Federaciones y redes de diarios, revistas, radios, canales y portales autogestionados presentaron una herramienta organizativa para medios libres de la contaminación de los monopolios.

Sobre el cierre del año, la prensa autogestionada generó un hecho que vale como esperanza entre tanta necesidad de revertir la concentración mediática: representantes de la Asociación de Revistas Culturales Independientes de Argentina (Arecia), la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra), el Foro Argentino de Radios Comunitarias (Farco), la Coordinadora Nacional de Televisoras Alternativas (Conta) y la Red de Medios Digitales (RDM), presentaron la Confederación de Medios Cooperativos y Comunitarios, concebida como herramienta de organización para potenciar un sector en el que la unidad y coordinación de objetivos y acciones son clave para la supervivencia.

El acto de presentación fue el 16 de diciembre en la sede sindical en Buenos Aires de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (Fatpren), con la que las federaciones y redes de medios cooperativos, comunitarios y populares que participan de la Confederación han hecho real y concreto eso de la unidad y la coordinación en los últimos meses, con la democratización de la pauta publicitaria estatal como principal reivindicación.

En ese camino, se sostiene también una articulación vital con otras organizaciones sindicales, sociales, educativas, políticas, que adhirieron y se sumaron a la presentación en la Fatpren. Héctor Amichetti, secretario general de la Federación Gráfica Bonaerense; Laureano Candelas, secretario de la rama Diarios y Revistas del Sindicato de Camioneros y Fabián Pereyra, integrante de la CTA Autónoma, saludaron la iniciativa durante el acto, al que también asistieron, entre otros y otras; Luis Lázzaro, del área de Relaciones Institucionales de Enacom; Pascual Calicchio, secretario general de la Defensoría del Público; Javier Romero, del área de Comunicación Instituto Patria, referentes de la Coalición por una Comunicación Democrática y trabajadoras y trabajadores de diversos medios de comunicación.

En cuanto a las adhesiones recibidas, se contaron las de Sindicato de Canillitas, Facultad de Periodismo y Comunicación Social de La Plata, Tecnicatura en Comunicación Popular de la Universidad de La Plata, Medios Partidarios Unidos, Movimiento Popular Los Pibes, Comunicadores por Internet, Asociación de Teledifusores Comunitarios, Claudia Villamayor de la Universidad de Quilmes, Leonardo Grosso –diputado nacional (FdT)– y Norma Amadeo, subsecretaria de Contenidos Públicos de la Nación.

En todos esos ámbitos, se coincide en la importancia de defender y promover diarios, revistas, radios, canales y portales surgidos por voluntad de sus hacedores, quienes los gestionan democráticamente y con metas que van más allá de la de generarse un sustento económico. Aportar a las luchas de la clase trabajadora y al cumplimiento de los derechos ciudadanos a la libertad de expresión y el acceso a la información también forman parte de los tesoros buscados por laburantes que en algunos casos ya pueden dar cuenta de lo factible y reconfortante de transitar esos caminos.

Apenas tres días antes de la presentación de la Confederación en Buenos Aires, el Diario del Centro del País, de la ciudad cordobesa de Villa María, cumplió 20 años de empresa recuperada por sus trabajadores y trabajadoras, que celebraron el aniversario con la austeridad obligada por limitaciones sanitarias y de otros pesos pero con la satisfacción por contarse entre quienes logran sobrevivir sin tener que dejar sus convicciones en la puerta del lugar en el que laburan.

La cooperativa de trabajo Comunicar, editora del ahora veinteañero diario villamariense, forma parte de Fadiccra igual que Copegraf, de la Rioja, hacedora de otro matutino ya menos joven, el Diario El Independiente, de la Rioja, que en 2021 cumplió cinco décadas de periodismo cooperativo.

La convergencia de experiencias como estas, más señeras y surgidas en la era de antes de Internet, con las que las sucedieron y suceden sin cesar y con las nuevas tecnologías como territorios novedosos y desafiantes, es la que pretende representar la nueva Confederación. 

La tarea no es sencilla, se trata de sembrar y producir una comunicación orgánica, sin venenos, en pleno reinado de los monopolios y los grandes mediotenientes, que explotan el campo de las comunicaciones meta fumigación y alteración genética de la fruta que mandan todos los días.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
  • ¿Que podría ser peor?

    El zócalo en la pantalla de C5N irrumpe en la siesta del jueves: “Las medidas que se viene
  • Educando al vigilante

    La capacitación a policías santafesinos en la facultad de Medicina de Rosario es un hito h
  • La otra mejilla

    Tienen jurisprudencia a favor para judicializar el reclamo. Pero el diálogo del mutualismo
Más por Manolo Robles
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Hablando de humo

El ex presidente improvisó un discurso en la Fundación Libertad. También, visitó el elitis