Institutos artiguistas de Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero y Entre Ríos, reforzaron el histórico proyecto de los Pueblos Libres y la construcción ciudadana como base democrática en el corazón del poder legislativo de la República Oriental del Uruguay.

“El gesto integracionista de santafesinos, cordobeses, santiagueños y entrerrianos, se confundieron en un solo escenario sudamericano, en el corazón del poder legislativo de la República Oriental del Uruguay”, cuenta el profesor José Hugo Goicoechea, tras participar en Montevideo, de la inauguración del Instituto para la Integración Regional Platense y Sudamericana José Artigas.

El encuentro se realizó en el Palacio Legislativo de la capital oriental, el pasado miércoles 1° de noviembre con la presencia de historiadores, educadores y autoridades de provincias litoraleñas argentinas y del Uruguay, entre ellos el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, y el senador y ex presidente José Pepe Mujica.

Desde la integración como un valor fundamental a rescatar del rico legado artiguista, la entidad tiene como objetivos “promover la construcción de ciudadanía en la región platense y sudamericana, con valores democráticos, promover la gobernanza, cohesión social y fortalecer los mecanismos de integración, promover y celebrar acuerdos de cooperación técnica en materia de educación, promover estudios e investigaciones así como generar intercambios culturales en la región”.

Sobre las actividades en conjunto, Alberto Umpiérrez, del Instituto Artiguista Oriental; Sara Liponezky, Julio Rondina, Luis Moyano, presidentes de los institutos artiguistas de Entre Ríos, Santa Fe, y Córdoba, respectivamente, fijaron una agenda común para 2018.

Los representantes de los institutos regionales también abordaron la cuestión educativa, desde los contenidos a proyectos de reforma curricular.

El “nosotros” regional

Según Alberto Umpiérrez, quien desde hace años impulsa el trabajo colectivo y binacional, “lo más destacable del evento fue la emoción profunda de un encuentro de amigos y hermanos, pero no de una hermandad meramente declamada, sino sentida en profundidad”. “Creo que realmente podemos decir que ya estamos generando el «nosotros» colectivo regional platense, que hace unos años planteaba como una intención y un deseo. El 1º de noviembre se sintió el «nosotros», todos lo sentimos y nos conmovió profundamente”, sostuvo.

“La propuesta es tan simple y transparente, que siempre se encuentran amigos dispuestos a sumarse en todas partes. La huella de Artigas siempre estuvo ahí, guardada en algún lugar del corazón de los que vivimos en esta región, y llegó el momento de volver a andar por ese camino que nos estaba esperando”, agregó el historiador, impulsor del Comité Binacional de Intendentes de la Hidrovía del Río Uruguay, y miembro de la Comisión Binacional de Fronteras Argentina Uruguay (Codefro), del Ministerio de Relaciones Exteriores, Uruguay.

En ese marco, los organizadores dijeron que el instituto impulsa “un proyecto por la integración regional, para defender la soberanía como base de la democracia y, a nivel social”. Se trata de concretar aquello que decía Artigas “los más infelices sean los más privilegiados”.

Y enfatizaron que “sentir pertenencia a un espacio geográfico compartido, por la cultura, idioma, ideas e historia común, permite generar una construcción para la paz y el desarrollo; por sobre las fronteras”.

Humildad y compromiso

En tanto, Pablo Villanueva, miembro de la Comisión por la Memoria de Funes, al regresar de Montevideo remarcó que “la humildad inmensa de autoridades al comprometerse a fomentar el ideario artiguista en las provincias del litoral, la necesidad del crecimiento mancomunado de la región, y en especial: hacer hincapié en la educación”.

También destacó “el compromiso del jefe militar del Estado Mayor del Ejército uruguayo al afirmar que se debe poner siempre a las fuerzas armadas al servicio del pueblo”. “Además reafirmó que el verdadero jefe militar sigue siendo Artigas, por eso ninguno puede contrariar los principios libertarios del Protector de los Pueblos Libres”, sentenció.

Villanueva advirtió: “En nuestras escuelas y universidades seguimos corriendo el polvo que tira Buenos Aires para tapar nuestra historia, debemos pensar como agarrar las barajas y dar de nuevo los naipes”.

El Artigas litoraleño

“Fue un acontecimiento histórico, ya que corona un trabajo silencioso de años por sobre las fronteras políticas de los estados nacionales”, sintetizó el profesor Goicoechea, de Villa Constitución.

También resaltó una “paradoja histórica cultural”: el Uruguay, país que lo exalta como héroe de la Independencia, de la Constitución, es también el escenario que no ve al Artigas de los Pueblos Libres, el litoraleño, al sudamericano. “Fuera de los procesos chauvinistas que lo encorsetan como líder de su país, hay un Artigas el «desuruguayisado», si se me permite, porque luchó por causas integracionistas, federales de hecho, populares y democráticas”, recordó el docente, y agregó: “Con la consigna de «si nuestro norte es nuestro sur, Artigas es nuestra brújula», conformaremos un sin número de aportes académicos y pedagógicos en pos de articular experiencias y conformar un banco de datos estrategias y recursos”.

Integrar producciones

En tanto, evaluó que “con este encuentro, los proyectos cobran sentido y vitalidad”. “Las fuerzas armadas uruguayas trabajan desde hace tiempo en la elaboración de relatos sobre Artigas en historietas. Ante la sorpresa de integrarnos con producciones, desde este otro lado de la orilla, nos comprometimos a establecer vínculos académicos y pedagógicos, en torno al uso de la historieta en la enseñanza aprendizaje de la historia regional”, remarcó Goicoechea, director y autor de “El aquí mismo, grageas de historia argentina en historieta”.

En ese sentido, explicó que con “El aquí mismo”, sobre la historieta “El Cimarrón” (de la revista producida por el Ejército Nacional La Fuerza de todos, Uruguay) se “podrán establecer antecedentes importantes a la hora de pensar elaborar un banco de recursos didácticos sobre el artiguismo”.

“Con la metáfora «Las alforjas de Artigas», se posibilita articular materiales, recursos y consignas específicas para el trabajo en el aula o para establecer proyectos de enseñanza de la historia regional a docentes de todos los niveles del sistema educativo, tanto argentino como uruguayo”, subrayó.

Caja de herramientas

Por otra parte, el profesor consignó: “Importa pensar también que pretendemos organizarnos sobre una propuesta pedagógica alternativa por fuera de las estructuras curriculares. La propuesta educativa es más del orden de lo cultural y  muy atravesada de lo artístico, como suponemos representa el perfil artiguista. El del pedagogo conductor conducido”.

Así, defendió que “lo educativo es fundamental, pero rompiendo los esquemas escolarizantes”.

“Pretendemos trabajar sobre nudos problemas, juegos de simulación y mucho tratamiento de documentos históricos. Romper con la visión historicista de la historia y ver al artiguismo en todas sus dimensiones e implicancias políticas, económicas y ecológicas, entre otras”, puntualizó.

También consideró que sería “una propuesta que posibilite pensar el pasado como presente, una herramienta para poder identificar modelos políticos foráneos y los latinoamericanos, una caja de herramientas para entender la realidad”.

Fuente: El Eslabón.

Más notas relacionadas
Más por Alfredo Montenegro
Más en Historia

Dejá un comentario

Sugerencia

Santa Fe, entre Artigas y el centralismo porteño

El historiador Carlos Pistelli repasa la relación de Estanislao López y Santa Fe, ante la