¿Qué significa declarar? Aseverar o exponer una cosa públicamente, entre otras definiciones de diccionarios. En el Cuerpo Legislativo de la ciudad, se denomina Declaración a toda proposición que se apruebe con el objeto de expresar la opinión del Concejo Municipal sobre cualquier asunto de carácter público. Y como se sabe, se opina desde la ideología.

Cada grupo social o clase proyecta una ideología, una visión general de las cosas. La razón es que la cabeza piensa a partir de donde pisan los pies. Si alguien tiene los pies en la favela, tiene una cierta idea del mundo y de la sociedad”, arranca el teólogo brasileño, Leonardo Boff, que además es filósofo, escritor, profesor y ecologista .

Si alguien tiene los pies en un apartamento de lujo junto a la playa, tiene otra idea del mundo y de la sociedad. Conclusión: no sólo el individuo, sino también cada grupo social o clase, elaboran inevitablemente su visión de la vida y del mundo a partir de su lugar social”, continúa Boff, al hablar sobre ideología.

Para el ex sacerdote franciscano, “la ideología es como una sombra: nos acompaña siempre. Para superar las ilegítimas, es menester desenmascararlas y sacar a la luz los intereses escondidos. Y cuando hablamos a partir de un determinado lugar social, conviene explicitar en el discurso nuestra ideología. Concientizada, la ideología se legitima y democráticamente puede ser discutida o aceptada”.

En los últimos tiempos, con la agudización de los problemas sociales y económicos, por el impacto de las decisiones y políticas de Estado del gobierno nacional, la ideología emerge en todos los intersticios de la vida cotidiana. Mal llamada grieta, la explicitación de las diferencias es ni más ni menos que la certificación del lugar desde el que se habla, cualquiera sea éste.

El Concejo es uno de los espacios donde vienen en auge los debates ideológicos, traducidos cuando no estigmatizados en los medios como sesiones calientes ¿En contraposición a qué? ¿cuál sería el antónimo? ¿una sesión sobre baches y lamparitas? Aún así, se hablaría de ideología al argumentar porque no hay luz en un barrio.

La semana de trabajo de los ediles cerró el jueves con una sesión que terminó cerca de las 22 y que se había iniciado con un lindo solcito, a las 15.30. Las reinas de la agenda fueron justamente las Declaraciones sobre la eliminación de los subsidios por parte del gobierno nacional al Transporte Urbano de Pasajeros (TUP), medidas que atentan contra el federalismo fiscal, preocupación por las transformaciones en el Ministerio de Salud y defensa de la Universidad Pública, por citar algunos botones de muestra. También se fue a fondo en el tema concesiones de espacios públicos,

A la Justicia por el poroto

El presidente Mauricio Macri dijo que si las provincias no firmaban el Pacto Fiscal, a finales del año pasado, no iban a cobrar el Fondo Sojero y que ese dinero se repartiría entre quienes lo avalaban. Ocurrió todo lo contrario, unilateralmente nos dejó sin esos fondos a las provincias, municipios y comunas”, arrancaron los ediles con el contexto a sendos proyectos presentados desde los bloques del Frente Progresista y Frente para la Victoria. La iniciativa encomienda al Ejecutivo a iniciar acciones judiciales contra el decreto de necesidad y urgencia que lo da de baja. Una propuesta similar extiende la solicitud al gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz. Precedida por extenso debate, ambas medidas tuvieron el voto negativo de Cambiemos.

Vemos que ahora el gobierno de la Provincia y de la Ciudad comienzan a abrir los ojos, a darse cuenta que el dialoguismo no hizo otra cosa que entretenerlos”, dijo Roberto Sukerman (FpV). Y agregó un estimado de lo que pierde Santa Fe con la quita del Fondo Sojero: “Vamos a perder 850 millones de pesos”.

