Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

En noviembre, se supo que los balines de goma en realidad eran de plomo en un 80%. Ahora, un estudio que detectó graves quemaduras en los manifestantes, descubrió que el agua que disparan los camiones contiene soda cáustica y gas pimienta.

La represión en Chile continúa. La resistencia también. Y se van conociendo nuevos datos, surgidos de estudios de universidades y colegios profesionales, que desnudan el grado de brutalidad de esta fuerza de seguridad, que sigue utilizando métodos propios del terrorismo de Estado: detenciones arbitrarias, torturas, vejámenes y violaciones.

A mediados de noviembre se supo que los presuntos balines de goma que utilizaba Carabineros eran en realidad, en más de un 80 por ciento, de plomo y otros metales duros. Y este lunes 16 de diciembre se conoció que el agua que disparan los camiones antidisturbios contiene sustancias químicas que queman a los manifestantes.

Pese a las denuncias de organismos nacionales e internacionales de derechos humanos, el pinochetismo residual sigue con sus acciones brutales.

Durante las protestas, las más multitudinarias desde el retorno a la democracia en 1990, la represión policial produjo al menos 24 muertos y 352 personas con lesiones oculares.

Según cifras ofrecidas por las propias fuerzas de seguridad, se detuvieron a más de 18 mil personas.

Los Carabineros continúan disparando a la cara de los manifestantes. Las torturas, abusos y violaciones no se detienen. La Justicia dispuso la prisión preventiva para dos agentes de Carabineros imputados por el delito de tortura a un menor de 16 años durante las primeras jornadas de protestas, que ya cumplen dos meses.

Tras las denuncias de diversas organizaciones médicas que alertaron que muchos manifestantes ingresaron en distintos hospitales con quemaduras en la piel fruto del agua disparada por los camiones antidisturbios, se conoció otro dato más que da cuenta de la brutalidad de Carabineros: el agua contiene gas pimienta y soda caústica, capaz de causar graves quemaduras, y hasta la muerte.

En respuesta a esta denuncia, Carabineros rechazó el informe que señala que el agua lanzada como herramienta antidisturbios para dispersar manifestaciones contiene tóxicos y dijo que todos los materiales usados hasta ahora “están validados internacionalmente”.

“Siempre nos han cuestionado nuestros medios, que son medios que el Estado ha puesto a disposición. Y como siempre, y esta va a ser la ocasión, vamos a informar los componentes que tienen estos medios y lo más probable que pase este cuestionamiento”, afirmó el director general de Carabineros, Mario Rojas.

Un estudio del Movimiento Salud en Resistencia (MSR) reveló este lunes 16 con base en muestras de agua utilizada por los carros de Carabineros que el líquido contiene gas pimienta y soda cáustica, un elemento “altamente corrosivo”.

La Corte de Apelaciones de Concepción llegó incluso a suspender el pasado 13 de diciembre la utilización de sustancias químicas para disuadir concentraciones tras la denuncia de dos jóvenes que sufrieron quemaduras por el agua en una manifestación. “Lo que utilizamos es lo que está en el mercado y es lo que está validado internacionalmente”, insistió Rojas.

Los Carabineros fueron muy cuestionados durante el estallido social que se inició en pasado octubre. Diversos organismos internacionales como Amnistía Internacional (AI), la OEA y la ONU acusaron a esa fuerza de seguridad de haber “cometido violaciones a los derechos humanos de los manifestantes”.

A mediados de noviembre, Carabineros suspendió el uso de perdigones y balines como herramienta antidisturbios en las marchas y reconoció tener dudas sobre su composición, pese a que al principio de la crisis había sostenido que estaban compuestos sólo de goma.

La Universidad de Chile reveló días antes en un informe que los proyectiles tenían un 20 por ciento de caucho y un 80 por ciento de sílice, sulfato de bario y plomo, lo que les hacía tener una “dureza equivalente a una rueda de skate”.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, insiste en actuar como mero comentarista de la realidad, sin hacerse cargo de su responsabilidad. El mandatario reconoció abusos puntuales por parte de Carabineros, pero negó la existencia de una política sistematizada para atacar a los manifestantes. Este lunes volvió a mostrar su respaldo al director general de Carabineros. Lejos de cuestionar la represión, Piñera otorgó más poder e impunidad a ese cuerpo policial.

