Una nueva convocatoria invita a sumarse al Programa de alfabetización “Yo, sí puedo”. Esta vez para enseñar a leer y a escribir en el barrio Las Delicias, de la zona sur de la ciudad, y en las Unidades Penitenciarias N° 6 de Rosario y N° 16 de Pérez. La iniciativa es organizada por la Secretaría de Integración y Desarrollo Sociocomunitario de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), el Centro Cultural Las Delicias, el Centro Cultural QTP y la Multisectorial de Solidaridad con Cuba y la Patria Grande. Este miércoles, a las 19, hay una reunión informativa en la sede del QTP, de Riccheri 340.

El llamado busca reunir voluntarias y voluntarios que estén dispuestos a ofrecer dos horas a la semana para enseñar a leer y a escribir a jóvenes y adultos, durante cuatro meses (el tiempo que dura el proceso alfabetizador). “Sólo hay que saber leer y escribir y tener ganas de ayudar a otros”, precisa Guillermo Cabruja coordinador de la Multisectorial, y un referente del “Yo, sí puedo” en Rosario. Quienes se suman participan de dos instancias previas de capacitación, una informativa sobre todo el proceso de trabajo y otra más específica sobre el plan alfabetizador.

La intención del programa – destaca Cabruja – es dar el puntapié inicial de enseñar las primeras lecturas y escrituras para que luego la persona alfabetizada ingrese al sistema educativo y complete la escolaridad obligatoria. “No saber leer y escribir es una injusticia, si enseñamos a leer y a escribir es un acto de justicia el que estamos haciendo, supera a la solidaridad porque reconoce un derecho humano negado a otro”, aprecia Cabruja. También destaca que la acción es absolutamente voluntaria, porque no hay sostén económico de ninguna organización.

Replicar la experiencia

Desde 2013, la experiencia de alfabetizar en la cárcel se realiza en Rosario, en particular en la Unidad Penitenciaria N° 6 de Francia al 4800. En estos seis años 173 jóvenes y adultos se alfabetizaron gracias a este plan de origen cubano. El año pasado la Multisectorial junto a otras organizaciones extendieron la iniciativa por el barrio Santa Lucía, donde 15 personas lograron aprender las primeras letras y varias de ellas continuar estudiando en el Centro de Alfabetización y Educación Básica de Adultos (Caeba) de la zona.

Ahora buscan replicar la buena idea en las Unidades Penitenciarias N°6 de Rosario y en la N°16 de Pérez. También en el barrio Las Delicias de la zona sur de la ciudad, donde previamente se hará un relevamiento. El plan es ir casa por casa, para identificar a quienes no saben leer y escribir. Luego coordinar los horarios con los voluntarios, para aplicar el programa en los propios hogares del barrio. También habrá horarios disponibles en el Centro Cultural de Las Delicias, de España y Avenida del Rosario, para esta tarea.

El Programa “Yo, sí puedo” es un método diseñado por la educadora cubana Leonela Relys Díaz (Instituto Central de Ciencias Pedagógicas de Cuba), que se apoya para su aplicación en videoclases, un manual facilitador y una cartilla de trabajo. Los materiales de trabajo se han traducido al inglés, al francés y al portugués; en tanto que el programa recibió reconocimiento de la Unesco. Se aplica desde 2003, y desde entonces ha logrado a alfabetizar a más de 10 millones de personas en todo el mundo.

Para más informes, quienes estén interesados en sumarse a este voluntariado en Rosario pueden contactarse con Guillermo Cabruja, a través de su cuenta de Facebook.

 

 

  • Jaqueamos la inteligencia

    En el Centro Cultural QTP, un grupo de profes les enseña a chicos y no tan chicos a jugar
  • Peroncho Vuelve

    El domingo 10 de marzo a las 21 en el centro cultural Qué te pasa, el espacio situado en R
  • “Volver a los viejos debates, cara a cara”

    El referente militante Joel Natali, propone un espacio artístico y lúdico, donde circule l
Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Ciudad

Dejá un comentario

Sugerencia

Jaqueamos la inteligencia

En el Centro Cultural QTP, un grupo de profes les enseña a chicos y no tan chicos a jugar