“No quiero entrar en detalles mayores, simplemente, agradecer la voluntad que tuvo el Partido Justicialista en acompañar este presupuesto, la voluntad manifiesta para colaborar con el nuevo Gobierno en este momento que, como toda etapa inicial, es muy difícil”. Las palabras pertenecen a Carlos Fascendini, actual vice de Miguel Lifschitz, y fueron expresadas –según el Diario de Sesiones de la Cámara de Diputados de Santa Fe– el 27 de diciembre de 2007, minutos antes de la aprobación del Presupuesto 2008, el primero del recién asumido gobernador Hermes Binner. Si bien la Constitución provincial obliga a enviar el proyecto de Ley de Leyes en septiembre, el mandatario saliente Jorge Obeid había retrasado su presentación para permitir que las autoridades entrantes pudieran terminar de configurarlo de acuerdo a sus necesidades. Era el inicio de una nueva gestión y de un cambio de signo político. Como ocurre por estas horas, con las mismas fuerzas como protagonistas, pero con los roles invertidos.

La historia de cómo se aprobó el Presupuesto 2008 de Santa Fe echa luz sobre la polémica desatada en el marco de la transición política que atraviesa la provincia.

La semana pasada, el gobernador saliente Miguel Lifschitz envió su propuesta de Ley de Leyes para el año próximo al Senado, a pesar del pedido de Omar Perotti –quien asumirá la conducción de la Casa Gris el 10 de diciembre– de que el proyecto contemple las necesidades que plantea la gestión entrante.

La iniciativa enviada por el Frente Progresista recibió la media sanción de la Cámara Alta provincial gracias al voto de seis legisladores justicialistas, quienes desoyeron la solicitud de su propio partido. Ahora espera ser tratada en Diputados.

Las horas y los días siguientes se disparó un debate sobre la actitud de Lifschitz y su grupo de senadores del Partido Justicialistas aliados, encabezado por el sanlorencino Armando Traferri.

Desde el peronismo, presidentes comunales, intendentes, diputados y senadores leales a Perotti –cinco se opusieron a la aprobación del proyecto de Lifschitz–, e incluso referentes de otras fuerzas, plantearon lo que dicta el sentido común: que el Presupuesto debe ser hecho en base a las propuestas de la gestión que lo va a ejecutar y que fue elegida por el pueblo para gobernar el período que comienza en 2020. Tal cual ocurrió 12 años antes, cuando el actual vicegobernador Fascendini –quien en su calidad de vicegobernador en la actualidad preside la Cámara Alta de Santa Fe– celebró agradeciendo “la voluntad y colaboración del PJ”.

Redacción Rosario publicó este lunes una nota titulada “El Presupuesto 2008 lo hicieron Binner, Sciara y Zabalza”, en la que el periodista Juan Carlos Tizziani –entrevistado en Radio Universidad– hizo memoria sobre las transiciones políticas en Santa Fe desde la recuperación democrática a la actualidad, y destacó que “no hay ningún antecedente” en el que un gobernador saliente le arme el presupuesto al entrante. “La verdad es que nunca sucedió esto, no hay ningún antecedente”, planteó el corresponsal de Rosario12 en la capital provincial.

“El proyecto de presupuesto de 2008 lo hizo Binner. Se sentaron allí los senadores peronistas, que tenían mayoría, hubo muchas reuniones”, recordó Tizziani a la hora de hacer memoria sobre aquella transición. Y añadió: “Estaba el senador electo por Rosario, Juan Carlos Zabalza, que es el mismo jefe de asesores de Lifschitz hoy. El que puede dar fe de esto es el senador (Danilo) Capitani porque en 2007 era senador. También participó el que sería ministro de Economía, Ángel Sciara. El Presupuesto 2008 lo hicieron Binner, Sciara y Zabalza”.

El mismo lunes, el senador justicialista Armando Traferri, en diálogo con Radio LT3, justificó su apoyo al proyecto enviado por Lifschitz, y afirmó  que Jorge Obeid “hizo el presupuesto que después iba a tener que usar Binner en 2008”. Para luego remarcar: “no estamos ante un hecho inédito”.

“De lo que estoy absolutamente seguro es que yo no participé de la elaboración de ningún Presupuesto”, expresó por su parte Juan Carlos Zabalza consultado sobre el tema por el programa Poné la Pava (Radio Rebelde). “Ese Presupuesto fue elaborado por el gobierno de Obeid”, subrayó el actual asesor de Lifschitz. Y amplió: “No fue ese un Presupuesto que se haya aprobado siendo ya gobernador electo Hermes Binner. Al contrario, se había aprobado legislativamente sobre el cierre de la gestión”.

Pero cabe recordar que el Presupuesto 2008 se aprobó el 27 de diciembre de 2007, cuando Binner no sólo era gobernador electo sino que ya había asumido. Obeid había retrasado, a pedido del Frente Progresista, el envío del proyecto de Ley de Leyes, y convocado a sesiones extraordinarias para que pudiera seguir siendo tratado por las autoridades legislativas en base a los requerimiento del flamante Ejecutivo. Y cuando Zabalza ya era senador provincial. 

