El 11 de abril el pueblo ecuatoriano elige presidente. Andrés Arauz, del correísmo, lidera las encuestas pese a la campaña sucia en su contra. Los poderes fácticos quieren a Guillermo Lasso, que aparece en los Panamá Papers y es asesorado por Durán Barba.

Las encuestadoras Clima Social, Perfiles de Opinión, Eureknow, Ipsos y Omar Maluk informaron que el candidato a la presidencia de Ecuador de Unión por la Esperanza (UNES), el correísta Andrés Arauz, lidera la intención de voto. 

Según informó el portal del canal de noticias venezolano Telesur, Clima Social indicó que Andrés Arauz recibió el apoyo del 34,1 por ciento de los encuestados, frente al 27,1 por ciento del candidato de la alianza CREO, Guillermo Lasso. Al mismo tiempo, Perfiles de Opinión refiere que la intención de voto del candidato correísta es del 37,87 por ciento, recibiendo Lasso el 30,19.

Asimismo, la encuestadora Eureknow anunció que Arauz ganaría los comicios generales con el 48 por ciento del electorado, mientras Lasso obtendría el 41,50 por ciento. 

Sólo la encuestadora Cedatos arrojó la intención de voto a favor del candidato Lasso con 38,2 por ciento frente a un 35,2 del candidato presidencial por UNES.

Estado de excepción y toque de queda

El gobierno de Ecuador decretó el jueves 1° de abril el estado de excepción en ocho de las 24 provincias de ese país por 30 días. La finalidad declarada es controlar el incremento de contagios de la enfermedad Covid-19.

En un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter, el presidente ecuatoriano Lenín Moreno indicó que habrá un toque de queda en las ocho provincias afectadas, desde las 20 a las 5, del 2 al 9 de abril.

En el contexto de las elecciones, y en medio de una campaña sucia, muy sucia, de noticias falsas contra Arauz, el pueblo ecuatoriano no niega la gravedad de la pandemia pero a la vez sospecha que estas medidas restrictivas, tardías y poco efectivas en uno de los países que peor gestionó la pandemia, sea un engaño más del presidente Lenin Moreno para militarizar todavía más el país y frenar las crecientes protestas.

Entrevistado por Página 12, Arauz ofreció los argumentos en los que se basa el temor al fraude. “La democracia de Ecuador está nuevamente en peligro”, afirmó en la nota titulada “Andrés Arauz: «Intentan poner en riesgo el proceso electoral»”, publicada el 3 de abril y firmada por Marco Teruggi.

“La medida le da facultades excepcionales a Moreno, lo cual se cruza con la fecha de la elección y evidentemente genera un conflicto de competencias en lo que será el proceso electoral”, explicó Arauz. 

El estado de excepción prohíbe “la realización de todos los eventos de afluencia y congregación masiva”, y dispone el despliegue de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas “en el restablecimiento del orden público”.

Según Arauz, con esta medida “el presidente de la República podría modificar los protocolos del proceso electoral cuando la función electoral es una función independiente, y nos genera motivos de preocupación que pudiera manipularse el proceso y el resultado, más aún si es que el proceso es manipulado y requiere movilización ciudadana el mismo 11 o los días subsecuentes, el estado de excepción imposibilitaría en teoría la posibilidad de que los ciudadanos se movilicen en defensa de sus derechos democráticos”.

“Existen ya rumores de que hay intenciones de manipular las elecciones, está en riesgo el proceso electoral”, afirmó Arauz, al tiempo que denunció “un proceso electoral lleno de amenazas, de lawfare en contra de nuestra participación, desde el momento mismo de la inscripción, cuando decretaron la inexistencia de nuestro partido, tuvimos que aliarnos con otro partido”.

“Espero que las autoridades electorales actúen con racionalidad y pleno respeto a la democracia, el pueblo ecuatoriano no está en condiciones de aguantar una prolongación del período presidencial de Lenin Moreno”, señaló Arauz, que el 7 de febrero ganó la primera vuelta electoral con el 32,72 por ciento frente al 19,71 del banquero Lasso.

Entre otras muchas cosas, se acusó a Arauz de que su campaña fue financiada por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia, que viene actuando hace años como base militar de EEUU y centro de operaciones contra todos los gobiernos populares de la región. 

Además, el diario argentino Clarín acusó al candidato correísta de vacunarse con la Sputnik V durante su visita a la Argentina. Un hecho imposible, ya que el candidato estuvo en Buenos Aires hasta el 5 de diciembre de 2020 y las vacunas rusas llegaron al país el 24 de diciembre. 

Ecuador, con 17 millones de habitantes, acumula 350 mil contagiados desde el inicio de la pandemia. Asimismo, contabiliza más de 16 mil fallecidos, de acuerdo con estadísticas oficiales.

A privatizar como pidió el FMI

El gobierno de Lenin Moreno significó la pérdida de derechos, el hambre y el desamparado y la represión para millones de ecuatorianas y ecuatorianos. Previo acuerdo con el FMI, aplicó las recetas más ortodoxas de esta entidad: ajustes en áreas clave con Salud y Educación y despidos de empleados públicos. Pero en los últimos días de su mandato, que finaliza el 24 de mayo, está apretando el acelerador, tal como le exige el FMI.

La joya más preciada es el Banco Central de Ecuador, que el gobierno de Moreno quiere poner en manos privadas, al igual que las reservas y la regulación de las tasas de interés.

Lo que se define en Ecuador es un claro, y las opciones son muy nítidas en sus diferencias. Por un lado, un proceso que, continuando la obra de Rafael Correa, busca atenuar las injusticias sociales y colocar al Estado por encima del mercado. Por el otro lado, un arquetípico millonario, banquero neoliberal con cuentas off shore y denuncias por evasión impositiva.

Sumate y ampliá el arco informativo. Por 300 pesos por mes recibí info destacada de Redacción Rosario todos los días por mail en tus dispositivos y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite escribiendo al WhatsApp +54 9 341 6407379.

Más notas relacionadas
Más por Pablo Bilsky
  • Hacia el otro lado

    El museo Castagnino inauguró “Trance y otras pinturas”, un recorrido por las obras recient
  • Que no falten la palabra y la ternura

    La Biblioteca Popular Cachilo convoca a una jornada solidaria para reconstruir una escultu
  • Ser o no ser República

    En su libro ¡Qué cosa la cosa pública!, Eduardo Rinesi esquiva los cánones académicos y ci
Más en El Eslabón

Dejá un comentario

Sugerencia

Hablando de humo

El ex presidente improvisó un discurso en la Fundación Libertad. También, visitó el elitis