Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Trabajadores del Conicet de Rosario llevan adelante una protesta en Ocampo y Esmeralda, frente a la sede de la institución, para pedir la reincorporación del investigador y delegado sindical Pablo Mortera que fue recientemente despedido “de manera arbitraria y sin explicaciones”.

En diálogo con el programa radial Poné la Pava, Mortera contó que el conflicto viene desde el año pasado en los sectores de docentes, estudiantes e investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas y que afe y de estabilidad.cta a todo el organismo, dado que la mitad de los 20 mil trabajadores son becarios. La manifestación, que se llevó adelante en la Siberia impedía la circulación vehicular durante la mañana del miércoles.

“Pedimos específicamente mi re incorporación, pero también queremos desenmascarar la situación que atraviesa el Conicet, por todos los contratos que quedaron fuera del acuerdo a nivel nacional y por los aproximadamente 10 mil contratos basura”, señaló el delegado que se quedó sin contrato luego de trabajar en el organismo durante ocho años.

“Ingresé como becario en 2009, y después trabajé en el Instituto de Química de Rosario y en la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas con becas posdoctorales, pero el problema es mi participación política en Coad”, señaló Mortera.

“Todos cumplimos con los requisitos y con los antecedentes para ser parte de Conicet, acá el ajuste es por dinero, por una decisión política y también por persecución”, denunció el investigador.

Este fin de semana, el 18 de septiembre pasado, los abajadores del Conicet Rosario montaron un carrito «Choricet» para apoyar la toma del Ministerio de Ciencia y Tecnología en la Ciudad de Buenos Aires, ocupado pacíficamente por sus pares porteños en reclamo de la continuidad laboral de unos 500 investigadores.

Los científicos reclaman que el ministro Lino Barañao cumpla con el acta acuerdo firmada en diciembre del año pasado en las que se comprometió a garantizar el trabajo de los investigadores, bajo las mismas condiciones salariales.

 

 

Más notas relacionadas
  • Poesía alucinada

    En agosto se publicó, al menos en esta partecita del mundo, el libro más lindo del 2020. Y
  • Las desigualdades al borde de la ficción

    Hace algunas semanas, la editorial Casagrande sacó de imprenta Memoria del polvo, del rosa
  • Tan lejos, tan cerca

    Una vez un escritor rosarino, seguramente haya sido Marcelo Britos, en una entrevista que
Más por Eugenia Arpesella
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Antifaz