Foto: Manuel Costa
Foto: Manuel Costa

Libros Silvestres es una editorial rosarina de literatura infantil y juvenil a cargo de Carolina Musa y Laura Oriato, quienes desde hace un tiempo vienen trabajando en la producción artesanal de libros con la técnica pop up, y por si fuera poco, también ofrecen talleres itinerantes, en pueblos y ciudades de la región, para enseñar a hacerlos. Este año, Musa y Oriato largaron dos nuevos títulos, ¡y de poesía! Se trata de Chispero, de Diego Colomba e ilustrado por Laura Oriato, y Paren de pisar a ese gato, con textos de Verónica Laurino e ilustraciones de Cris Rosenberg.

Ambos pertenecen a la colección La vertical de poesía infantil de la editorial, que resultó ganadora del estímulo económico del programa provincial Espacio Santafesino. Con los dos últimos libros el diario La Nación incluyó al sello rosarino en “el florecimiento de la poesía para niños” en Argentina. Como si la poesía durante mucho tiempo se hubiese ubicado en las bateas más altas de las librerías ignorando que, por la potencia expresiva en las formas cortas, el juego y la música que propone, es también patria de los niños y niñas.

El poemario Chispero, del nicoleño Diego Colomba, reúne un montón de “haikus acriollados” o “jaikus”, según definió el propio autor. La impronta de Colomba está presente en una nueva invitación a los chicos y no tan chicos, a las sutilezas de la naturaleza. Los sonidos del verano, bichitos, pájaros, piedras y yuyos. Por su parte, Oriato le da textura y color mediante algunas técnicas como el collage, la fotografía y los trazos a mano alzada, a las formas que ilustran Chispero.

Sobre el público al que están orientados los libros del sello, Oriato aclaró: “Estamos convencidas de que el disfrute de nuestros libros es para todos, sólo que cada uno con su edad y experiencia decodifica lo que puede”. En este sentido, la editora aseguró que la decisión fue “que las colecciones estuviesen agrupadas por los géneros de los textos que las componen, y no por las edades sugeridas para esos textos”. Así, grandes y chicos pueden caer bajo el encantamiento de los libros Silvestres, sin distinciones.

“Un gato tan gris que se confunde con el suelo, recibe los pisotones de toda la familia hasta que la tía Amanda decide poner una puntada final”, escribe Verónica Laurino, cuyos textos forma parte de Paren de pisar a ese gato, el libro álbum –definido así porque la imagen tiene un gran protagonismo– y que fue ilustrado por Cris Rosemberg. El libro propone un juego: hay que encontrar al gatito que está mimetizado en las formas y los colores brillantes de sus páginas ¡para que dejen de pisarlo! También hay que ponerle un nombre, y alguna ropita para solucionar el problema. Un dato curioso, y que de puro casual vale la pena compartir, es que en Chispero y Paren de pisar a ese gato hay lauchitas.

Los libros, ideales para regalar y leer en estas vacaciones, se pueden conseguir en las librerías Oliva, Mal de archivo, Iván Rosado y Chicho y Babel (online); en San Lorenzo están en Imagina; en Casilda están en Cronopio y en Santa Fe en Del otro lado. Además, Libros Silvestres va tener su stand el 16 de julio en la plaza Pringles, de 10 a 13.

 

Más notas relacionadas
Más por Eugenia Arpesella
  • Nuevos relatos del pasado

    Se presenta Historia de Santa Fe, serie documental que propone un recorrido por los hitos
  • Los penes son de nosotres

    Las quejas por “el gasto” de 13 millones de pesos para la compra de penes de madera para p
  • Independencia sin revolución

    “Fin de la revolución, principio del orden”, rezaba el Manifiesto del Congreso de las Prov
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Rosario registró 512 nuevos casos de coronavirus

El Ministerio de Salud santafesino informó, además, que este martes hubo 1.574 contagios d