.

El cuarto Festival Internacional de Guitarra (Figros) contará con las presencias del tucumano Juan Facú; Eduardo Isaac, exponente de la ciudad de Paraná; Dúo Snajer-Arriazu, músicos oriundos de Buenos Aires y Formosa; y Mbarakatrío, de Asunción del Paraguay. El evento que tendrá como vedette al instrumento de cuerda pulsada se llevará a cabo los días viernes 13 y sábado 14. Habrá conciertos, clínicas y charlas en los espacios del Teatro Príncipe de Asturias, en el Centro Cultural Parque de España, y el Espacio Cultural Universitario (ECU).
Para más información sobre el festival de guitarra.

Más notas relacionadas
Más por Juan Pablo de la Vega
  • El funk en lo alto

    Los rosarinos de Cortito y Funky brindarán un recital presencial el 9 de septiembre a las
  • Aguas Tónicas presenta su Disco Gris

    La agrupación local tocará en vivo para presentar su su sexto disco en el Galpón de la Mús
  • Friday I’m in love

    Las bandas rosarinas Gay Gay Guys y Jimmy Club vuelven a la presencialidad este viernes de
Más en Eventos

Dejá un comentario

Sugerencia

Dibuje, maestro, dibuje

Yo no sé, no. Pedro caminaba sobre el cordón de la vereda, por Zeballos, llegando a Rodríg