El sabotaje a la principal central eléctrica dejó al país sin luz durante más de un día. El gobierno acusó a EEUU y la oposición creó una comisión investigadora. Se produjeron muchos inconvenientes y penurias, pero el gobierno no cayó.

Las ciudadanas y los ciudadanos de Venezuela vienen padeciendo todo tipo de presiones, problemas, inconvenientes, preocupaciones, angustias, inseguridades, manipulaciones y carencias. Les sobran motivos para tener bronca, miedo, fastidio, hartazgo.

Pero a la hora de señalar a los responsables de esa espantosa situación, que ya lleva, además, mucho tiempo, no todos coinciden.

Que todos los intentos de golpe de Estado continúen fallando, que todas las formas, las maneras, las estrategias terminen zozobrando, y que el gobierno de Nicolás Maduro se mantenga en el poder parecería indicar que son mayoría las ciudadanas y los ciudadanos que pese a la bronca, el fastidio y los muchos inconvenientes tienen claro que ni la intervención extranjera ni las recetas de la oposición interna constituyen la solución.

Es que la denominada oposición no ha mostrado otra cosa que el deseo de voltear el gobierno de Maduro, como sea. No hay plataforma política, ni proyecto de país, ni propuesta alguna. Solo el golpe. Con o sin intervención de EEUU. Pero ambas opciones conducen a la violencia: una invasión extranjera sería una guerra contra EEUU; un golpe de Estado llevaría a una guerra civil.

Un intento más de la oposición, y van…

La oposición ya no sabe qué hacer para derrocar a Maduro. Continúa con el operativo desgaste, buscando un detonante para generalizar la violencia, justificar la invasión o bien producir el hecho clave, el factor que marcaría un punto de inflexión: que finalmente las Fuerzas Armadas Bolivarianas traicionen la Constitución y derroquen a Maduro. Por ahora, nada de esto sucede. Y continúan las acciones de desgaste, las noticias falsas, las provocaciones, las actividades patéticas de Juan Guaidó.

El apagón intentó producir el caos, la guerra civil, la lucha de todos contra todos. Causó graves inconvenientes y daños. Colapsó gran parte del país. Se suspendieron las actividades. Faltó agua potable. Se produjeron algunos saqueos, pero no se generalizaron. El pueblo venezolano y las autoridades, una vez más, pudieron más que los golpistas. Se sobrepusieron, con grandes sacrificios.

El vicepresidente Sectorial de Comunicación, Turismo y Cultura de Venezuela, Jorge Rodríguez, ofreció una rueda de prensa en la que denunció la complicidad del senador estadounidense por el estado de Florida, Marco Rubio, en el sabotaje cibernético que dejó sin energía eléctrica a gran parte del país. “Agredieron el control automatizado de regulación del sistema de la hidroeléctrica Guri que abastece el 80 por ciento de la energía eléctrica al país”, informó Rodríguez.

“Esta información la manejaba el senador estadounidense Marco Rubio poco tiempo después de que se ejecutara la agresión y así lo dejó ver en sus publicaciones de Twitter”, agregó el funcionario.

“¿Cómo supo Marco Rubio pocos minutos después (del ataque) que los generadores de respaldo habían fallado? En ese momento, nadie lo sabía aún”, preguntó Rodríguez al tiempo que desmintió que en los hospitales de Venezuela se hayan registrado muertes durante la jornada sin energía, ya que, aclaró, el presidente Maduro había ordenado la dotación de plantas de generación para prevenir cualquier ataque de este tipo.

“La intención de este acto de sabotaje era someter al pueblo venezolano a varios días sin suministro de servicio eléctrico para agredir y dejar diversas áreas vitales sin electricidad”, señaló Rodríguez.

Por su parte, el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, criticó a través de Twitter que funcionarios estadounidenses disfrutaran de las consecuencias que ocasionó el ataque perpetrado al Sistema Eléctrico Nacional.

