educación

 

La extensión horaria escolar comenzará a implementarse en la provincia de Santa Fe en pocos días. El Ministerio de Educación de Santa Fe decidió que arranque en agosto próximo y en las escuelas rurales primarias. En octubre, proyecta hacerlo en pequeñas localidades y en 2023 en los centros urbanos de mayor población como Rosario. Se trata de 45 minutos más de clases, de lunes a viernes. Amsafé y Sadop denuncian que es una medida unilateral de la cartera educativa provincial, ya que no se ha convocado a las trabajadoras y los trabajadores de la educación a debatirla. Una decisión improvisada -alertan- que afecta las condiciones de trabajo y la tarea pedagógica.

El subsecretario de Educación Primaria de Santa Fe, Ubaldo López, detalló que la decisión de ampliar el horario de clases se aplicará inicialmente en 813 escuelas rurales de la provincia. Aseguró -en declaraciones a Radio Dos, este sábado pasado- que la medida representa 45 minutos más de clase por día, lo que suma 5 horas reloj y 25 semanales. Adelantó que su aplicación será progresiva en las zonas urbanas: en octubre en algunas localidades santafesinas más pequeñas y el año que viene en las más pobladas.

Según un parte oficial de la provincia, en la primera semana de julio se realizaron mesas de trabajo convocadas por la Subsecretaría de Educación Primaria y la Dirección Provincial de Educación Rural, en las nueve regiones de Educación. “A lo largo de 12 encuentros se abordó, -afirma el informe oficial- junto a 700 directivos y docentes de escuelas rurales, supervisores y coordinadores pedagógicos la propuesta de extensión horaria enmarcada en las resoluciones del Consejo Federal de Educación” de abril y junio pasado.

La idea central -aseguran desde la provincia- es que el tiempo escolar que se suma se dedique a fortalecer “la lectura y la escritura”. La directora provincial de Educación Rural, Carolina Attias, declaró además que “el incremento del tiempo escolar es una opción para promover aprendizajes” sobre la lectoescritura y la ciencia, y tambiénen las alfabetizaciones científicas, tecnológicas; o los lenguajes artísticos, musicales, de la educación física, incorporando o ampliando horas con formato de talleres y variaciones metodológicas”.

El Ministerio de Educación de la provincia considera -dice el parte de prensa- que la extensión horaria “posibilita nuevas oportunidades laborales a los y las docentes que repercutirá en sus salarios”.

Desde la cartera a cargo de Adriana Cantero, afirman -siempre en el mismo comunicado oficial- que se trabaja para que cada escuela rural “pueda generar sus formatos de extensión”, y que “en las reuniones con los equipos directivos y supervisores, se fueron analizando los distintos casos para iniciar con este proceso en agosto, luego de la firma del convenio bilateral con Nación, donde se compromete a sostener durante cinco años este proceso”.

Sin la participación docente

docentes
Los sindicatos docentes reclaman la participación de las y los trabajadores en la implementación de la extensión horaria.

Amsafé y Sadop manifestaron su preocupación por la implementación de la extensión horaria en la provincia sin el debate y consenso de las trabajadoras y los trabajadores de la educación.

El secretario general de Amsafé provincial, Rodrigo Alonso, resaltó que el reclamo quedó planteado en el pedido de reapertura de la paritaria docente presentado el 8 de julio pasado, ante el Ministerio de Trabajo de Santa Fe. “Estamos muy preocupados por la extensión horaria. El gobierno provincial va a firmar un acuerdo con el gobierno nacional sobre la organización escolar sin discutirla con los trabajadores y las trabajadoras”, expresó a Redacción Rosario.

La preocupación central de Amsafé está en la ausencia de convocatoria a la discusión sobre el alcance de la medida, tanto sobre el puesto de trabajo como en las definiciones pedagógicas. “Todo eso nos preocupa mucho porque se avanza en definiciones unilaterales sin la consulta a los trabajadores y las trabajadoras”, dijo Alonso y agregó que la provincia continúa adelante “sin debatir las condiciones de trabajo, los horarios, la remuneración, y sin discutir también lo pedagógico: el porqué se va a hacer eso, dónde estará puesta la mirada pedagógica en ese tiempo que se incorpora”.

El secretario general del Sadop Rosario, Martín Lucero, recordó a este medio que desde que se anunció la medida se mostraron a favor de la idea pedagógica, no así cómo se la quiere poner en marcha. “Siempre dijimos que no nos parece mal como herramienta pedagógica, pero es totalmente carente de planificación”, alertó el dirigente.