Las crónicas periodísticas de la época lo ubican Zabalza –y a Sciara y otros colaboradores de Binner–, en reuniones y gestiones, incluso con diputados legisladores de otras fuerzas, cuyo tema excluyente de discusión era precisamente el Presupuesto 2008, que se debatió y modificó en la Cámara Alta provincial –como consta en el Diario de Sesiones–, con su participación activa, hasta fin de año.

“Anteanoche, los senadores del PJ habían recibido a tres emisarios de Binner: su futuro ministro de Economía, Angel Sciara; el diputado y designado ministro de Gobierno, Antonio Bonfatti y el presidente del bloque de senadores del Frente Progresista, Juan Carlos Zabalza”, reseñaba un artículo de Rosario12 del 30 de noviembre de 2007 que llevaba la firma, justo, de Juan Carlos Tizziani.

Los Diarios de Sesiones de las reuniones extraordinarias de la Cámara de Senadores de Santa Fe también documentan lo antes dicho. “Se considera y aprueba sobre tablas el proyecto de comunicación, del señor senador Zabalza, por el que se solicita al P.E. incorpore diversas obras en el Presupuesto 2008 para el departamento  Rosario”, indica en uno de sus pasajes el Diario de Sesiones del 20 de diciembre de 2007.

Pero hay otro documento, citado al inicio de este artículo, que confirma que el rumbo que ha dado el Frente Progresista y sus seis senadores aliados del justicialismo a la transición y al Presupuesto 2020 “es inédito”. Se trata del Diario de Sesiones de la Cámara de Diputados del 27 de diciembre de 2007, cuando se aprobó la Ley de Leyes que regiría el primer año de gestión de Binner.

Antes de su aprobación, una de las voces clave que se escuchó en el recinto fue la del entonces diputado provincial Carlos Fascendini, actual vicegobernador de Lifschitz y presidente del Senado santafesino.

“El proyecto del Presupuesto del año 2008, que hoy está a consideración de la Cámara de Diputados, creo que tiene una gran particularidad, lo decía hoy en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, donde los señores diputados me han honrado con la Presidencia”, arrancaba el legislador radical del Frente Progresista. Y siguió: “Realmente, esta es la primera vez en la historia política, desde 1983 en adelante, que se produce un cambio de signo político en la Provincia de Santa Fe. Evidentemente, el Presupuesto de recursos y gastos de una Provincia o de cualquier Estado, debe reflejar el programa político y el programa que se propone realizar cualquier gobierno”.

Luego Fascendini fue al nudo de uno de los problemas que se plantea por estas horas en la política provincial. “Aquí la particularidad –afirmó– es que, la fecha en que se realizan las elecciones y la fecha de cambio de mando es, justamente, la fecha en la que las obligaciones constitucionales establecen las medidas para que se remitan los proyectos justo en esos términos”.

Por último –como para zanjar la presente polémica sobre cómo se elaboró y sancionó el Presupuesto 2008–, Fascendini argumentó en Diputados: “Ninguno de los que está acá puede entonces ignorar que el gobierno saliente y el gobierno entrante, en la etapa de transición, entre que el gobierno electo no está en funciones, han ido acordando el envío de este proyecto de presupuesto elaborado bajo la administración anterior, bajo su propio proyecto político y bajo una organización ministerial que ya no existe, por la entrada en vigencia de la nueva ley”.

Minutos después, de aquel el 27 de diciembre de 2007, tras la votación, el entonces presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Di Pollina, concluyó: “Queda aprobado el proyecto de ley en general y en particular, recibe sanción definitiva y se comunica al Poder Ejecutivo”.

Colaborá con el sostenimiento de Redacción Rosario y El Eslabón por 300 pesos por mes, y recibí nuestra info destacada todos los días y nuestro semanario todos los sábados en tu casa. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Juane Basso
Más en Política

2 Lectores

  1. Avatar

    Sebas

    28/11/2019 en 7:37

    Juane… No expresa lo contrario la frase «elaborado bajo la administración anterior, bajo su propio proyecto político y bajo una organización ministerial que ya no existe, por la entrada en vigencia de la nueva ley»??? La entiendo cómo lo mismo que está pasando hoy. Tal vez es un problema de redacción o de mi interpretación. Podrías aclarar?

    Responder

  2. Juane Basso

    Juane Basso

    28/11/2019 en 8:55

    La cita es textual. Como es dicha en un marco de oralidad, no tiene tal vez la fluidez de un a frase escrita. Pero creo que se entiende con claridad.
    Es muy parecido a lo que está pasando hoy. La diferencia es que la gestión de Obeid envió un proyecto redactado con su gente, pero se hizo contemplando pedidos surgidos de reuniones y acuerdos con Binner y su equipo. Y además retrasó el envío del proyecto y habilitó al peronismo en ambas cámaras para que se termine de elaborar ahí. Se trabajó en las cámaras sin aprietes de tiempo hasta el 27 de diciembre, cuando finalmente se votó, ya con las nuevas autoridades asumidas…Todo eso explica el agradecimiento de Fascendini.

    Responder

Dejá un comentario

Sugerencia

Hubo paridad en el Viaducto

La Lepra y el Arse repartieron puntos en el Julio H. Grondona, por la fecha 17 de la Super