“Mientras en Venezuela la sociedad asumió con calma las consecuencias del sabotaje eléctrico y los trabajadores de Corpoelec (empresa estatal de energía eléctrica) se esfuerzan sin descanso, el séquito de Donald Trump hacía fiesta, disfrutando con culposa perversión a partir de la angustia del pueblo venezolano”, escribió.

“Hace unas semanas, el régimen de Maduro culpó a las iguanas por causar un gran apagón en la red eléctrica. Ahora hemos recibido el primer video de lo que causó el apagón nacional sin precedentes de esta noche en Venezuela”, dijo Rubio en tono irónico sobre el evento que afectó a los venezolanos.

El legislador estadounidense acompañó su publicación con una imagen de Godzilla echando fuego por la boca.

Rubio afirmó que Venezuela estaba “a pocos días de la escasez más grave de alimentos y combustible”.

Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, dijo que “la escasez de energía y el hambre (en Venezuela) son el resultado de la incompetencia del régimen de Maduro”.

“No hay comida. No hay medicinas. Ahora, no hay energía”, afirmó Pompeo en Twitter y luego agregó que el próximo paso sería que el mandatario venezolano deje la presidencia.

El presidente Maduro anunció este lunes 11 la creación de una Comisión Presidencial que investigará las causas del ataque contra el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), hecho ocurrido a partir del jueves 7 de marzo.

El mandatario indicó que, para investigar el ciberataque, ha pedido la incorporación de especialistas internacionales. “Voy a pedir el apoyo de la ONU y, además, el apoyo activo de Rusia, China, Irán, Cuba, países con gran experiencia en estos temas de los ciberataques. Ya tenemos el apoyo de estos países”.

La comisión será presidida por Delcy Rodríguez, vicepresidenta del país, y será invitado el Ministerio Público, el Fiscal General Tarek William Saab, el Consejo Científico Nacional y los institutos científicos del país.

“Vamos a desgranar, para que ustedes sepan cómo fue el ataque, desde dónde fue, quién lo hizo, qué buscaba, qué lograron”, dijo el presidente venezolano en cadena de radio y televisión desde el Puesto de Comando Presidencial del Palacio de Miraflores, en Caracas.

“Hemos descubierto muchas cosas que yo ya las conozco, las sé, tengo las pruebas en las manos, pero tengo que terminar de articularlas, que verifican que fue un ciberataque desde EEUU”.

“Sólo puedo decir que se dirigió desde Houston y desde Chicago, desde dos ciudades de EEUU se dirigió el ciberataque contra el sistema eléctrico, el sistema de telecomunicaciones e Internet”, añadió el Jefe de Estado venezolano. Señaló que fue “una persecución contra Venezuela, ordenada por el Pentágono y el Comando Sur, directamente”.

En este sentido, el presidente Maduro resaltó la labor realizada por los funcionarios de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), así como el respaldo de la ciudadanía venezolana que se mantuvo en paz y en tranquilidad, durante los días en que duró el ataque, que dejó a varios estados del país sin suministro eléctrico.

Ante su pedido a la ONU, la entidad internacional respondió ofreciendo ampliar su ayuda. Si bien una delegación de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU, Michelle Bachelet, está trabajando desde Venezuela en la investigación de delitos contra los derechos humanos, a partir de este jueves 14 se pondría en contacto con funcionarios venezolanos para abordar las secuelas que dejó el apagón.

Maduro consideró que se conquistó una victoria ante el ataque eléctrico en el país, aunque pidió no confiarse y permanecer en guardia.

“A cinco días del ciberataque al Sistema Eléctrico, podemos decir que tenemos la victoria en nuestra manos” al lograr “la reposición del sistema eléctrico venezolano”.

“Ahora nos toca consolidar la victoria ante la guerra eléctrica, para hacer del sistema eléctrico un sistema seguro, robusto, permanente, invulnerable”, expresó el jefe de Estado.

Maduro aseveró que todo este proceso fue una lucha y consolidación de victorias desde el pasado 23 de enero, fecha en la que el diputado a la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, se autoproclamó como supuesto “presidente interino del país”, hecho que fue apoyado por EEUU y gobiernos de algunos países, lo que, para el gobierno venezolano, es el inicio de una acción para imponer un gobierno paralelo y deponer al gobierno legítimo.