Horacio Ghiradi (FPCyS) también terció en el asunto y se asombró de que un tema de tal envergadura “haya perdido peso mediático y hasta político luego de la catarata de anuncios del gobierno, tendientes a frenar la profunda crisis que estamos atravesando. Estamos hablando de más de 2.400 millones de pesos anuales que perderá la provincia y una cantidad importante para nuestra ciudad, asignada a salud pública y cloacas”, dijo el edil, y recomendó que ambos Estados, en conjunto, inicien acciones “desde ya políticas, pero también administrativas y, de corresponder, jurídicas, a los efectos de retrotraer este DNU que produce un perjuicio muy importante a toda la provincia”.

Además, dijo que recomendará a la intendenta Mónica Fein “que reúna a los legisladores de la provincia para que lo rechacen, seguramente con algunas excepciones que nos dan pena y vergüenza, como el papel que está cumpliendo el diputado Luciano Laspina de Cambiemos, que ahora nos viene a informar que somos provincia y municipio ricos y tenemos que resignar recursos a favor de la Nación, que en estos momentos está viviendo la particular situación de una especie de vehículo que tiene un tanque de nafta sin fondo, y por eso pedimos miles de millones de dólares para la fuga sin tomar una medida”, argumentó Ghirardi, y pidió convocar a “la política, a los distintos sectores de los trabajadores, a organizaciones sociales, a las pymes que están sufriendo el rigor de este plan económico si es que así se lo puede llamar”.

Tengo la sensación de una de las más mayores catástrofes marítimas: se viene el iceberg y parece que el capitán del barco no lo ve”, metaforizó Ghirardi. Desde el bloque Cambiemos, después de votar en forma negativa ambas propuestas, llegó la respuesta a través de Gabriel Chumpitaz: “Gracias a Dios el barco tiene un capitán que no es un pirata”.

¿Duro cruce? ¿Chicanas? ¿Un Concejo irascible? No. El debate es la forma que, en este caso, asumió la ideología de dos sectores políticos. Como el viejo refrán que reza que donde ponés la plata, ponés el corazón, el Fondo Sojero se moverá ¿hacia dónde? Esa es la pregunta del millón para definir el perfil de las ideas. Lo que se debate en el Palacio Vasallo, y en estos últimos tiempos con mucha enjundia, son las distintas concepciones del mundo.

Al decir de Boff, “el interés escondido detrás del discurso ideológico debe ser calificado: puede ser legítimo y es importante explicitarlo. Por ejemplo: tengo interés en que ese grupo de familias cree una pequeña cooperativa de productos orgánicos, de hortalizas, tomates, maíz etc. Este interés es legítimo y puede ser dicho públicamente”

Pero según el teólogo la situación también puede ser otra “puede ser también un interés ilegítimo y ser mantenido oculto para no perjudicar a quien lo propone. Ejemplo: hay grupos que combaten el desnudo artístico para, en realidad, encubrir la homofobia, la supremacía de la raza blanca y la persecución a los grupos LGBT”. Y extendió el ejemplo: O un político de un partido neoliberal cuyo proyecto es disminuir los salarios, reducir las pensiones y privatizar bienes públicos, y se presenta como alguien que va a luchar por los derechos de los trabajadores, de los jubilados y a defender la riqueza de Brasil. Él oculta ideológicamente los verdaderos intereses partidarios para no perder votos. Esa ocultación es la ideología como falsedad y él, un hipócrita”, escribió el pensador brasileño en su columna semanal en Servicios Koinonia, el 2 de noviembre de 2017.

Más notas relacionadas
  • “No hay salidas milagrosas”

    “Lo que viene no son situaciones fáciles pero lo más importante es que recuperamos la inic
  • Polvo de estrellas

    El telescopio James Webb nos acerca al origen de las primeras galaxias y a la posibilidad
  • “El Estado debe tutelar”

    En la disputa por cambios en la Ley de Alquileres, la oposición propone un ajuste trimestr
Más por Silvia Carafa
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Hablando de humo

El ex presidente improvisó un discurso en la Fundación Libertad. También, visitó el elitis