Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

Foto: sindicalfederal.com.ar
Foto: sindicalfederal.com.ar

Con un imponente acto en el microestadio de Ferro, se presentó la Corriente Federal de Trabajadores. El colega Leonardo Martín relata la crónica de una jornada en la que abundaron las críticas al gobierno de Mauricio Macri.

La Corriente Federal de Trabajadores realizó un acto multitudinario en Ferrocarril Oeste en su presentación oficial. Allí se expresaron fuertes críticas al macrismo, se presentó un programa para encarar la reunificación de la CGT pero sobre todo para expresar un proyecto político con una mirada desde el movimiento obrero organizado. También se reafirmó la candidatura de Sergio Palazzo para integrar la nueva conducción de la CGT.

Contundente, multitudinario y federal fue el acto de bautismo de la Corriente Federal de Trabajadores en Ferro Carril Oeste. Más de 8000 trabajadores se acercaron a un gimnasio que explotaba de fervor y de pasión militante con centenares de banderas, bombos, redoblantes y sección de vientos incluida en las columnas sindicales más sofisticadas. Se podían ver banderas, pecheras, chalecos, camperas de sindicatos de diferentes rincones del país. Fue tal la convocatoria que no alcanzó el gimnasio para albergar a la cantidad de trabajadores que se acercaron. Muchos lo tuvieron que escuchar desde afuera.

La Corriente Político Sindical Federal, el Núcleo del MTA y la Asociación Bancaria confluyeron en una identidad y un nombre que dio unión al recorrido que vienen transitando en los últimos meses en ese sentido. La Corriente Federal de Trabajadores nace de una necesidad de trabajar conjuntamente por un proyecto de país, con una mirada desde el movimiento obrero. Esta necesidad se profundiza  aún más  en estos tiempos de donde la oligarquía local y el capital transnacional se han apoderado del Estado.

Con ese objetivo hoy se dio a conocer un programa que retoma la tradición más rica de la historia del movimiento obrero argentino. Al mismo se lo tituló “Los trabajadores somos la esperanza” y como subtítulo “Por una vida digna con trabajo argentino, un movimiento sindical unido y con propuestas”. Una propuesta amplia, que incluye los lineamientos de un proyecto de país que sirva como herramienta para construir una patria socialmente más justa y soberana. Un aporte desde este sector sindical para ser retomado por la dirigencia política y para que sea debatido e impulsado en la inminente reunificación de la CGT. Un planteo tan ambicioso como necesario.

Con un escenario colmado por dirigentes de los diferentes gremios, cinco fueron los oradores. Ilda Bustos (CGT y Sindicato Gráficos de Córdoba), Pablo Reguera (Aceiteros de San Lorenzo, Santa Fe), Horacio Ghilini (Núcleo del MTA), Héctor Amichetti (Federación Gráfica Bonaerense) y Sergio Palazzo (Asociación Bancaria) que tuvo a su cargo el cierre del acto con un extenso discurso. Además el dirigente bancario fue confirmado como el candidato del espacio en la disputa por la conducción de la CGT.

Los ejes de las diversas intervenciones fueron un diagnóstico muy crítico sobre las políticas que ha llevado adelante Mauricio Macri en los pocos más de ocho meses de gobierno, la presentación de un programa, la unidad de la CGT y el planteo de la necesidad de incluir a las delegaciones regionales en el radar de una CGT que hoy las desconoce.

Pero el objetivo planteado por este sector hoy es mucho más profundo que el simple reclamo gremial y no solo por la presentación de un programa.  A partir de los diferentes discursos hoy la Corriente Federal de los Trabajadores se piensa así misma como el espacio desde el cual construir una nueva hegemonía política con una mirada nacional y popular. Como dijo Horacio Ghilini: “Un punto de unidad de un nuevo frente político nacional”, un espacio que traccione con un rol central en  la lucha política venidera.

Tras la entonación del Himno Nacional  y el recuerdo sentido para Raimundo Ongaro a días de su triste partida, comenzaron los discursos. El primero fue el de Ilda Bustos, secretaria general del sindicato gráfico en Córdoba y referente de la CGT provincial.

Bustos expresó una necesidad común: “Venimos reclamando la unidad para enfrentar al brutal ajuste al que están sometidos los trabajadores y los pobres (..) Vengo de una CGT que desde febrero ha tomado la calle”.

