Pakapaka

 

Amancay dice que le gustaría mucho “trabajar de guardaparque, ser profesora de natación y paleontóloga”. Kevin asegura que si un lugar está “cerrado y es oscuro” eso le da “mucho miedo”. Amancay y Kevin participan de Cuento con vos, uno de los estrenos de Canal Pakapaka. Otro es Poemas de la tierra, cuya propuesta es “pintar el mundo con nuestra poesía”. La nueva programación incluye también la primera serie animada de terror, de producción propia: Historias entre tumbas.

El 4 de julio pasado, Pakapaka puso al aire nuevos programas. En septiembre que viene, cuando el canal infantil y educativo del Estado argentino cumpla 12 años, habrá más estrenos. La diferencia con cualquier otra señal destinada a las infancias la hacen sus contenidos, la estética cuidada y el respeto al derecho de las infancias a tener la palabra.

Valeria Dotro es responsable de contenidos de Pakapaka, trabaja en la señal desde 2007, cuando el ahora canal ocupaba una franja horaria en Encuentro. “Lo que hacemos es pensar el mapa de cuáles son los contenidos, los problemas y las temáticas más importantes que queremos trabajar cada año. Si bien Papakapa hace contenidos (educativos) no es solo para educar en el sentido estricto, sino que queremos acercarnos a las infancias, ver por dónde andan, qué sienten, cuáles son su problemas y desde ahí buscar formas de trabajar esas problemáticas”, dice Dotro de cómo se piensa la programación.

Cada año ese mapa de contenidos que diseñan -detalla- tiene ejes de trabajo: “Esos ejes de trabajo este año son las diversidades, lo federal, el protagonismo de las chicas y los chicos, el deporte y la cultura”.

Estas líneas están orientadas por las opiniones que ofrecen las infancias. Desde el año pasado la señal cuenta con el Consejo Inventar Pakapaka que en 2022 se amplió de 16 a  21 chicas y chicos de todo el país. “Con ellos y ellas pensamos cuáles son los temas que les preocupan, qué es lo que los divierte, sobre qué quieren saber más; a veces, también son los formatos más que los temas. O de qué manera hablamos de ESI, qué géneros literarios y audiovisuales quieren conocer, qué cosas pueden producir ellos. Es como un ida y vuelta permanente donde combinamos aquello que las chicas y los chicos quieren y piden con aquello que nosotros, como personas adultas, como educadores y productores de contenidos pensamos que son importantes en esta coyuntura, en este país, en esta sociedad y en este momento de las infancias”, se explaya Dotro.

Asegura que ese perfil de interacción con las infancias es uno de los aspectos que más disfruta de su trabajo: “Cómo participan, enseñan y meten temáticas; cómo todo el tiempo nos hacen repensar y ver cosas que no habíamos pensado”. Dotro es comunicadora, especializada en educación y en temas de infancias y medios.

Mirar y disfrutar

El cuidado estético de la producción ofrecida en los contenidos de Pakapaka es otro sello que distingue al canal público. Valeria Dotro habla de la relevancia de ese aspecto cuando se diseñan la programación: “Históricamente se pensaba que hacer un canal educativo tenía que ver con transmitir contenidos, pero no había una apuesta por la calidad. Había que enseñar y nada más. A nosotros nos preocupa cómo ampliar y diversificar los horizontes estéticos de las chicas y los chicos; cómo pueden acceder a otras miradas, a otras estéticas, a otros goces y a otros ritmos a los que no están acostumbrados, a los que no se accede cotidiana o fácilmente en otros canales. Cómo ampliar los horizontes culturales es nuestra preocupación”.

En esa meta de trabajo de “dar lugar a otros lenguajes a otros tonos y miradas” aparece, entre otros estrenos, Poemas de la tierra. Se trata de una serie animada realizada “a partir de los textos de importantes poetas indígenas de nuestro territorio”. “En cada episodio -amplían desde el Canal- chicos y chicas narran un poema en sus lenguas nativas: qom, wichí, mbyá, mapudungún, quechua y también en español”.

En Pakapaka hay espacio para programas nacionales y extranjeros. Sin embargo,  Valeria Dotro destaca que la programación de la señal infantil privilegia “la producción propia”. “No es solo en Pakapaka. Las tres señales públicas -Pakapaka, Encuentro y DeporTV- tienen una apuesta a dar espacio a productores, realizadores e ilustradores de nuestro país. Por otro lado, hay muchísima producción animada para las infancias de otros países y nos parece que una de las formas de ampliar esos horizontes culturales, de acercarlos a los chicos y a las chicas”.

En 2018 el gobierno de Mauricio Macri sacó de la grilla de cableoperadores a Pakapaka. También en esa gestión hubo poca o nula producción. Es en 2020 que se intenta un relanzamiento de la señal pública infantil, pero llega la pandemia de Covid.

