Boleto rural

Mantené los 2 metros de distanciamiento - Provincia de Santa Fe

 

El beneficio del Boleto Educativo Gratuito todavía no llegó todas las escuelas rurales santafesinas. Hay dificultades en la concreción de la firma de los convenios entre los gobiernos locales y el de la provincia, necesarios para llevarlo a la práctica. También en el cumplimiento de los pagos prometidos a quienes ya acordaron. Los más afectados son los núcleos rurales del nivel secundario, que hasta llevan un año sin clases presenciales. Las consecuencias: jóvenes que se van al campo a trabajar y luego es difícil hacer que vuelvan al sistema educativo, docentes que siguen haciendo dedo en la ruta para llegar a sus escuelas, además de malabares para garantizar la enseñanza a la distancia.

Cuando se presentó el Boleto Educativo Rural lo festejamos, porque era la primera vez que iba llegar un beneficio para los otros niveles. Antes era solo para los núcleos rurales. Habia una falta de igualdad para los otros niveles. Pero hasta la fecha no hemos logrado que esté vigente en el departamento San Cristóbal”, dice la delegada de la seccional San Cristóbal de Amsafé, Mari Ramos. Y agrega que el mayor problema está en “la falta de firma de convenios” entre comunas o municipios y la provincia.

El Boleto Educativo Rural requiere de la firma de convenios previos entre la provincia y los gobiernos locales para llevarlo a la práctica. Los Estados locales consiguen el transporte (remises, trafics, otorgan vales a quienes usan autos propios, entre otras modalidades de traslado), contratan o pagan el combustible, y la provincia reintegra. El beneficio corre para todos los niveles del sistema educativo, y tanto para docentes, estudiantes y asistentes escolares.

La dirigenta de Amsafé San Cristóbal explica que en este tiempo se dieron dificultades en los plazos de pago, en los montos, en los borradores de los convenios que se iban a firmar. Luego, demora en revisarlos y responder. “Mientras tanto estamos sin el beneficio”, subraya. Y si bien aclara que no maneja un dato oficial, estima que el 10 % de los gobiernos locales estarían firmando un acuerdo en estos días.

Los más perjudicados en este momento siguen siendo los núcleos rurales del nivel secundario. Un nivel que hasta la llegada del Boleto Educativo Rural se sostenía también con un sistema de remises o trafics para los traslados. Algunas comunas han firmado los acuerdos para poder sostener este servicio, pero también ya han avisado que no saben si podrán continuar haciéndolo ante la falta de pago a tiempo de la provincia.

Pero no es todo. También asoma en la dificultad para acordar los convenios y poner en marcha el Boleto Educativo Rural la mirada sectorial de comunas y municipios que responden a un partido político diferente al de la provincia. “No lo quisiéramos afirmar a eso, porque no debe ser así, ni con este gobierno ni con el que venga, ni con el que se fue. No debería ser así, que los beneficios y derechos lleguen según el signo político. Pero tampoco podemos negar una realidad”, alerta Mari Ramos. “Cuando se gana, se gestiona y se gobierna dando respuesta al ciudadano. Esa es nuestra posición; acá debe llegar el beneficio”, resalta sobre la necesidad de que prevalezca el interés colectivo.

Hay escuelas urbanas, las llamamos así a las que están sobre la ruta, a las que para llegar las compañeras recorren hasta una distancia de más de 100 kilómetros (otros cien para volver). No pueden subirse a los colectivos por el costo del pasaje, por lo que a las 5 de la mañana están haciendo dedo en la ruta. Por eso estamos pidiendo que se cumpla el acta paritaria donde el gobierno se comprometió a sacar el tope de 60 km para acceder a los dos boletos gratuitos por mes. Ese tope aún no se sacó”, describe la dirigenta de Amsafé sobre la dificultad que atañe al Boleto Educativo Gratuito.

Y con el Boleto Rural -continúa-, sin convenios con el gobierno provincial no hay convenios con remises, y no hay presencialidad para los jóvenes de los núcleos rurales de nivel secundario”.

Boleto rural
Ante la falta del Boleto Rural, las docentes se trasladan a dedo a las escuelas. FOTO: Amsafé San Cristóbal

A este panorama se suma la falta de conectividad en la ruralidad. “No está garantizada y es una dificultad que los profesores después afrontan con el formato papel, pero no es lo mismo. Nosotros queremos la presencialidad segura y garantizada con el transporte”, expresa Ramos.

Desde la Seccional San Cristóbal han encarado todo tipo de reclamos, tanto ante la Regional IX de Educación, la ministra de Educación Adriana Cantero y la secretaria de Gestión Territorial Educativa, Rosario Cristiani.”Siempre nos han atendido, escuchado el reclamo, saben de la realidad, pero acá estamos esperando ansiosos una resolución”, dice Ramos. Y agrega que lo más urgente es poder “garantizar la presencialidad al nivel secundario de la ruralidad, porque el joven que no va a la escuela se va a trabajar al campo y después es difícil que vuelva al sistema educativo”.

