El bandoneonista Pablo Bernaba, que lidera la agrupación radicada a orillas del Riachuelo porteño, presenta en Rosario su disco Cruces Urbanos

El Quinteto Negro La Boca se presenta el próximo miércoles 11 de abril a las 21.30, en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa, en el marco del XIV Encuentro Metropolitano de Tango. El bandoneonista rosarino Pablo Bernaba, que encabeza la agrupación radicada a orillas del Riachuelo, habló con El Eslabón de su último trabajo discográfico llamado Cruces Urbanos, un material que hizo “de igual a igual” con referentes de otros géneros como el Chango Spasiuk, Eduardo Galeano, Antonio Ríos, Ricardo Tapia, Mosca de 2 Minutos, e incluso un referente de la plástica como Rocambole, que fue el encargado de ilustrar la fachada y los interiores del disco. Desde el emblemático barrio porteño de La Boca, Bernaba hizo un recorrido por la década que viene transitando su agrupación, de las últimas generaciones del tango, y del mestizaje con el género punk.

Después de reprogramar la entrevista a raíz de que una grúa de Rodríguez Larreta le llevara el auto, Bernaba, en comunicación con este periódico, contó que se fue de Rosario hace 15 años para hacer tango en Buenos Aires, y confiesa con algo de ironía: “Viajé para tocar tango en una época que no había una movida en ese aspecto en Rosario. Después que me fui, arrancó. Se ve que era yo”. Pablo se mudó por consejo del mismísimo Rodolfo Mederos. Fue su alumno. En Buenos Aires tocó en orquestas con las que tuvo la oportunidad de viajar con el tango por Europa, hasta que en 2008 formó Quinteto Negro La Boca. “Armamos la agrupación con gente que vivíamos acá, en La Boca. Después algunos se fueron por el mundo, había hasta un catalán incluso, era bastante cosmopolita la cosa. Ahora quedó mezcla de porteños y rosarinos”.

—¿Y en Rosario con quienes te relacionaste artísticamente?
—Me relacioné con Domingo Federico. Empecé a estudiar bandoneón, me recibí de licenciado en Bellas Artes y paralelamente estudié música. Yo tenía una banda, A pan y agua, que era conocida sin ser conocida, y aparte estaba en el grupo Arte en la calle, con el que pintábamos en las paredes a Robocop. Todo tenía un toque estético político, y eso es un poco lo que hicimos con el Quinteto. Esto empezó en el lugar que en su momento fue el epicentro del tango, y en el que ahora no hay nada. Lo único es la foto de Caminito, que no nos interesa”.

El Quinteto Negro La Boca nació con la intención de rescatar las raíces musicales que dieron origen al tango como patrimonio cultural de ese barrio, aportando nuevos elementos estéticos y mixturando raíces cosmopolitas con nuevos actores sociales emergentes, inmigrantes latinoamericanos y compatriotas de distintas provincias argentinas, reza una especie de manifiesto en su página web.

Desde ese lugar en el mundo, la agrupación se expande en el territorio como hacedora de varios festivales de tango, eventos apadrinada por Leopoldo Federico, Nelly Omar y Osvaldo Bayer.

—En una entrevista decías que Cruces Urbanos era un diálogo de música ‘de igual a igual’, ¿cómo fue esa experiencia con referentes de otros géneros, incluso con Eduardo Galeano desde el más allá?

—Nosotros con Tangos libertarios (2014) hicimos un trabajo con Osvaldo Bayer sobre todos los luchadores sociales anarquistas y nos dio mucha satisfacción. Él es como un padrino nuestro. Desde ese momento surgió un disco conceptual. Y experimentamos con rap cuando invitamos a Malena D’alessio de Actitud Maria Marta, o con la murga Falta y Resto, y algunas cosas de rock y folclore también y, comenzamos a exacerbar un poco esa fusión porque veíamos en nuestros shows que el público era menos tanguero, venían más punks y de otros géneros.