Dotro cuenta que eso implicó rearmarse para responder a las necesidades sanitarias y de cuidado. Esa tarea les permitió acercarse más a las redes sociales, que se potenciaron muchísimo. A manera de ejemplo, cita que de unos 5 mil seguidores que tenía la cuenta de Instagram del canal, se pasó a más de 100 mil, que no solo ponen “me gusta” sino que participan. También creció en la pantalla: Pakapaka pasó a estar en los primeros lugares de los canales infantiles. Una diferencia sustancial que mantiene es que es la señal donde no hay publicidades comerciales.

Lengua de señas, Rosarito y el Mundial

De la nueva programación, ¿cuál es tu serie preferida? “De los estrenos recomiendo Historias entre tumbas que es de terror, un género que a los pibes les encanta y no nos habíamos animado hasta ahora. También otros programas que son una novedad para nosotros Cuento con vos y Pakapaka pregunta que son series donde hay mucha participación de las chicas y chicos: eligen a quién entrevistar, proponen temas y debaten entre ellas y ellos y con las personas adultas. Hay un montón de cosas lindas para ver que se pueden seguir por la tele pero también por el canal de Youtube y las redes sociales, que son otras formas de acercarse”, convida Valeria Dotro a la pantalla del canal público infantil.

Entre los estrenos de Pakapaka que arrancaron en julio y se sumarán a lo largo del año, está Enseñame, micros de arte en lengua de señas argentina (LSA), donde chicas y chicos sordos les enseñan frases o palabras a chicas y chicos oyentes. Fueron realizados en coproducción con el Museo Terry, en Tilcara, Jujuy.

Otro estreno es Rosarito, una serie animada inspirada en la vida de Rosario Vera Peñaloza, de trece capítulos y realizada en coproducción con el Ministerio de Cultura de La Rioja. Está destinada a niños y niñas de 4 a 8 años. La serie recorre la infancia de la maestra de la patria.

Pakapaka también se prepara para jugar el Mundial de Fútbol masculino 2022, con El Mundial y yo. La invitación es a pensar el fútbol y también “lo colectivo, las identidades locales y regionales, el equipo, los vínculos y las formas de celebrar y transitar un evento que no es únicamente deportivo, sino también cultural”, como señalan desde el canal. Estos micros son realizados en coproducción con países de América Latina.

Entre la nueva programación, está otra temporada de Petit, la serie basada en los relatos de Isol; la serie animada Los Motorjón, con la historia de Cony y su familia, unos conejos que recorren distintos entornos naturales. Hay más capítulos de Zamba: Zamba y Nina se acercan al mundo de la alimentación saludable y al de la ciencia, también recorren la Argentina.

Yo quiero saber…, ¿y vos?, una serie animada que explora contenidos vinculados a la educación sexual integral (ESI). En Zander, una serie de animación en stop motion que llega desde Chile, se disfrutarán las aventuras de Mila, Leo y un curioso robot creado por estos dos amigos. Otra es Camaleón y las ciencias naturales, que invita a las chicas y los chicos a reconocer los principios básicos de las ciencias de la naturaleza. Desde Colombia, llegan los relatos de un niño de 7 años –y sus amigos y amigas—en No exageres, Enzo.

Taina y los guardianes del Amazonas es la serie brasileña, donde una pequeña cuenta historias de la selva; en Mimí y Liza, dos amigas que revelarán los secretos ocultos de su barrio; y, en Tomás, Alba y Édison, las chicas y los chicos podrán asomarse a un laboratorio de creación de inventos.

Más series que llegarán en septiembre son Muchas manos en el plato; Listo el pollo (tercera temporada); Micros NNAPEs; ¿A dónde vamos?; Soñadores; Polinópolis; Pasá por acá (con los Chikuchis); y La orquestita, entre otros.

“Nos interpelan las miradas de los chicos y las chicas. Nos interesan sus historias. Nos demandan sus enojos y angustias. Nos desafían sus preguntas. Nos alegran sus risas. Nos emociona su libertad. Pero, fundamentalmente, nos convocan sus sueños; sus ganas de ser, de crear, de desear y de inventar el mundo”, afirman desde la señal estatal..

Pakapaka es el primer canal infantil, educativo y público de la Argentina. Transmite durante las veinticuatro horas, a través de cableoperadores y de la TDT (televisión digital terrestre), programas destinados a chicas y chicos de 3 a 10 años. También pueden seguirse por las redes sociales:  www.pakapaka.gob.ar, YouTube, Instagram, TikTok, Facebook y Twitter.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Educación

Dejá un comentario

Sugerencia

Una semilla con Memoria, Verdad y Justicia

En La Toma, Claudia Flores coordina talleres para travestis y trans. Buscan formar microem