El segundo turno fue el de Pablo Reguera, secretario general de Aceiteros de San Lorenzo, Santa Fe. Ciudad por la cual se exportan, según describió, el 70 % de los alimentos producidos en el país y donde están radicadas  las transnacionales de la alimentación como Bunge, Nidera, Cargill entre otras. También contó las mejoras en las condiciones de los trabajadores del sector con un alto grado de trabajadores formalizados en relación a lo que sucedía años atrás: “Hemos tenido un gran crecimiento como sindicato y no lo queremos rifar. Estamos dispuestos a pelearla, a hacer lo que sea necesario para defenderlo”.

Reguera expresó la importancia de la Corriente Federal de Trabajadores y la mirada federal planteada: “Hoy sabemos como sindicato del interior que no estamos solos por eso este espacio hay que defenderlo”.

El tercer turno fue para Horacio Ghilini, histórico dirigente de Sadop y referente del Núcleo del MTA. “Este acto culmina un trabajo que nació hace muchos meses” indicó con fervor.

Posteriormente habló  Héctor Amichetti que comenzó diciendo “No es tiempo de esperar, es tiempo de luchar (..) Nos quieren hacer entrar al mundo agachándonos de una manera vergonzosa. Están convencidos de que hay que llenar de plata los bolsillos de los ricos para que algún día los ricos derramen alguna migaja sobre los pobres. Ellos están convencidos, pero nosotros somos lo opuesto a ellos”.

Por último Sergio Palazzo tomó la palabra siendo el encargado de cerrar: “Los trabajadores en esta acto estamos diciendo que no nos vamos a rendir, que nos vamos a movilizar y que lo vamos a hacer con la alegría de los militantes que salen a luchar cada día. Han venido por todo, han venido a llevarse la historia, nuestras conquistas. Han venido a saquearnos, pero aquí estamos a pesar de los golpes, a pesar de una derrota electoral del campo popular a mano de la derecha. Estamos dispuestos a construir desde el movimiento obrero los espacios de una nueva mayoría que confronte con este modelo político, económico y social y lo termine venciendo en las calles y en las urnas en el 2017 y en el 2019”.

El programa presentado por la Corriente Federal de Trabajadores

Una de las propuestas del acto fue presentar un programa, los lineamientos básicos de un proyecto de país. Una herramienta para intervenir en los procesos políticos nacionales desde la CGT.

Héctor Amichetti dijo al respecto: “La Corriente Federal de Trabajadores recorre una etapa heroica de nuestra patria. El programa de La Falda, Huerta Grande, CGT de los Argentinos. Somos los 26 puntos de Saul Ubaldini,  somos la dignidad del Movimiento de Trabajadores Argentinos. Hoy venimos a exigir y promover que entre todos levantemos un programa. Ese programa dice que rechazamos un nuevo endeudamiento externo, que tenemos el derecho a manejar nosotros los recursos naturales y los servicios públicos. El Estado tiene que recuperar el rol que le puede dar dignidad al pueblo argentino. Venimos a decir en ese programa que nuestro lugar está junto a los hermanos latinoamericanos en la Patria Grande y no junto al Imperio. Vamos a pedirle a la CGT que tome ese programa”.

Por su lado Sergio Palazzo al respecto dijo: “Este espacio sindical no sólo tiene una propuesta para los trabajadores, tiene una propuesta para el pueblo argentino. Es hora de que los trabajadores nos demos cuenta de que sistemáticamente nos obligan a discutir  salarios y condiciones de trabajo mientras tanto la agenda la discuten la política o el sector empresario. Por eso esta Corriente Sindical tiene un programa, uno como los grandes programas del movimiento obrero”.

Horacio Ghilini también se expresó: “El programa que presentamos intenta decir humildemente que es la agenda de los trabajadores. Que es el sentido que queremos darle a la CGT, de empoderamiento. Ahora de nada sirve empoderar a la CGT si no tiene un sentido”.

El programa que fue repartido al finalizar el acto tiene una mirada amplia e integradora. Lo explicaba así Héctor Amichetti: “Nuestro programa nace del movimiento obrero pero intenta ser convocante de todos los sectores nacionales y populares. Queremos un frente de las grandes mayorías. Queremos que se sumen todos los patriotas de esta nación unidos por ese programa (..) Con ese programa generar una alternativa política que nos una a todos los argentinos, recuperar una democracia real y expulsar la democracia formal de las corporaciones”.