Tango XXI

Pablo Bernaba asegura que el tango es muy heterogéneo: “Cuando hablo de eso, hablo de una nueva generación que vuelve hace una década y media a tomar el tango en particular. Hay de todo, hay un tango más cerrado y hay influencias del rock y otros géneros, y nosotros tratamos de exacerbar eso. Está clara la idea de que queremos cruzar el tango pero con representantes como el Chango (Spasiuk) -hicieron juntos el tema Tristeza-, que nadie duda que es un referente del chamamé, Antonio Rios de la movida tropical -reversionaron Nunca me falles-, o 2 Minutos, que es una leyenda del punk –Piña va, piña viene y Ya no sos igual-. Eduardo Galeano me permitió musicalizar hace tiempo Los Nadies, y es un tema que sale posterior a su muerte como una manera de homenajearlo, y como cruce con la literatura o los escritores latinoamericanos. Los otros dos temas son nuestros: Ruido, que compartimos con Pity de Las Pastillas del abuelo y Ricardo Tapia, de la Mississippi, y la corista de Nonpalidece. Y Oxidada Argentina, también con Pity y el tecladista de Nonpalidece. Los invitamos para no quedar rengos. Y con los 2 Minutos somos amigos. Me han invitado a tocar en el Luna Park. Son hermanos, ellos son unos bandos bárbaros -se ríe-. La idea fue que todos participen activamente, no que sea solo una bajada de línea, buscamos esa cuestión de feedback dirigida por nosotros pero de ida y vuelta.

Rocambole, un eslabón

El arte del disco de Cruces Urbanos fue diseñado por Ricardo Cohen, más conocido como Rocambole, hacedor del arte histórico de los Redonditos de Ricota. Bernaba cuenta una particularidad que tiene relación directa con este periódico. Yo a Rocambole lo conocí gracias a El Eslabón. El Mono, como lo llamo ahora, realizaba una exposición en el Museo Castagnino y por pedido de Jerónimo Principiano (integrante de este semanario) me animé a escribir una reseña. Me gustaron mucho las imágenes que vi en esa muestra, imágenes más pictóricas de las que veíamos en el arte de los Redondos. Me impactó muchísimo, me acuerdo, un ángel empetrolado, y de eso escribí en la nota.

El movimiento

La cabeza del grupo lleva una militancia por la música y el anarquismo, y se anima a hacer del tango un paralelo con el peronismo, asegurando que el tango también es un movimiento, y afirmando que como pasa con el universo social, político y cultural fundado por Juan Domingo Perón, los hacedores del tango también se disputan el sello sagrado. “Por ahí en el anarquismo no pasa, o pasa en menor medida. Pero pasó en el tango en todas sus épocas, desde Borges criticando a Gardel en la revista Martín Fierro; Canaro y de Caro, y las distintas rivalidades: Pugliese, D’arienzo y Troilo, hasta Piazzolla y todos los detractores de que eso no era tango. Todos disputándose el sello, pero siendo parte de ese movimiento. El tango, que ya atraviesa su tercer siglo, trasciende estilos y épocas y se está retroalimentando con diversas músicas.

Siempre están volviendo

El Quinteto Negro La Boca se presenta nuevamente en la ciudad. El próximo miércoles 11 de abril a partir de las 21.30, tocarán en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa (San Martín 1080). Pablo Bernaba confirma la presencia de Leonel Capitano, al que considera un amigo; y otro rosarino, el baterista Ernesto Zeppa. “Vamos hacia una fusión con lo eléctrico, por eso vamos también con guitarra y bajo eléctrico. Estamos saliendo de lo acústico, es un tango más ciudadano, aunque muchos se enojen también. Nosotros venimos impulsando el festival de tango-punk, algo que nos pidieron de Rosario y Mar del Plata. Es muy loco lo que se genera ahí, con 2 minutos, nosotros y otras agrupaciones, donde por momentos se arma pogo, y después surge el abrazo tanguero. Dentro del under, porque el tango es un género under, está lo contradictorio de todo lo for export. Y está bien, porque yo también lo hago y me gusta que si llevo lo mío afuera, quiero ganar la moneda y llevar el tango por el mundo. Pero el verdadero tango, el que se nutre acá en Buenos Aires, como también en La Chamuyera allá en rosario, porque yo siempre estoy volviendo y conozco la movida, es un género under y tiene las vicisitudes del under”.

La formación que se presentará en Rosario:

Bandoneón y Dirección : Pablo Bernaba
Saxo y flauta traversa: Martín Quintana
Bajo eléctrico : Oscar Pittana
Piano: Guillermo Borghi
Voces : Natalí Di Vincenzo y Hernán Fernández
Ernesto Zeppa (batería), Simón Lagier (violín) y Leonel Capitano (Voz)

Más notas relacionadas
Más por Juan Pablo de la Vega
Más en Cultura

Un comentario

  1. […] Entrevista con Redacción Rosario | abril 2018 […]

    Responder

Dejá un comentario

Sugerencia

Horacio Vargas presenta Desde el Rosario, su nuevo libro

El Negro, o El Nene, o el multifacético Horacio Vargas, vuelve a sacar un libro de su enor