“Es una acumulación de victorias: la victoria contra el intento de imponer un golpe de estado en Venezuela, desde el 23 de enero en adelante; la victoria contra el intento de dividir a la Fuerza Armada; la victoria del 23 de febrero, cuando pretendieron abusivamente, desde Colombia, violar nuestra soberanía sagrada”, consideró el presidente de Venezuela.

“Ante esta emboscada del ciberataque que vino desde EEUU, que causó un apagón, ¡hoy declaro la victoria contra este ataque!”, agregó el mandatario venezolano.

Guaidó en la mira de la Justicia

El Ministerio Público de Venezuela (MP) inició una investigación al presidente de la Asamblea Nacional en desacato (AN), Juan Guaidó, por su presunta participación en el sabotaje al Sistema Eléctrico Nacional, anunció este martes 12 el fiscal general de la República, Tarek William Saab. “Iniciamos una nueva investigación que se suma a la iniciada el 29 de enero, al ciudadano Juan Guaidó por su presunta participación en el ataque al sistema eléctrico”, declaró.

Saab solicitó al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) imponer medidas cautelares contra el diputado por haber infringido de forma pública y notoria el desacato de las pasadas ordenanzas.

El pasado 29 de enero, el MP solicitó al Máximo Tribunal imponer medidas cautelares contra Guaidó, que comprendían la prohibición de salida del país; de enajenar y gravar bienes muebles e inmuebles y el bloqueo de sus cuentas bancarias. A pesar de estas acciones el dirigente de ultraderecha salió del territorio nacional.

Desde la sede del TSJ, el fiscal resaltó este martes que la investigación a Guaidó se adjunta a la realizada el pasado 29 de enero por su participación en los hechos que perjudicaron la paz de la República, la economía y el patrimonio nacional.

Denunció que a escasas horas de haber ocurrido el sabotaje eléctrico en Venezuela, Guaidó publicó un mensaje a través de Twitter en el cual mencionaba que la luz llegaría con el cese de la usurpación.

Detalló que las sanciones involucran a varios voceros que efectuaron mensajes posteriores que incitaban al saqueo, al robo, con la excusa de necesidad económica entre la población.

“Con mensajes en Twitter han estado incitando al robo de la propiedad privada por causa del sabotaje eléctrico. Esto no es un hecho casual sino que se suma a una escalada de eventos contra la paz del país”, expresó.

Por otra parte, subrayó que la revista norteamericana, Forbes, señaló que sería bastante realista la interferencia remota de EEUU en la red eléctrica de Venezuela, conocida como ciberguerra.

Asimismo hizo referencia a la publicación del pasado 10 de marzo del diario El New York Times, que reveló que los manifestantes partidarios de la derecha fueron los que el sábado 23 de febrero prendieron fuego a los camiones que supuestamente transportaban “ayuda humanitaria”, que la derecha nacional con apoyo de los gobiernos de Colombia y EEUU intentaba ingresar al país de manera ilegal por la frontera entre Venezuela y el territorio neogranadino.

El fiscal general remarcó que los hechos realizados forman parte de una escalada contra Venezuela desde la autoproclamación de Guadió como “presidente encargado” de Venezuela el pasado 23 de enero. Asimismo denunció que las agresiones contra Venezuela datan desde el 2013 con el impedimento al Estado venezolano de obtener crédito y renegociar la deuda economista de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Más notas relacionadas
Más por Pablo Bilsky
  • Vuelta al chaperío

    Yo no sé, no. Pedro me contaba que la otra tarde oyó un fuerte ruido a chapas y era un gat
  • El peronismo y su voz femenina

    Podría decirse que el peronismo es, constitutivamente, bi-vocal. Nos explicamos: como se a
  • Macri ya no baila más

    Cada vez son más los que ni siquiera acompañarán a Macri hasta el cementerio, y Nosiglia p
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

Temer preso como presunto líder de “una organización criminal”

Michel Temer, ex presidente de Brasil entre 2016 y 2018, fue detenido este jueves en la ci