Palazzo amplió: “Estoy orgulloso de pertenecer a un espacio pluralista que ha decidido tener un programa. Vamos a la CGT con un programa de gobierno y no a ser el cuarto del servicio de ningún partido político. Cuando vean ese documento se van a dar cuenta que recoge el espíritu nacional y popular que unió a socialistas, radicales, peronistas y a generaciones de argentinos. Ese programa contempla a nuestros dirigentes desaparecidos, el respeto por la educación para crear esa alianza indisoluble entre estudiantes y trabajadores”.

La unidad de la CGT, la participación de la Corriente Federal de Trabajadores

El planteo fue claro, es necesaria la unidad, lograr el volumen necesario para enfrentar las políticas antipopulares del macrismo. Pero no una unidad que sea un simple amontonamiento o un mero reparto de cargos. Una unidad con sentido, con dirección y un proyecto claro hacia dónde ir. Tampoco si no incluye las diversas expresiones y necesidad que existen a lo largo del país.

Palazzo lo describía así: “Tenemos que organizar el movimiento obrero y apostar a la unidad, pero no hay unidad posible si no están todos los sectores comprendidos en la CGT. No va a haber tres o cuatro dirigentes que manejen el destino de los trabajadores”.

Horacio Ghilini, en su discurso, hizo eje en ese punto: ”Necesitamos una CGT sensible, abierta, horizontal, que esté hermanada con los desocupados” Luego siguió: “es necesario empoderar al movimiento obrero. La unidad de la CGT lo va a hacer. Para que ese poder no caiga en la componendas o sea negociado trasnochadamente necesitamos un movimiento obrero militante, movilizado y federal”.

Ghilini apeló al recuerdo de Evita para su argumentación, para el camino que debe tomar la CGT tanto sindical como política:“Necesitamos tener el corazón abierto, rescatar a la Evita de la ternura. Tenemos que vencer con todos los compañeros, con los débiles y los más humildes. A la Evita de la ternura agreguémosle la Evita de la militancia, del compromiso y la combatividad. La Evita de la ternura para ser sensible, la de la militancia para no caer en la burocracia y la Evita de la lealtad a Perón que hoy se expresa en un proyecto, el proyecto político de los trabajadores”.

Amichetti también dio su punto de vista: “Hace falta que el movimiento obrero se una en una CGT y que esa CGT se una en todas las luchas y le pongamos freno a estas políticas oligárquicas (..) Que tengan representación todas las organizaciones y pensamientos”. También fue contundente al respaldar la candidatura de Palazzo: “Vamos a seguir trabajando para que nuestro compañero Palazzo forme parte de la conducción” de cara al Congreso que se va a producir el próximo 22 de agosto.

La mirada federal estuvo a cargo Ilda Bustos y de Pablo Reguera. La dirigente gráfica dijo: “Nosotros levantamos la unidad, lo hemos hecho en nuestra CGT. Pero también lo hemos hecho insistentemente de que esa unidad se reflejara a nivel nacional con un plan de lucha que frene este ajuste salvaje”.

Reguera también aportó en ese sentido: “Queremos la unidad de todos los trabajadores, una sola CGT, pero los del interior queremos un lugar como este. Que nos den un espacio, poder hablar, decir las cosas que nos pasan”.

Palazzo finalizó “Queremos desde este espacio luchar por un programa que exprese con claridad no sólo los espacios que creemos que nos corresponden dentro del armado de la nueva CGT. Espacio que nos hemos ganado por historia, por presente y porque esta es una generación que tiene futuro. Que está dispuesta a hacer el sacrificio para recuperar un Gobierno y un país para las mayorías. También queremos decir claramente que queremos una CGT que confronte con estas políticas que se quieren llevar puestos a los argentinos. No queremos una CGT que vaya a hacer gestiones a la Casa de Gobierno ni que se abrace con la Sociedad Rural. No quiero una CGT al servicio del Gobierno conservador, quiero una CGT que confronte” dijo ante la ovación de miles de trabajadores.

Más notas relacionadas
Más por Leonardo Martín
Más en País

Dejá un comentario

Sugerencia

Extienden por 7 días el aislamiento en Rosario

El gobernador Perotti y el intendente Javkin realizaron el anuncio este viernes. Algunas a