Puso como ejemplo la reunión realizada por el Ministerio de Educación con el personal directivo, muy poco tiempo antes a la ejecución de la extensión horaria en las escuelas rurales. “Parece una burla”, expresó.

Para Lucero, “el Ministerio de Educación de Santa Fe hace política educativa a los volantazos, con los diarios; todo lo que hace es viejo, antiguo, se caracteriza por no planificar y tener conceptos pedagógicos y didácticos del siglo pasado”. Insistió en que “la política educativa de extender el horario escolar es buena, pero como la quiere ejecutar el Ministerio no va a servir para nada. La extensión por la extensión misma no sirve”.

El reclamo por la implementación de la extensión horaria, sin debatir con la docencia organizada, también lo hizo público la Ctera. A través de un comunicado -difundido el 7 de julio pasado- manifestó que la decisión de incrementar el horario de la jornada escolar mientras transcurre el ciclo lectivo, “no hace más que incrementar las dificultades ya existentes en los distintos niveles y modalidades del sistema educativo, como producto de la pandemia y por el desfinanciamiento educativo llevado a cabo durante el macrismo”.

Advierten que “el simple hecho de sumar una o media hora más para el dictado de clases frente a las y los alumnos no resuelve ninguno de los problemas fundamentales de aprendizaje que hoy se ponen en evidencia”. Aseguran que, contrariamente a lo esperado, “la medida podría agudizar las situaciones de desigualdad en las que ya se encuentran los diversos sectores de la ciudadanía en nuestro país”; además de significar “la vulneración de los derechos laborales”.

Piden por “una planificación adecuada que considere, al mismo tiempo, las condiciones de los puestos de trabajo docente, la organización escolar y las definiciones curriculares”.

Lineamientos federales

educación
El Consejo Federal de Educación reunido en Rosario en junio pasado. Foto: Ministerio de Educación de Santa Fe.

A principios de abril de este año, el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, lanzó públicamente la decisión del gobierno nacional de sumar una hora más de clase, por día, en las escuelas primarias de todo el país. La novedad la presentó a las ministras y los ministros de Educación de las diferentes provincias, a los pocos días (el 8 de abril) en la reunión del Consejo Federal, realizada en Ushuaia. En ese encuentro se aprobó el documento (resolución 423/22) con los Lineamientos estratégicos para la República Argentina 2022-2027 por una educación justa, democrática y de calidad.

En el marco de aquel acuerdo, el 22 de junio pasado y en otra reunión del Consejo Federal de Educación realizado esta vez en Rosario, se resolvió sobre puntos clave para implementar la extensión horaria (resolución 426/22). Según se lee en ese documento, “la Nación, las Provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se comprometen a implementar todas las acciones necesarias para avanzar hacia la universalización de la jornada completa o extendida en las escuelas primarias, o bien a adoptar la modalidad de extensión horaria que las lleve a un mínimo de veinticinco (25) horas semanales como estrategia escalonada hacia dicha universalización”.

La ampliación horaria estará “destinada al fortalecimiento de la producción escrita, la comprensión lectora y la alfabetización matemática y científica”.

También se establece que “el Ministerio de Educación de la Nación contribuirá con, al menos, el ochenta por ciento (80%) del financiamiento en la diferencia de los salarios brutos de docentes y equipos directivos que demande la implementación de la extensión horaria en las escuelas primarias de gestión estatal que amplíen su jornada a partir de la presente medida durante cinco (5) años”.

El último de los artículos de esta resolución señala que “las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires suscribirán convenios con el Ministerio de Educación de la Nación” para garantizar la ejecución de la ampliación del tiempo escolar.

Hasta la fecha han firmado ese convenio con la Nación, las provincias de Tucumán, Santa Cruz, Catamarca, Chaco,  Entre Ríos,Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

Notas relacionadas:

Santa Fe arranca con la extensión horaria escolar después de julio

“Más horas de clases sin un plan es para que se haga cualquier cosa”

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 500 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por correo electrónico, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Para suscribirte, contactanos por Whatsapp.

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Educación

Dejá un comentario

Sugerencia

Cuando pase el temblor

Yo no sé, no. Una mañana de un sábado de agosto íbamos seis en un bondi rumbo al Saladillo