Luego de una etapa de presentación en sociedad y convocatoria de proyectos, el Festival Internacional de Artes Escénicas de Rosario que tomó el nombre de “Cruzar el Río”, con alto simbolismo coyuntural, comienza en esta región su función como polo de gestión artística y cultural local con una perspectiva de autosustentabilidad.

El Festival se realizará en espacios cercanos al Paraná, de un lado y del otro del río, como parte del posicionamiento de la organización en pos del espacio público y el compromiso con la preservación del entorno socioambiental. Habrá funciones en Centro Cultural (CCPE) y el Anfiteatro del Parque de España, Galpón 15, Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC) y una movida de intercambio con la escuela Marcos Sastre de la Isla El Espinillo.

Se desarrollarán talleres y conversatorios (Otras Tramas) y un espacio ferial y de exposición de proyectos dramáticos (cómo es que se piensan y se diseñan las producciones dramáticas). Dannae Abdalla es gestora cultural y organizadora del festival junto a Mayra Sánchez, David Gastelú y Julia Logiodice, la «ñona» o la «Messi» del grupo según afirman sus cumpas.

La obra Concierto Clap despedirá la primera edición del festival de artes escénicas.

Dannae resalta la cantidad de obras que participaron de la convocatoria inicial del festival, unos 80 proyectos de los cuales nueve son obras que realizarán funciones, junto a otras diez producciones que expondrán la cocina dramática.

“Para nosotres, esa cantidad de proyectos recibidos fue una señal de la necesidad de habilitar espacios. La curaduría de todo ese material estuvo a cargo de Mayra y David y de Gabriela Bertazzo, representante de Instituto Nacional de Teatro», cuenta Abdalla a Redacción Rosario.

El festival tendrá su acto de apertura el jueves a las 20, en el Anfiteatro Parque España (Mitre y el río) con la actriz Andrea Fiorino como anfitriona. A las 20.30 en ese mismo espacio, Mover la Escena. A las 21 en el Teatro Príncipe de Asturias (Sarmiento y el río) se presentará Fausto, o la pasión según Margarita, la versión infernal dirigida por Gustavo Girado.

El viernes a las 9, se realizará el Taller Escuela Espinillo, un espacio lúdico escénico en el emblemático sitio educativo frente a la costa rosarina denominado Río de teatro en el monte.

A las 17.30, en el Túnel 4 del CCPE, Otras Tramas: Circuito comunitario con Gestionar circuitos. Pensar teatro. Y a las 19, en el Galpón 15 (Avenida de los Inmigrantes s/n) habrá función de Laurita tiene muchas cosas que hacer, de Laura Copello. A las 20 en APE, Gauchos Reversibles. Estampas del Pre Cosquín. Y a las 22 en el CEC, Ensayo sobre la pérdida.

El sábado Otras Tramas y la denominada “Cata Escénica” con la exposición de programadores en el circuito profesional, en el CCPE / Túnel 4, a las 10. A las 18, El Discurso. El ascenso del caos sanador, el unipersonal protagonizado por Ludmila Bauk. Y La transformación permanente del tabú en tótem, en el Galpón 15 a las 20:30. A las 22, en el CEC, Les nietes de Carlos Marx.

El domingo de cierre, a las 11, en el CCPE/Túnel 4, la Cata Escénica dará espacio a la exposición de espectáculos seleccionados. A las 16, en el Galón 15, Babka y el gran viaje al pequeño libro, con la presencia de las y los pibes que viven y estudian en la escuela de la Isla El Espinillo, en un ida y vuelta significativo. A las 20, en el Teatro Príncipe de Asturias, Concierto Clap despedirá la primera edición del festival de artes escénicas.

El Primer festival de artes escénicas cuenta con el auspicio del Ministerio de Cultura de la Provincia de Santa Fe y también de la Municipalidad de Rosario. Las entradas se pueden adquirir a través del sitio del evento.

 

Autogestión, un escenario político

Uno de los motivos de la creación del festival Cruzar el Río son las “crisis” que viene resistiendo desde el sector hace más de un lustro, así lo manifiestan sus organizadores. Dannae Abdalla, al igual que su compañera Mayra Sánchez en una entrevista reciente con Redacción Rosario, sostiene que este evento surgió de la lucha colectiva. “A mí me gusta decir que este festival es profundamente político, somos cuatro gestores que venimos trabajando en esta ciudad pero no éramos amigos antes de armar este festival, nos conocimos en el hacer y en la Multisectorial de Trabajadores del Arte y la Cultura, que peleó por declarar la emergencia cultura en la ciudad en medio de la pandemia y luego de 4 años de macrismo que desfinanció la cultura.

Para Dannae, el germen de esa bronca, de los golpes recibidos una y otra vez, por parte de la gestión neoliberal de Cambiemos y de las restricciones y la desatención estatal en tiempos de pandemia, generó una salida grupal.

Durante la pandemia fuimos los primeros en cerrar y los últimos en abrir. Después de todo ese recorrido, pudimos replantearnos rumbos, tomar decisiones y ocupar espacios públicos, como la franja del río, que pensamos que son lugares que no se tienen que privatizar. Queremos volver al teatro, a encontrarnos, a hacer lo que más nos gusta y queremos trabajar sin precarización. Creemos que la identidad de las artes se da desde la construcción colectiva”.

Para la gestora cultural los límites del festival se irán expandiendo, “por eso sumamos a programadores de Chile y Paraguay. La idea de esta primera edición es abrir el circuito pensando en las fuentes laborales locales y poder cruzar los límites, que también nos inviten a otros circuitos, este es el primer pasado y pensamos que habrán muchos más”.

 

 

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Juan Pablo de la Vega
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Sabores y colores de la escuela

A nadie se le ocurriría tomar un pizarrón o una tiza, llevarlos a la boca para decir qué s