Un informe elaborado por el Colegio de Químicos, Farmacéuticos y Bioquímicos de Chile solicitado por el Movimiento Salud en Resistencia (MSR) muestra que el agua de los camiones hidrantes usada en la represión de recientes protestas contiene elementos altamente irritantes, «con pH igual a 12 en escala de 1 a 14, potencialmente mortales y capaces de causar daño severo frente al contacto dérmico, ocular o la ingestión accidental».

El estudio del Movimiento Salud en Resistencia (MSR) reveló que se detectó la presencia del componente del gas pimienta y de soda cáustica en el agua del carro lanza aguas utilizado por Carabineros para disuadir a las distintas manifestaciones que han ocurrido en el país a partir del estallido social desde el 18 de octubre pasado. La presencia de estos componentes estarían provocando las graves quemaduras que han reportado expertos del Colegio Médico.

Según el informe dado a conocer, el estudio se llevó a cabo “debido al número creciente de pacientes que han presentado reacciones alérgicas, tras exposición al agua proveniente de camión lanza agua utilizado por Carabineros de Chile”.

Según expresan, las muestras fueron recolectadas por brigadistas y entregadas a miembros de MSR. “Las muestras, fueron refrigeradas a 4ºC y almacenadas en oscuridad, por 5 días hasta su procesamiento por un particular”, detallan.

“Considerando los síntomas clínicos de los pacientes atendidos durante las manifestaciones sociales y la anamnesis de éstos, se solicitó la búsqueda de alcaloides presentes en el agua. Para esto se utilizaron 3 métodos distintos de detección de alcaloides, ensayo de Dragendorff, test de Mayer y test de Wagner, siendo positivo el resultado para cada uno de estos Test”, expresa el informe.

Tras el análisis, pudieron detectar la estructura de un compuesto del tipo vaniloide identificándose como Capsaicina, compuesto artificial correspondiente al componente principal del gas pimienta y muy similar en su estructura a la capsaicina que se encuentra naturalmente en ajíes o pimientos picantes.

Este compuesto, detallan, fue encontrado tanto en la muestra del 20 de noviembre de 2019, así como en niveles traza en la muestra del 22 de noviembre.

Además de esto, también identificaron iones de sodio y grupos hidroxilos, correspondientes a Hidróxido de sodio (soda cáustica), “compuesto altamente corrosivo frente al contacto directo o en solución y fuera de toda norma legal respecto al uso de elementos antidisturbios”.

El movimiento “Salud en Resistencia” surgió tras el estallido social del pasado 18 de octubre, y se trata de un equipo “multidisciplinario, diverso, autoconvocado y autogestionado”, compuesto por estudiantes y trabajadores del área de la salud física, salud mental y atención jurídica, entre otros, de distintas universidades, contando con la participación de más de 400 voluntarios.

Duro informe de la ONU

Los enviados por la ONU documentaron 113 casos específicos de tortura y malos tratos, y 24 de violencia sexual contra mujeres, hombres y adolescentes, “perpetrados por miembros de Carabineros y militares”.

“Hay razones fundadas para creer que se usaron armas menos letales de manera inadecuada e indiscriminada, lo que contraviene los principios internacionales destinados a minimizar el riesgo de heridas”, señala el informe preparado por la misión que pasó tres semanas en Chile realizando sus indagaciones.

En total, el equipo realizó 235 entrevistas a víctimas y sus familiares, así como a 60 carabineros, incluidos algunos que también habían resultado heridos en las protestas, en una investigación que les llevó a siete regiones del país.

La jefa de la misión explicó que observaron que en los grandes centros urbanos, como Santiago y Valparaíso, los abusos estaban más relacionados con heridas a causa de perdigones, pero que en el interior del país los casos de maltratos de detenidos fueron más graves.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
  • Bolsonaro en baja

    No le fue bien al ultraderechista en las elecciones municipales. Pero en muchos casos fue
  • En Perú también quieren nueva Constitución

    Francisco Sagasti asumió tras la renuncia de Manuel Merino, exigida por el pueblo peruano
  • Guatepeor o Guatepeor

    Injerencista, guerrerista, neoliberal y enemigo de la región. En la Guerra de Malvinas, Jo
Más por Pablo Bilsky
  • El contador del barrio

    En su décimo libro, Corazón futbolero, Eduardo Quintana vuelve a narrar historias que gira
  • Enumerar para combatir y reparar

    En un nuevo Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, un análi
  • La ESI, una herramienta

    La profesora Julia Ceruti integra los equipos de género de Amsafé y la CTA. Opina que el 2
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

El pueblo le dio el último adiós a Diego Maradona

El féretro salió de la Casa Rosada e irá por el Bajo hasta la autopista 25 de Mayo y tomar