En una de esas charlas así como profundas y relajadas, sobre las cuestiones de la vida misma y la muerte siempre a mano, el Juanma largó aquello de pensar en que ahora, en vez de fotitos chiquitas acompañadas por un QEPD, las fechas de parto y óbito todas con números y guiones y frases del tipo “Cacho querido, te vamos a extrañar mucho”, en las lápidas de las tumbas la que va es poner una pantalla con fotos y videos, onda perfil de Facebook del difunto, para que quien quiera conocer su vida y obra de pé a pá no tenga más que tomarse un rato y apretar algún play.

Y aunque la vida que me dura todavía ya me murió más de un par de amigos entrañables y extrañados hasta con las vísceras, fue con el Juane que aquello del Juanma y su historia de ciberlápidas como reflejo de muertes siempre vivas me volvió con fuerza, como un aluvión de sonidos y de imágenes que apenas se puede tramitar en palabras escritas.

En el laburo cotidiano, Juane era enfático y empatiquísimo cuando algo le gustaba, cuando estaba de acuerdo con el hacer del otro o la otra. Y cuando no, le salía fluido y sincero aquello de “cuando lances la flecha de la verdad, moja la punta en la miel”. 

Juane disfrutaba del laburo cotidiano y por eso laburar con él protegía a quien lo hiciera de esa mole de nervios y angustias que algunas cotidianidades deparan. Hasta cuando todo estaba a un tris de no llegar a horario a la imprenta, Juane empujaba y empujaba a aprovechar hasta el eco del tris para llegar a hacer imprimible lo imposible y subirlo a las rotativas, ansiosas por sumar el eslabón de papelización de estas escritas y otras layas que otra vez, desde su onírico y sempiterno Facedead, también desde su concreta y envolvente ausencia en el plano cotidiano encorsetado por raciocinios asesinos de la buena vida, el Juane vuelve a trajinar. 

Porque a ver, se puede entender que se dude de eso de que la vida es eterna, pero qué si no una eterna certeza es la esperanza de reencontrar de algún modo y en algún plano, en algún punto de lo cotidiano que se vuelve mágico, tanta buena VidaJuane.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

  • El concurso sin fin

    El juez Civil y Comercial de la 2da Nominación de Reconquista, Fabián Lorenzini, prorrogó
  • Una condena viral

    El podcast La Segunda Muerte del Dios Punk se hunde en la historia del artista callejero y
  • Quiero ser, quiero estudiar

    La provincia reúne una variada propuesta de profesorados y tecnicaturas de nivel superior,
Más notas relacionadas
Más por Manolo Robles
  • Eduardo Mancini y Mariana Caballero

    Sabores y colores de la escuela

    A nadie se le ocurriría tomar un pizarrón o una tiza, llevarlos a la boca para decir qué s
  • El vuelto

    Allanamientos por presunto espionaje, sin información pero con mucha especulación. Intenci
  • El castrismo ganó en Honduras

    La izquierdista Xiomara Castro le sacó veinte puntos al oficialista Nasry Asfura, alcalde
Más en Columnistas

Dejá un comentario

Sugerencia

El concurso sin fin

El juez Civil y Comercial de la 2da Nominación de Reconquista, Fabián Lorenzini, prorrogó