Toda esta semana seguirán realizando acciones departamentales para hacer visible el reclamo. El viernes habrá una clase abierta frente a la Regional de Educación. “Esperamos que se garantice este derecho”, manifiesta la delegada de Amsafé San Cristóbal.

Un año sin clases presenciales

El problema se repite en el Departamento 9 de Julio, del norte provincial. Por ejemplo, en los núcleos rurales que dependen de la Escuela Secundaria N° 349 de Logroño, que son los núcleos ubicados en Esteban Rams y Montefiore, que desde que fueron creados como tales “la provincia se comprometió a asegurar el transporte del cuerpo docente desde la escuela sede”.

“Así fue hasta que en 2019 se comenzaron a realizar convenios con las comunas para que estas dispongan el transporte para docentes y estudiantes. En el caso de Montefiore, la comuna se encargó con un transporte propio. En el caso de Esteban Rams, se contrató una trafic privada porque la comuna no contaba con las habilitaciones necesarias para estos viajes. Pero dicho contrato no se renovó y, desde principios de 2020, estamos sin viajar. Es decir, desde antes de la pandemia y el anuncio del Boleto Educativo, el Núcleo de Esteban Rams no cuenta con transporte para sus docentes y estudiantes rurales”, precisó una profesora del norte santafesino en diálogo con Redacción Rosario.

También describe que en la actualidad, en el departamento 9 de Julio, son muy pocas las escuelas que cuentan con la efectiva implementación del Boleto Educativo Gratuito y del Rural. En el caso de las escuelas primarias y secundarias, las y los docentes se trasladan organizándose en vehículos propios, ya que cuentan con una mínima frecuecia con los colectivos interurbanos. Tampoco aquí están percibiendo los vales estipulados por el gobierno, para garantizar el Boleto Rural.

Boleto Rural
El reclamo por el Boleto Gratuito es un derecho pendiente en la ruralidad. FOTO: Amsafé San Cristóbal.


“El núcleo de Montefiore está cumpliendo con la presencialidad porque la comuna está afrontando esos viajes. Pero en el caso de Esteban Rams no: tanto docentes como estudiantes estamos en medio de versiones encontradas sobre la firma de los convenios entre el gobierno provincial y las comunas”, señaló la profesora. Y remarcó que lo real y concreto es que “hasta ahora las y los estudiantes del Núcleo Rural Nº2.349 están con clases a distancia”.

El otro costado alarmente de la situación educativa en esta parte de la provincia es que también les resulta difícil sostener la continuidad educativa. “Muchos estudiantes -apunta la educadora- están trabajando en campos cercanos para poder hacer frente a la complejidad de sus situaciones familiares. Además, hay escasa conectividad por la señal en el pueblo y por falta de dispositivos propios de las y los estudiantes, en algunos casos. O sea que la presencialidad de la escuela se hace indispensable”.

Un derecho pendiente

A principios de marzo pasado, la secretaria de Gestión Territorial Educativa, Rosario Cristiani, compartía con Redacción Rosario cómo se implementaría el Boleto Educativo Gratuito en la ruralidad, financiado por la provincia de Santa Fe.

En ese momento aseguró que se trabajaba para llegar a tiempo al 15 de marzo, la fecha establecida para el inicio de las clases en Santa Fe y que eso implicaba las primeras firmas de los convenios con municipios y comunas para asegurar el Boleto Educativo Rural (componente del Boleto Educativo Gratuito). Además de señalar que el impacto de este beneficio en la ruralidad es muy grande si se considera que, de los 4.500 establecimientos educativos santafesinos, 1.203 pertenecen a la ruralidad, es decir prácticamente la tercera parte.

Entre otros datos de la importancia que tiene la implementación plena de este beneficio es que los datos reunidos por el Ministerio de Educación señalan que la falta de transporte es una de las principales razones por las que las chicas y los chicos terminan siendo excluídos por el sistema educativo. Y los más afectados son quienes transitan el secundario.

El Boleto Educativo Gratuito se anunció el 18 de febrero pasado por el gobierno provincial. La iniciativa “tiene por objetivo asegurar la asistencia de estudiantes, docentes y asistentes escolares a todos los establecimientos educativos de la provincia, eliminando así una potencial barrera de acceso a la educación”. Para esta meta el Estado provincial, se anunció también en esa oportunidad, invertirá 4.500 millones de pesos por año, “y con potencialidad de alcanzar a 500 mil beneficiarios”.

¡Sumate y ampliá el arco informativo! Por 300 pesos por mes recibí todos los días info destacada de Redacción Rosario por mail, y los sábados, en tu casa, el semanario El Eslabón. Suscribite en este enlace: Redacción Rosario + El Eslabón o contactanos por WhatsApp.

Más notas relacionadas
Más por Marcela Isaías
Más en Educación

Dejá un comentario

Sugerencia

Newell’s, al borde de la eliminación en la Sudamericana

El rojinegro necesitará un milagro para seguir con vida en la Copa Sudamericana, luego de