El gobernador de la provincia de Santa Fe se mostró inquieto ante una posible victoria del peronismo en las presidenciales de octubre: “Estoy viendo con preocupación la rápida consolidación del proyecto kirchnerista”.

En diálogo con la emisora LT10, Miguel Lifschitz parece más preocupado por el escenario político nacional que por las inminentes elecciones en su propio territorio. Habló acerca del futuro de Alternativa Federal, se despachó respecto del Frente Renovador y su líder Sergio Massa, y eligió un especial tono de dureza al calificar al kirchnerismo.

Respecto de la elección presidencial, el mandatario opinó sobre Roberto Lavagna y Margarita Stolbizer: “Lo que estamos buscando es que una alternativa no sea un rejunte (para ganar las elecciones), sin un proyecto en común, sin la certeza de que más allá de las primarias vamos a seguir todos juntos. Tenemos que generar confianza. No es una aventura. Es una cosa seria y con futuro. Si no, no sirve”.

En ese marco, y tomando nota de que está observando “las definiciones de Alternativa Federal”, Lifschitz indicó: “Fuimos precisos al decir que no vamos a ir a un frente anticristina o antimacri. Queremos generar una alternativa superadora que trate de cerrar la brecha, y no trabajar en la polarización. Hay dirigentes que no son claros en estos puntos, y no queremos confundir a la ciudadanía”.

Cuando le preguntaron quién o quiénes podrían confundir, el gobernador no eludió la respuesta: “Se trata de Sergio Massa”. Y agregó, por si hiciera falta: “No queremos ninguna acción que haga perder la confianza de la gente a un proyecto que es muy serio. No puede haber dudas. Tenemos una posición firme y no queremos jugar a la política. Si hay compromiso y definiciones concretas es una cosa. Si esto no es así, no nos embarcamos y seguiremos nuestro camino con dirigentes que sumen a la propuesta. Massa debe decidirse y debemos mirar hacia adelante”.

Pero las definiciones más urticantes Lifschitz se las dedicó al peronismo: “Estoy viendo con preocupación la rápida consolidación del proyecto kirchnerista propuesta por la dupla Fernández”.

Luego de ponderar que en otras fuerza políticas se observan “importantes demoras”, señaló como un problema que las encuestas están dando “una alta intención de voto (que favorece a la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner) y una caída de la imagen de Mauricio Macri”.

Acto seguido, Lifschitz echó mano a la típica equidistancia, e interpretó que “el proyecto de Cambiemos está perdiendo”, pero asimismo le pegó al kirchnerismo por condenar “al país a una inflación alta y al estancamiento de la economía”, y además por contener en política exterior “alianzas que no sirven con países como Venezuela e Irán”.

En el tramo más agresivo de sus definiciones, Lifschitz disparó: “Si hay algo que tenemos en claro es que no queremos volver al pasado. No hay lugar para los modelos populistas y totalitarios”.

Más notas relacionadas
Más por Redacción Rosario
Más en Política

3 Lectores

  1. Avatar

    Jorge Dutto

    31/05/2019 en 12:02

    Que puede decir el socialismo vendedores de humo que traicionaron todas sus premisas, no solo aca sino en el mundo. A este le gusta mas Macri esta mas cerca de su pensamiento por eso quiere ir con Lavagna. No existe.

    Responder

  2. Avatar

    María Cristina Menghini

    31/05/2019 en 12:51

    Socialístas TRUCHOS!!!! OLIGÁRCA!!!

    Responder

  3. Avatar

    Francisco Javier Mexner

    31/05/2019 en 17:55

    QUE LE PASA AL SOCIO DE LOS NARCOS

    Responder

Dejá un comentario

Sugerencia

Respaldo al juez Ramos Padilla en la causa D’Alessio

La Sala II de la Cámara de Casación Penal, por unanimidad, ratificó la prisión preventiva